Información
de los mejores destinos turísticos
REPORTAJE

Viajes por España | Dos días inolvidables | Tiempo de ocio | Conoce mundo | Alojamientos rurales | Gastronomía | Álbum de fotos

   

Innsbruck, un sueño inolvidable.

Imprimir | Home

Innsbruck, en Austria, es la capital del Tirol. Rodeada por los Alpes, es Ciudad Olímpica y tiene una inmensa variedad de joyas arquitectónicas y culturales que nos proponemos descubrir en este inolvidable viaje.

Juan Martínez Ollero, Gulliveria. Agosto 2004.

 

 DÍA 1

Partimos de Madrid-Barajas con destino Munich-Alemania (el vuelo alrededor de 2 horas) y luego en coche, destino Innsbruck la Capital del Tirol (200 Km), está rodeada de los Alpes, es Ciudad Olímpica, con una inmensa variedad de joyas arquitectónicas y culturales. 

Llegada al Hotel Grauer Bär y después de pasar por la recepción, comenzamos a visitar el nuevo Trampolín Olympia de saltos de esquí que tiene una capacidad para 28.000 espectadores y está situado en el monte Bergisel (este emblemático lugar ha sido de gran valor para el Tirol y su Capital). Hace 200 años los valientes tiroleses, bajo el mando de Andreas Hofer, lucharon por la libertad de su patria contra los franceses).

 

En este lugar se celebraron los Juegos Olímpicos de Invierno de los años 1964 y 1976, el Papa Juan Pablo II celebró la Santa Misa en el año 1988. El 4 de Enero de 2002 fue inagurada la nueva plataforma y celebraron sus bodas de Oro con la 50 edición, donde el famoso saltador alemán Sten Hannawald, supero con un salto de 134,5 m el record anterior.

Este nuevo trampolín reúne varios elementos arquitectónicos: la construcción de un puente se aplico en la pista de impulso, la construcción en altura de la torre y la construcción de acero en el remate de la torre. El proyecto fue concebido por la arquitecta iraquí Zaha Hadid que trabajó también en la ampliación del Museo Reina Sofia de Madrid.

Subimos en el funicular (se puede subir andando los 255 peldaños) hasta una altura de 47 mts y desde donde tenemos una impresionante vista de la Cordillera Nordkette, Patscherkofel, Serles y Hohe Munde, estos paisajes maravillosos también se pueden ver desde la Cafetería ( que tiene una capacidad para 180 personas) e impresiona la excelente combinación de la torre, y la pista de impulso.

Almorzamos en la Cafetería, una típica comida tirolesa y degustamos su cerveza, desde donde estuvimos contemplando por sus amplios ventanales sus excelentes vistas panorámicas. Realizamos fotos dentro y fuera del recinto. Ya de vuelta a la ciudad a unos 10 minutos en coche visitamos alguno de los 25 pueblos vacacionales al sur de Innsbruck que están inmersos en la naturaleza, situados entre 590 mts y 2000 mts de altitud sobre el nivel del mar. 

Igls (900m) Una aldea con carácter

Elegante lugar de deporte invernal con una fantástica vista a la majestuosa Cordillera Norte, situada a la falda de la montaña olímpica Patscherkofel. Atrae a los esquiadores de fondo, con la pista olímpica de hielo para bobsleigh, donde podemos alcanzar velocidades de 100 km/hora, atravesando el conocido giroscopio y el laberinto. Una experiencia y una aventura única que podemos realizar por sólo 22 Euros. Vimos sus centros de diversión, Golf, Driving Range, la pista de Beach Volleyball, pistas de squash y pistas de tenis y más de 30 Kmts para montar a caballo con entera libertad; y el Lago de Lans, para nadadores y para los que aman lo extraordinario la posibilidad de practicar parapente, ala delta y disfrutar en general de toda la fascinación que ejerce sobre nosotros la cordillera de los Alpes. 

Sistrans con casas granjas de campesinos, pintadas con motivos religiosos. Lans y el campo de golf en Rinn. Vuelta al hotel a tomar un baño reconfortante de la maravillosa agua natural de la que disfrutan en Innsbruck, la que se toma y usa sin tratamiento y directamente de la montaña.

