Paseos por Bilbao, por muchos Bilbaos

Bilbao son muchos Bilbaos. Hay un Bilbao medieval, un Bilbao ilustrado y dieciochesco, un Bilbao moderno y contemporáneo. Está además el Bilbao financiero y el Bilbao popular. El Bilbao artístico y el Bilbao lúdico y otros muchos Bilbaos. Para descubrirlos hay que hacerlo poco a poco y a pie. A un ritmo tranquilo y sosegado, apreciando los detalles que dan la mejor dimensión del conjunto.

El Casco Viejo de Bilbao

Este itinerario nos adentra en los orígenes de la Villa de Bilbao y en el comienzo de la ciudad comercial, convertido hoy en uno de los centros comerciales abiertos más importantes de Europa.

Nuestro punto de partida será el Paseo del Arenal donde encontraremos la Iglesia de San Nicolás, patrón de los navegantes, obra de Ignacio Ibero que data de 1756 y su inauguración dio origen a la Semana Grande Bilbaína. Continuaremos hacia la Plaza Nueva, lugar de encuentro de bilbaínos y bilbaínas para tomar unos pintxos acompañados por unos txikitos.

Por la calle Libertad llegaremos a la Plaza de Unamuno, donde tendremos varias opciones para continuar: subir los 213 escalones de las Calzadas de Mallona para llegar hasta la Basílica de Begoña, conocida popularmente como la “Amatxu” o continuar por la calle de la Cruz hasta el Museo Vasco donde podemos conocer un poco más nuestras tradiciones, historia y costumbres. Junto a este museo, veremos la Iglesia de los Santos Juanes, que una vez dentro nos sorprenderá con su altar dedicado al Sagrado Corazón, único en el mundo.

A escasos cincuenta metros encontraremos la antigua puerta a la Villa de Bilbao o Portal de Zamudio para adentrarnos por la primera de las 7 calles, la calle Somera, hasta llegar a la Iglesia de San Antón, lugar donde Don Diego López de Haro leyó la carta fundacional de la Villa de Bilbao el 15 de junio de 1300. Junto a ella encontraremos el mercado cubierto más grande de Europa, el mercado de la Ribera. Continuamos el recorrido por la calle Carnicería Vieja hasta la catedral de Santiago, que es la iglesia más antigua de la Villa y que fue construida en un principio como iglesia parroquial (S.XIV). Por uno de los cantones, llegaremos al Palacio John o Edificio de la Bolsa, único punto del Casco Viejo desde donde se ve la Basílica de Begoña. Por la calle del Perro, llegamos a la Calle Bidebarrieta, donde destaca la Biblioteca Municipal, antigua sede de la Sociedad el Sitio.

Para terminar nuestro recorrido, destacaremos el Teatro Arriaga, teatro principal de la Villa y uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad y la Estación de Santander (Concordia)  con una preciosa fachada de 1902.

El ensanche de Bilbao

Comenzaremos en la Plaza de España o Plaza Circular, donde encontramos la estatua del fundador de la Villa y la estación de Abando, punto de llegada y partida de muchos visitantes. En este punto comienza la Gran Vía Don Diego López de Haro, arteria principal de la ciudad y eje de la City bilbaína. A escasos metros de la Plaza dejaremos la Gran Vía por unos instantes para introducirnos por la Calle Berástegui para ver una de la las plazas más bellas de la Ciudad, los Jardines de Albia, cuyas palmeras protegen una hermosa estatua del escritor Antonio Trueba, obra de Mariano Benlliure y que junto a la Iglesia de San Vicente Mártir (S. XVI), conforman uno de los lugares más agradables de la ciudad. De nuevo en la Gran Vía, junto a grandes sedes bancarias encontramos edificios de gran belleza como el de la Diputación Foral de Vizcaya, obra de Luis Aladrén.

Continuamos hasta la Plaza Moyúa, donde encontramos algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad: el Palacio Chavarri, con la peculiaridad de que todas sus ventanas y balcones son diferentes; el Hotel Carlton, que fue la sede del Gobierno Vasco durante la Guerra Civil Española; las llamativas entradas al metro, denominados “Fosteritos” como reconocimiento a su diseñador Sir Norman Foster.

