Bonn, la ciudad de Beethoven

Bonn es conocida por ser una alegre ciudad universitaria así como una metrópoli cultural con exposiciones y conciertos de primera calidad, cuna de avances tecnológicos y como sede de varias organizaciones de las Naciones Unidas. Destino preferido de los sibaritas en verano son las bodegas a orillas del Rin con vista a la cadena montañosa “Siebengebirge”, donde crece la uva Riesling. César Gómez Escolar. Gulliveria.

Como hemos dicho, la gran atracción de Bonn es la casa de Beethoven, con la colección de obras sobre el compositor más grande del mundo. Tampoco debemos olvidar los impresionantes edificios del casco antiguo, el Antiguo Ayuntamiento en la Plaza del Mercado de estilo rococó, la estatua de bronce de Beethoven en la plaza de la Catedral, y la hermosa Catedral Románica. Culminando en la suntuosidad principesca al sur de la ciudad: el palacio Poppelsdorf.

La casa natal del gran compositor se encuentra en el corazón de la ciudad y es un lugar de peregrinación para melómanos de todo el mundo. Es la única vivienda que se conserva de la familia Beethoven en Bonn. Las 150 piezas de exposición originales reflejan su vida y sus obras, entre ellas su famoso retrato y su último piano de cola.

El Antiguo Ayuntamiento barroco domina la Plaza del Mercado. La escalinata con enrejado dorado fue en reiteradas ocasiones escenario de acontecimientos históricos y es hoy escenario para el programa cultural al aire libre “verano de Bonn”.

En Bonn también la central de correos tiene un edificio histórico. Delante de la edificación barroca, Ludwig van Beethoven tiene un monumento de bronce. La Catedral de Bonn se eleva hacia el cielo, fue terminada cuando se sentaron las bases de la Catedral de Colonia en el año 1248.

El constructor barroco Balthasar Neumann concluyó el espléndido complejo del Palacio Poppelsdorf, que rodea con sus cuatros alas un patio de arcadas – un escenario adecuado para los veraniegos “conciertos del palacio Poppelsdorf”. En 1818 el palacio y parque fueron transferidos a la universidad de Bonn, en la que se encuentran el Museo Mineralógico y el jardín botánico.

Bonn es rico en museos. Como muestra la calle de los museos cerca del barrio Federal con los dos grandes museos, sala de arte federal y el Museo de Arte de Bonn. Sobresalientes son el Museo Alemán y la Casa de la Historia. Exposiciones permanentes ofrecen una interesante mirada en la historia urbana de Bonn. El Museo de Ciencias Naturales “Alexander König” muestra la exposición permanente “Nuestro Planeta Azul”. La ciudad de Bonn dedica un museo propio al artista Max Ernst. La variedad de ofertas culturales en Bonn abarca desde artes menores hasta obras artísticas muy desarrolladas, desde la “casa del Jerbo” hasta la ópera. Excepcionales lugares de actuaciones como la Plaza del Museo y el palacio Poppeldorf así como el amplio paisaje de museos completan la oferta.

El parque de atracciones Rheinaue en el corazón geográfico de Bonn, fascina con una red de caminos de 45 kilómetros de largo, un jardín japonés y un viñedo. El jardín botánico posee once invernaderos con los nenúfares más grandes del mundo. El paseo renano de Bonn, formado por 29 kilómetros de largo en ambas orillas, es el paseo más largo a orillas del Rin.

La región en torno a Bonn hace posible encantadoras excursiones en el idílico valle Siegtal, en las románticas montañas “Siebengebirge” o en el paraíso para conocedores de vinos o excursionistas a orillas del Ahr. El parque de atracciones Phantasialand ofrece diversión para pequeños y grandes.

Bonn tiene con sus cortas distancias una buena reputación como ciudad de compras. Aquí se encuentra una de las zonas peatonales más grandes de Alemania.

Alrededor del mercado, en estrechas calles y callejuelas se encuentran un centenar de negocios.

También el centro comercial Kaiserpassage en Bonn y el centro comercial en el casco antiguo de Godesberg o la zona peatonal de este distrito municipal, hacen que comprar sea una diversión.

La densa y boscosa “Siebengebirge” con más de 40 colinas está dominada por la legendaria “roca del dragón”. El romántico castillo en ruinas y el castillo Drachenburg son joyas del alto Romanticismo y es un popular destino de excursión. Un valle fluvial salido de un poema: entre la región Rheingau y las montañas “Siebengebirge”, romanticismo renano con fortificados castillos, altos peñascos, escarpados viñedos y pueblitos como salidos de un libro de dibujos. Desde finales del siglo XVIII pintores y poetas ingleses descubrieron las bellezas del Rin y generaron una verdadera afluencia de visitantes.

El parque de atracciones Phantasialand ofrece la mejor diversión para toda la familia. Ya sean fanáticos de acción brutal, románticos soñadores, aficionados al espectáculo, fanáticos de los juegos, adictos a la velocidad y especialistas del miedo: todos están contentos en Phantasialand. ¡No importa el tiempo que haga, porque más del 70 % de las atracciones son bajo techo!

Gastronomía
En una ciudad como Bonn la variedad étnica en la gastronomía es tan evidente como la marcada cocina renana o la cocina de la región Eifel y Hunsrück. También los ocupantes franceses dejaron huellas culinarias. El colorido local resplandece en las fondas cerveceras, cervecerías al aire libre, bodegas a orillas del Rin o jardines bajo la sombra de platanales.

Dónde alojarse
Consul Hotel Bonn
Oxfordstrasse 12-16

Dónde comer
Cervecería Bönnsch
La cervecería, una de las fondas cerveceras más populares, es clásica, singular, rústica y como Dios manda. Aquí se produce la cerveza “Bönnsch”, que se puede disfrutar con las especialidades renanas. No solamente en la cervecería y alrededor de la barra, sino también en la “Mälzerei”, en la que pueden celebrar hasta 70 personas.

Más información
Tourismus & Congress GmbH Region Bonn/Rhein – Sieg Ahrweiler
Adenauerallee 131
53113 Bonn
E-mail: info@bonn-region.de
Internet: www.bonn-region.de

Nuestro agradecimiento a la Oficina de Turismo de Alemania