Cena en el Hotel Tirol (edificado en 1869), en su magnífico restaurante donde tomamos algunos platos típicos de una excelente cocina tradicional austriaca. El servicio es muy atento con el cliente y en los salones del Hotel se nota un gusto exquisito por el más mínimo detalle.

Paseo a pie y bajo los paraguas (estuvo chispeando todo el día) vuelta al Hotel Grauger Bär.

 DÍA 2  

 

Encuentro en la recepción del Hotel Grauer Bär y recibimos la tarjeta Innsbruck de 24 horas (21 Euros) que nos va permitir utilizar los medios de transporte de Innsbruck y entrar a Museos, Palacio Imperial, Iglesia del Corte, Torre de la Ciudad, Pintura Gigante, Zoo Alpino, Museo del tren local, los Mundos de Cristal de Swarovski, Museo de Historia, etc. También hay las tarjetas Innsbruck de 48 horas (26 Euros) y 72 horas (31 Euros).

Iniciamos el paseo por el centro de la ciudad, sobre el puente Inn y el distrito Mariahilf con vistas al fondo de las montañas Workette , llegamos a la Plaza del Tejadillo de Oro ( Gold-Dacha) y entre cientos de turistas y cámaras fotográficas, recreamos la vista con las fachadas de las casas que la rodean, cada una pintada de un color diferente, adornadas con imágenes de santos, escudos, símbolos... todos los locales comerciales nos esperan con sus puertas abiertas.

Tejadillo de Oro (1420). Se compone de 2.657 tejas de cobre dorado, pesaba unos 12 Kg. de Oro y actualmente unos 7 Kg. Es un balcón de estilo gótico decorado con escudos de armas, escenas de danzas morunas, frescos y relieves que se construyó por mandato de Maximiliano I. Desde él podía contemplar los Torneos que se celebraban en la plaza. Actualmente en su parte inferior se celebran las bodas civiles y en la puerta del edificio suele tocar una orquesta típica tirolesa, con trajes regionales, que amenizan las mañanas con marchas militares y canciones regionales.

Iglesia de la Corte: (1502 a 1584). La idea del Emperador Maximiliano (1459-1519) era crear un monumento político para el Imperio romano-alemán apoyado en la tradición de la casa Habsburg, para ampliar su política hacia el imperio europeo; en 1502 encargó a su pintor de cámara Gilg Sesselschreiber la realización del monumento figural más grande de occidente, su nieto y heredero Ferdinand I no pudo acabarlo como lo tenia previsto, pero si cumplió su ultima voluntad y le enterró en la capilla de San Jorge en el Castillo de Wiener Neustadt.

El amplio monumento funerario tiene un cenotafio de mármol con la figura del Emperador arrodillado y (24) veinticuatro representaciones en relieve de sus hazañas, en el sarcófago situado en la parte central de la Iglesia Catedral. Tiene (28) veintiocho estatuas de negro en bronce a su alrededor, casi tamaño natural (2 mts a 2,5 mts) de antecesores y parientes, entre los que destacan la Reina Juana de España, Fernando el Católico y Arturo de Inglaterra.

En las estatuas (que se realizaron desde 1502 a 1555) destacan las posturas de las manos, pies, las hoyas y los adornos. Los restos humanos de Andreas Hofer reposan en su sepultura ( Hofkirche) de la Iglesia de la Corte desde 1823; está representado de pie, vestido con su traje de campesino, llevando la bandera, con su escopeta en bandolera y su mirada dirigida hacia el monumento funerario del emperador Maximiliano I. La estatua es una obra típica del final del Clasicismo. La superficie está pulida y la estatua tiene una enorme plasticidad.

Andreas Hofer (1767-1810) fue el héroe de la independencia del Tirol durante las guerras napoleónicas, haciéndose famoso en toda Europa; fue fusilado en Mantua (Italia) en 1810.

La capilla de plata: ( situada entre la Iglesia y el Palacio Imperial) En 1577 el archiduque Ferdinand II mandó construir un monumento funerario para él y su mujer Phillipine Weiser. En 1587 el obispo auxiliar consagró la capilla. En el lado Oeste se encuentran dos hornacinas grandes para el monumento funerario del archiduque y el órgano de madera (1600). En el lado Sur esta el altar de ébano y marfil, cuyos relieves en plata dieron el nombre a la capilla. El monumento funerario del archiduque rellena una hornacina alta, en cuyo suelo yace la figura del fallecido mostrando un fiel retrato con todas sus facciones. En 1595 se acaba la ultima fase de construcciones de la Iglesia de la Corte y el monumento funerario de Maximiliano I. Fue el tiempo del tardío Renacimiento de la Corte que se caracterizaba por la influencia de los artistas de las cortes flamencas e italiana.