En una de las calles que atraviesan esta plaza (Al. Recalde) podemos ver uno de los pocos ejemplos del estilo modernista, la Casa Montero obra de Luis Aladrén. De vuelta a la Gran Vía, podemos tomar dos direcciones, una que nos llevará hasta el Sagrado Corazón, (estatua situada a cincuenta metros de altura) que delimita el final de la Gran vía. Hasta allí podremos ir viendo, entre otros el Edificio Sota al tiempo que podemos contemplar los escaparates de las tiendas que los mejores diseñadores internacionales poseen en la capital vizcaína.

Si decidimos continuar por la calle peatonal Ercilla nos adentraremos en una de las zonas más comerciales de Bilbao y al mismo tiempo veremos edificios tan clásicos como la Casa de los Aldeanos o la Casa de Luis Allende situados en la Plaza de Indautxu.

Abando

Partiremos del Paseo del Arenal bordeando la Ría en dirección al Ayuntamiento (3ª sede de esta institución edificada sobre un convento de los Agustinos en 1892). Frente a este edificio encontraremos la escultura de Jorge Oteiza “Variante ovoide de desocupación de la esfera” (2002). Continuando por el Campo Volantín, seguiremos hasta el Puente Zubizuri, obra de Santiago Calatrava. Desde aquí tenemos la opción de subir al Monte Artxanda en el funicular para disfrutar de la mejor vista panorámica de Bilbao, de su aeropuerto internacional (La Paloma) y de la desembocadura de la Ría.

Cruzamos la pasarela y continuamos por la margen izquierda tomando el Paseo de Uribitarte donde nos encontramos con el nuevo y ecológico Tranvía y con el famoso Museo Guggenheim Bilbao, inaugurado en 1997, símbolo del renacimiento de esta ciudad, obra del arquitecto canadiense Frank O. Gehry. Dos grandes esculturas destacan en su entorno: “Mamá” araña realizada por la escultora Louise Borgoise y “Puppy”, hermoso perro floral de 12 metros de altura, obra de Jeff Koons. Paso a paso hemos llegado a Abandoibarra, área emblemática de la regeneración urbanística de Bilbao. Una nueva pasarela conecta esta zona con la prestigiosa Universidad de Deusto. Continuaremos nuestro paseo hasta el Museo de Bellas Artes, (tercera pinacoteca más importante de España, con una impresionante colección permanente y unas excepcionales exposiciones temporales).

Por el Parque de Doña Casilda Iturrizar, llegaremos al Palacio de Congresos y de la Música, obra de los arquitectos Dolores Palacios y Federico Soriano. Junto a él se encuentran el Museo Marítimo, situado bajo el Puente Euskalduna, y los Jardines y la Casa de la Misericordia, edificio de Antonio Goicoechea.

Cómo llegar
En coche
Unida directamente con Burgos por la A-68 (hora y media) y a Valladolid (dos horas y media) por la Autovía de Castilla, de allí a Madrid (unas cuatro horas) por la Autovía del Norte. Por la Autovía del Cantábrico está conectada con Santander (sobre una hora).

En avión
El Aeropuerto Internacional de Bilbao, situado en Loiu a diez kilómetros de la capital, es considerado cabecera del Norte de la península y está servido “on line” por 13 Compañías Aéreas Europeas. Esto permite acceder facilmente desde Bilbao a las principales ciudades del continente en un promedio de 1 a 3 horas, así como conectar con el resto de los aeropuertos continentales y transcontinentales.

En tren
Bilbao cuenta con tres estaciones de tren gestionadas por RENFE, FEVE y EUSKO TREN.

En barco
Bilbao está unida con el puerto británico de Portsmouth por una línea marítima que recorre el ferry “Pride of Bilbao” dos veces por semana.

Dónde alojarse
Barceló Hotel Avenida
Avenida Zumalacarregui, 40.
Teléfono: +34 94 412 43 00

NH Villa de Bilbao (HR)
Gran Vía López de Haro d. Diego, 87
Teléfono: +34 94 441 60 00

Dónde comer
Ibaigane (Gran Casino Bilbao)
Calle Olabarria Jose, 2.
Teléfono: +34 94 424 00 07

Más información
Oficina de Información Turística – BIT (Central)
Calle Rodríguez Arias, 3. 48008 Bilbao
Teléfono: 94.479.57.60
E-mail: bit@ayto.bilbao.net
Horario: • De Lunes a Viernes: de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:30 h.

Nuestro agradecimiento al Excmo. Ayuntamiento de Bilbao