Ceuta, cruce de culturas

Ceuta es una ciudad española en el norte de África. Estribo de un imaginario puente que une dos continentes; abrigo natural en medio del Estrecho de Gibraltar, en el que se unen las aguas del Atlántico y el Mediterráneo, es asiento natural de pueblos y culturas diferentes.

Es, precisamente, ese carácter de ciudad abierta al mundo lo que la ha hecho que actualmente vivan en ella europeos, africanos y asiáticos. Se mezclan así las culturas e idiosincrasia de cristianos, musulmanes, hindúes y judíos como principales comunidades de esta población cosmopolita, que tiene como señas de identidad el respeto y la convivencia.

Además, sus dimensiones, su equilibrio entre zonas urbanas y boscosas , sus playas y su maravilloso clima, la hacen un magnífico lugar para visitar y disfrutar. Unos parajes para admirar ya que, en pocos sitios, puede verse al tiempo las tierras de tres naciones y dos continentes; así como un patrimonio cultural en el que cabría destacar sus fortificaciones militares.

Es un lugar ideal para vivir, pasar las vacaciones o visitar durante un fin de semana. Una ciudad en la que relajarse tomando el sol en sus hermosas playas o en el inmenso solarium del Parque Marítimo del Mediterráneo, para pasear por sus bosques a pie o en bicicleta; ir de tapas, disfrutar de su magnífica gastronomía, o salir de marcha nocturna al “Poblado Marinero”, punto de encuentro de la juventud ceutí. Asimismo, las vacaciones en Ceuta se complementan con la posibilidad añadida de realizar interesantes excursiones a Marruecos.

Si vive o se encuentra de vacaciones en Marruecos, Ceuta está a menos de una hora de Tetúan o de Tánger, siendo absolutamente imprescindible una visita para descubrirla e ir de compras, ya que esta ciudad cuenta con una amplia gama de firmas y marcas europeas e internacionales, con precios increíbles, gracias a su especial régimen fiscal. Asímismo la agenda cultural proyecta numerosos espectáculos durante todo el año: festivales de música, danza, teatro, cine al aire libre, etc.

En los últimos años, el perfil turístico España ha cambiado notablemente. Ahora no son únicamente el sol, la playa y las compras, lo que hacen a un lugar atractivo para sus visitantes. Gracias a esa nueva visión, Ceuta puede permitirse el ofrecer un patrimonio natural, histórico y etnográfico envidiable.

La oferta local, en materia de patrimonio natural, se fundamenta en las panorámicas sobre el Estrecho, que nos permiten disfrutar de un espacio sorprendente, con vistas sobre dos continentes y tierras de tres naciones; en la confluencia de dos mares que producen maravillosos amaneceres y puestas de sol, sin que falten bosques por los que pasear ni playas en las que tomar el sol.

El patrimonio histórico cuenta con un magnífico conjunto monumental en las Murallas Reales, entre otros ejemplos de fortificaciones que van desde el medioevo hasta nuestros días. Además, contamos con numerosos museos, varios yacimientos arqueológicos visitables, templos barrocos y una notable arquitectura del siglo XX.

Además, fruto de la convivencia entre las distintas comunidades étnicas y religiosas, cuenta con un nutrido repertorio de festividades, que se combinan con las actividades que programan asociaciones e instituciones. En Ceuta comer es un placer debido a la riqueza y abundancia de especies marinas existentes en las aguas de sus dos mares.

Ceuta disfruta de un completo patrimonio culinario y vital que ofrecer al visitante: las mejores especialidades, tapas, raciones, montaditos, ‘pitufos’, ‘camperos’, té moruno…. Salir a comer es una de las mejores opciones para disfrutar de su visita a la ciudad. La despensa de Ceuta es un océano y un mar, que surten al Mercado Central de productos frescos del día, caracterizados por su gran calidad y abundante variedad de la que se suministran los restaurantes de la ciudad.

También cuenta con la cocina Árabe: el gusto por las especias, hierbas y la combinación de lo dulce con lo salado. el cus-cus, los tayines con pasas y almendras y las breuas, añaden la nota de exotismo. Bogavantes, Centollas, Cigalas, Langontas, Mero, Conchas Finas, coquinas, Lomo de bonito… todo recién sacado del mar. Los Adobos de pescado, el Rigamonti y las carnes Mechadas son formas habituales de preparación de los restaurantes de la ciudad.

Cómo llegar
La singular situación geográfica de Ceuta, hace que las comunicaciones con las demás ciudades españolas, sean por mar o aire. Los medios de transporte son buques rápidos que parten desde el puerto de Algeciras o helicópteros desde el aeropuerto de Málaga.

Dónde alojarse
Parador Nacional Hotel “La Muralla”
El parador es un edificio moderno adosado a las antiguas Murallas Reales, fortaleza inexpugnable durante siglos, sobre las que se levantaron bóvedas del antiguo Parque de Artillería, habilitadas actualmente como suites.
Dirección: Plaza Ntra. Sra. de África 15
Teléfono: (0034)956 514 940
Correo electrónico: ceuta@parador.es

Dónde comer
Al-Andalus
Iniciando la circunvalación del Hacho, por el norte, se halla este restaurante marroquí que experimenta con las recetas tradicionales de pescados del Rif, junto a los tayines de cordero o de pollo. Tampoco falta el té a la menta y las pastas.
Dirección: Carretera Hacho, s/n.
Teléfono: (0034)956 513 921

Nuestro agradecimiento al Patronato de Turismo de Ceuta.