Palacio Imperial:(1754 a 1773). En su interior se hallan retratos y frescos de la vida familiar de los Emperadores, fue construido por Segismundo el Rico y fue remodelado por la Emperatriz Maria Teresa (Viena 1717-1780). Se pueden ver dormitorios, mesas decoradas al estilo de la época, estufas (preciosas de porcelana) en los rincones y paredes para poder pasar los fríos inviernos. Vimos una foto de la Emperatriz Sisi y enormes lámparas que cuelgan por los amplísimos salones decorados con todo el esplendor de la época.

En el patio con jardines se dan conciertos, se practica el Ajedrez al aire libre, y desde 1910 se usa su pabellón de Arte, para uso publico.

Finalmente pasamos a visitar la exposición de Leonardo da Vinci (28 Mayo hasta 31 Agosto del 2004) ubicada en el Sótano Gótico del Palacio de la Corte, y dedicada al Códice Atlántico 

Torre de la Ciudad: (1442-1550). Se construyó como torre del Ayuntamiento. Su techo en punta fue sustituido por un juego de cúpulas redondas en 1560; tiene 148 escalones hasta llegar a su parte superior, (subimos todos). Allí vimos todo el entorno de las montañas y una panorámica impresionante de toda la Ciudad de Innsbruck.

La columna de Santa Ana: (1704 a 1706). Construida por las Cortes para conmemorar el fracaso del ataque de las tropas bávaras durante la Guerra de Sucesión Española en 1793.

Arco del Triunfo: (1765) Se erigió con motivo de la boda del que después habría de ser Emperador Leopoldo II, con la Princesa española María Luisa.

Almuerzo en el Restaurante Lichtblink y caminamos por el borde del río Rinn, viendo su cauce, hacia la torre donde se encuentra el Museo Kaiserjager.

Museo Kaiserjager. Lugar donde se conmemora las batallas para la independencia del Tirol. Tiene un monumento al héroe tirolés Andreas Hofer y una capilla donde figuran los nombres de todos los héroes tiroleses caídos desde 1796 hasta 1945.

Subiendo unas escaleras nos encontramos con la Pintura Gigantesca Circular, un lienzo que fue comprado en Irlanda y que pesa 8000 Kg, mide 100 m de largo por 10 de alto. Está representada la 3ª Batalla del Monte Bergisel entre los valientes tiroleses y las tropas bavaras que luchaban bajo la bandera francesa de Napoleón Bonaparte (13 de Agosto 1809). En 1895 comenzó esta obra gigantesca, el arquitecto Niederhofer de Munich hizo el montaje de la madera y el pintor de corriente naturalista Profesor Zeno Diemer fue el encargado de la pintura.

El lugar de los hechos se puede contemplar en una vista panorámica desde la Montaña Isel , también llamado ”Panorama”; La primera impresión que recibimos al entrar es la grandiosa vista de la Cadena Norte de los Andes calcáreos, cuyas cumbres ya cubiertas con la primera nieve invernal están iluminadas por los rayos del sol. Al Noroeste la cadena Solstein, continuando hacia el Norte, la pared perpendicular de Martín. Creo que es una de las pinturas más bonitas del Mundo, ya que la ambientación es perfecta, hay cañones, árboles, toneles de vino, animales disecados, armas de la época, escenas conmovedoras, rostros de jóvenes y ancianos que reflejan el valor, el amor a la Patria, pero también la crueldad y el pánico de la batalla y todo un sin fin de detalles (a veces ambientan la famosa batalla, con música de la época) .

Fue premiada con la MEDALLA DE ORO en LONDRES 10 años mas tarde, como una de las pinturas mas grades y hermosas del mundo.

Otro pequeño paseo de unos 50 mts por el borde del Rió Rinn, parar subir en el Teleférico “HUNGERBURGBAHN” desde realizamos algunas fotos, rumbo al Zoo más alto de Europa.

