Brno y Olomouc, dos perlas checas

La Republica Checa no es solo Praga, su capital. A los turistas les llama también la atención las ciudades más pequeñas que sorprenden con sus cascos antiguos bien conservados y monumentos históricos perfectamente mantenidos que muchas veces superan la importancia regional. Algunas ciudades se proclamaron Patrimonio municipal histórico-artístico o fueron inscritos en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. En este reportaje, Gulliveria presenta dos hermosas ciudades: Brno y Olomouc.

Brno, un capricho del gótico tardío

Brno es la segunda ciudad más grande y más importante de la Republica Checa y a la vez la metrópoli tradicional de Moravia y la sede histórica de los de Premyslovci. El rey Vaclav I entregó a Brno los derechos de ser ciudad en el 1243.

El panorama de la ciudad de Brno está marcado por el castillo de Spilberk, que dentro de su complejo conserva el palacio de estilo de gótico temprano con dos capillas. Spilberk más tarde se convirtió en la fortaleza barroca y en el siglo XIX en la cárcel para prisioneros políticos llamado “La Cárcel de las Naciones”.

En la colina Petrov se encuentra la catedral gótica de San Pedro y San Pablo. Desde principios del siglo XVI proviene el original portal del ayuntamiento de la Ciudad Vieja de Brno con la fíala inclinada – el capricho del gótico tardío.

De los edificios históricos de Brno destacan: los edificios de monasterios de varios ordenes religiosos, la fuente Parnas de estilo barroco naturalista, el patio del obispo, palacios renacentistas de los señores de Lipe y de los señores de Kunstat, iglesia de San Jacobo, palacio Hauspersky – hoy en día el teatro Husa na Provazku. Brno también cuenta con muchos monumentos de la arquitectura moderna. A finales del siglo XIX se construyó en estilo modernista el Palacio de Klein (cosas de hierro fundido, retretes con cisternas) o el Teatro de Mahen (el primer teatro con electricidad en Chequia). Los edificios más importantes son de estilo de secesión, moderna temprana y funcionalismo.

No se puede olvidar la Villa Tugendhat, el edificio funcionalista de la importancia europea, construido en el 1929 según los planos del arquitecto alemán Miese van der Rohe. En esta época, concretamente desde los años 30 hasta los 60, se construyó en Brno también el conjunto de pabellones y edificios administrativos de la Feria de Brno que hoy en día organiza casi 50 ferias cada año.

Fuera del centro de Brno se pueden encontrar también lugares interesantes: parque zoológico, jardín botánico, arboreto y extensos parques. Los aficionados del motor pueden disfrutar el autódromo con el nuevo circuito de Masaryk donde se organiza el campeonato del mundo de motos, Grand Prix de la Republica Checa. Brno es la sede del presidente de la región de Moravia del Sur.

Olomouc, ciudad real

A pesar de que Olomouc fue fundada como la ciudad real a las orillas del río Morava en la primera treintena del siglo XIII, la historia de su población es mucho más larga. A mediados del siglo XI se mencionó por primera vez el castillo de los de Premyslovci y se fundó el obispado de Moravia.

De los monumentos eclesiásticos destacan la catedral obispal de San Venceslao, alrededor de ella se extiende la zona residencial de la ciudad con el antiguo castillo y casas canonicales. Un monumento extraordinario de estilo románico es el palacio obispal con las ventanas unidas de difícil construcción.

En el edificio del deán del capítulo fue asesinado Vaclav III, el último rey de la dinastía de los de Premyslovci en 1306. La segunda parte importante de la ciudad es la parte del oeste con la Plaza Baja y Plaza de arriba.

La iglesia parroquial de San Moric y el extenso edificio del ayuntamiento, con la capilla con el balcón cerrado y el reloj astronómico, son de la época de gótico. El estilo renacentista lo representan algunos palacios municipales o casas burguesas llamadas “Bajo las tiendas ricas”.

La ciudad de Olomouc fue reconstruida majestuosamente en el estilo barroco después de la Guerra de Treinta Años. Además de los edificios de la Orden de Jesuitas, el palacio arzobispal o Svaty Kopecek, el lugar de peregrinación cerca de Olomouc, se ha conservado el conjunto único de fuentes barrocas (6) y columnas de la peste.

En el lugar de la amplia fortificación barroca se construyeron varios parques de gran valor paisajístico y jardines. Olomouc es la sede del presidente de la Región de Olomouc.

Más información
Oficina Nacional Checa de Turismo.
www.czechtourism.com

Nuestro agradecimiento a la Oficina de Turismo de la República Checa.