Alpenzoo (parque zoológico alpestre). Un experto guía nos fue explicando cómo se cuidan los animales en cautividad y como se van reproduciendo. Según la cantidad de animales que tienen los van dejando en su habitat natural, para que se reencuentren con su entorno. Es una maravilla donde trabajan unas 25 personas en el cuidado y mantenimiento del parque.

Hay más de 150 especies de fauna alpina, con más de 2000 animales vivos en recintos adaptados a su habitat natural. Pudimos ver el mayor acuario existente del mundo de especies fluviales para admirar una excepcional visión de la fauna acuática alpina y una granja demostración donde ver y tocar animales domésticos de las razas alpestres (vacas, cerdos, ovejas, cabras, gansos y gallinas).

Vuelta al Hotel Grauer Bär donde cenamos una cena típica regional, con un vino blanco de la tierra. En donde el trato de todo el personal fue excelente; pequeño paseo por la Ciudad de Innsbruck seguía lloviendo, lo que hacia más interesante el paseo.

 DÍA 3  

Desayuno en el Hotel Grauer Bär y dos horas de paseo por el centro de la Ciudad de Innsbruck, Visita obligada para tomar un chocolate en el Restaurante mundialmente famoso SACHER (13 Euros) y a la salida enfrente, hay una calle muy corta y al fondo hay una tienda de venta de embutidos (que es la más pequeña del mundo) en la que sólo cabe una 1 persona dentro ¡¡original, no!!

De los mismos propietarios hay otra tienda al lado en la que venden todo tipo de vinos y de los que degustamos algunos típicos, acompañados de las salchichas compradas de la otra tienda y además en sus paredes tienen miles de tarjetas de visita, a las que yo añadí la mía y confío en un plazo corto repetir visita y ver si sigue estando donde la puse.

Vuelta al hotel, después de realizar algunas compras y en el coche rumbo hacia el teleférico de Patscherkofel para subir a su cima ( desde el que efectuamos algunas fotos, del impresionante paisaje que vamos viendo desde su interior) y practicar un poco de senderismo.

Patscherkofel: (2000 mts) Es una estación de esquí que albergó el descenso olímpico del 1976; tiene unas pistas anchas, sin demasiada pendiente. Hay zonas de bosques fuera de las pistas, por las que nosotros anduvimos para llegar a almorzar a una cabaña de montaña “Meissner Haus” (1700 mts) y en su terraza de mesas de madera, degustamos “el solomillo empanado” y tomamos el brillante sol de la montaña. Al lado hay una Ermita donde estaban celebrando un bautizo, de un niño (ataviados los familiares con trajes típicos tiroleses).

Bajamos haciendo senderismo a través de la fondosa vegetación, hasta llegar donde nos estaba esperando una carreta de caballos percherones con su dueño Hans al pestante, para visitar algunos pueblos de la zona.

Patsch donde recorrimos sus calles y casas típicas adornadas las fachadas con Santos y Vírgenes y en sus cuadras adosadas, vimos graneros, leñeras y moradores.

Granja “Grünwaldholf ” donde degustamos una copa de Schnaps un famoso licor y vimos su típico Restaurante con todo tipo de detalles para hacer felices a sus comensales y su cocina, (toda de acero inoxidable) con unos cocineros impecables.

Seguimos el paseo en la carreta de caballos, por diversos pueblos y realizamos una parada en el Hotel Geisler a 12 Kmts de INNSBRUCK donde tomamos una cerveza y estaban celebrando una boda típica tirolesa en la terraza, con los novios y padrinos atraviados con trajes regiones del Tirol, despedida de Hans y su carreta de caballos en el sitio acordado con el chofer del coche y hacia el Hotel, para vestirnos de “etiqueta” empezar la apretada jornada nocturna.

Tiroler Alpenbühne. En su amplia sala llena de mesas escuchamos música tirolesa bailada durante 2 horas, por varias familias de la zona, con diversos instrumentos entre los que destacan El “Hackbrett” en uso: El diatonico y el cromático, El Arpa, La “Armónica Estyria”, EL “Hólzerne G’lachter” xilófono de madera que tiene su origen en Asia La citara y El “Raffele”.

Después de interpretar, tocar y bailar 27 números musicales regionales tiroleses; como broche de oro final para los cientos de turistas que estamos en la sala van ondeando banderas de nuestras naciones de origen e interpretan un trozo de alguna canción famosa, en nuestro caso Viva España de Manolo Escobar, siendo coreada por el grupo de españoles presentes. Salida en silencio para no molestar a los vecinos, como dice el programa, ya que se encuentran dormidos.

Cena en el Restaurante Solo Vino, donde degustamos pasta italiana y pescado fresco (según cuentan lo reciben después de 4 horas de salir a subasta en la Lonja, en Italia) y vino de Sicilia.

Durante la cena en un ambiente relajado y tras echar una ojeada al Restaurante, vimos su cuidada decoración, con cientos de botellas de vino, en sus paredes/estanterias de diversos países y al salir o entrar ¡sorpresa! en su escaparate tienen una hermosa VESPA de los años sesenta.

Vuelta al Hotel, seguía lloviendo, así que bajo los paraguas caminamos pensando ya que teníamos que preparar los equipajes para cerrar el Hotel por la mañana temprano.

 DÍA 4  

Salimos del Hotel Grauer Bär después de despedirnos del personal que tan amablemente nos atendió, ya con las maletas echas, a las 09 horas rumbo a Rattenberg.

Rattenberg. Una pintoresca ciudad (es la más pequeña del tirol). Entramos por un lado de su calle principal (casi única en la ciudad), es de uso peatonal y nos permite pasear entre las tiendas que hay a sus lados. En la fachada de una casa Apotheke, está esculpida en la piedra la cara de PARACELSO (1493-1541), médico y alquimista suizo.

Entramos en la tienda / fabrica de Kisslinger Krisstall-Glas (Mundo mágico del cristal) que desde 1820 representa la tradición del refinamiento del cristal y pudimos observar el trabajo creativo de sus vidrieros, pulidores y pintores de cristal. Finalmente salimos por el final de la calle principal, al parking, para partir rumbo a Wattens.

Llegada a Wattens/Tirol y pasamos a visitar el imperio SWAROVSKI (Los Mundos de Cristal). Durante dos horas fuimos de sorpresa en sorpresa.A la salida, en el coche en dirección Kufstein ( La perla del Tirol).

Kufstein se sienta a horcajadas en él rió RINN, mientras fluye al Norte del Tirol en Alemania, el ferrocarril esta en el lado Oeste, por la estación pasan el tren (DB) hacia Alemania y por (OOB) hacia Austria. Unos pasos por la calle principal y entramos a admirar la tienda / fabrica de Riedel Glas donde Claus Riedel, que inventó las copas de vino, donde nos explicaron los procesos manuales de fabricación de vasos, jarras, ceniceros, floreros,... Vimos las materias primas que se necesitan para ello; Después a la galería de multimedia “Sinfonía” un viaje a traves del mundo del cristal y los sentidos y un acercamiento positivo a la vida, se enlaza al placer y el disfrute.

Almuerzo en un Restaurante en Kufstein y hacia el embarcadero para realizar un viaje en Barco (Achensee Bahn) de pura relajación, desde donde pudimos fotografiar Kufstein y ver a ambos lados del río Austria y Alemania. Tras 45 minutos de travesía en la proa del Barco nos bajamos en Kiefrsfelden para volver en coche a la ciudad de Kufstein, donde pasamos a visitar su famoso Castillo (Festung Kufstein) que es una fortaleza que perteneció a los obispos de Regensburg construida en el año 1205, siendo compartida su propiedad con los Duques de Baviera, fue propiedad de Austria en 1814 y desde 1924 pertenece a la ciudad de Kufstein.

Subimos a su parte mas alta en el teleférico inclinado y entramos a ver los cuarteles, salas de tortura, pabellones de oficiales, comedores y dentro en el patio hay una cafetería con terraza para comer o cenar, y un Museo de trajes de soldados de diversas épocas, así como cañones, balas, ballestas, flechas y su famoso pozo de agua.

Tiene un impresionante órgano que pudimos ver, y sus notas musicales se escuchan en toda la ciudad de Kufstein.

Ya a toda marcha hacia el coche para dirigirnos al aeropuerto de Munich (Alemania), para tomar el vuelo a las 19,45 horas con dirección Madrid donde dimos fin a este sueño inolvidable.

   


© 2001 Copyright Gulliveria

  Conoce mundo

Home