Mendoza, la fuerza de la Naturaleza en Argentina

A Mendoza no sólo se la visita, también se la conquista. Es tierra de inmensos espacios que se extienden silenciosos en el llano, se quiebran en los desfiladeros cordilleranos y se empapan y purifican en sus potentes ríos. Recostada contra el macizo andino, en el Oeste de la República Argentina.

Sus antiguos habitantes indígenas la bautizaron cono Cuyum Mapu (tierra de Arenas), una antigua voz para definir una geografía huraña y un clima semidesértico no del todo homogéneo en sus características. En el llano es templado continental semiseco en gran parte, con mayores precipitaciones en el verano que en otoño e invierno, estaciones éstas en las cuales son francamente escasas. Cuando se llega a unos 1.700-1.800 m. de altura, las condiciones climáticas cambian. Las temperaturas disminuyen, la diferencia entre día y noche se acentúa y la lluvia se convierte en nieve. Entre mayo y septiembre (invierno) los vientos húmedos del Pacífico intensifican las nevadas. El perfil de valles, montañas y quebradas se ve entonces rellenado y suavizado, con esa carga nívea.

En Mendoza el paisaje es sin duda contundente y hasta inhóspito. Sin embargo, su tierra guarda un valioso secreto. Cuando el desierto es tocado por manos laboriosas y bendecido por el agua de las tradicionales acequias… se convierte en vergel.

Aún siendo poseedora de una difícil geografía montañosa, en Mendoza las condiciones de comunicación son óptimas. Existe un aeropuerto internacional: El Plumerillo en el Gran Mendoza, y dos Aeropuertos: en Malargue y en Las Paredes, departamento de San Rafael. También varias pistas de aterrizaje y aeroclubes situados en diversos puntos de la provincia. En lo que se refiere a rutas terrestres, Mendoza cuenta con una red caminera asfaltada que dinamiza todo el territorio y mantiene interconectados a centros urbanos y turísticos.

La Ciudad de Mendoza está situada en uno de los  más bellos oasis creados por el hombre. Importantes rutas la conectan con otras provincias argentinas y con Chile. Los 500 km. de acequias que recorren toda la ciudad, dan vida a frondosas arboledas y cuidados espacios verdes. La ciudad es el centro administrativo, comercial y cultural de la provincia. Hasta ella llegan diariamente gran parte de las 700.000 personas que viven en el Gran Mendoza. Sus habitantes interrumpen su jornada de trabajo para almorzar y dormir una siesta. Esta costumbre muy provinciana, seduce al viajero, quien también la adopta.

Mendoza brinda diversas formas de esparcimiento, cines, teatros, museos, galerías de arte, discotecas y un comercio vital. También cuenta con numerosos cafés, confiterías, pubs y excelentes restaurantes que sirven desde el típico asado argentino hasta los más sofisticados platos de la cocina internacional.

El Parque General San Martín es centenario parque creado en 1897 con la denominación de Parque del Oeste, en medio de un ambiente árido que requirió sistemas de riego especial y titánicos esfuerzos para la transformación de desierto a vergel. Obedeció a políticas de saneamiento ambiental durante la gobernación de Francisco Moyano. Fue remodelado en 1940 y actualmente posee una superficie de 420 ha.

La entrada principal se realiza por magníficos portones de casi 10 metros de alto y 32 metros de ancho. Símbolos del Parque General San Martín. Estan forjados artísticamente en hierro a modo de filigrana, traídos especialmente de Inglaterra y que fueran encargados por un sultán turco que nunca los retiró. Son 4 piezas de características monumentales. Frente a ellos, pueden apreciarse las esculturas de los Caballitos de Marly, reproducción en mármol de carrara de las celebres estatuas ubicadas en la Plaza de la Concordia en París.

Vale mencionar, entre otras obras escultóricas, la  Fuente de los Continentes  atribuída a la artista Lola Mora y realizada en hierro. El grupo representa una alegoría a las razas y riquezas de América, Africa, Europa y Asia; el conjunto de Diana y Endimión, entre tantas mas. El parque esta zonificado en distintos espacios donde se integran otros atractivos como el lago. Este atractivo espejo de agua de 1000 metros de largo por 100 de ancho, donde se realizan regatas y excursiones en un barco, réplica de los del Mississipi, por su estilo. En el extremo sur se encuentra la isla de los enamorados y su pintoresco puente en arco. Se observa una excelente panorámica del paisaje de los alrededores.

En sus márgenes se encuentra el atractivo edificio del Club Mendoza de Regatas y el paseo del rosedal: paseo peatonal de jardinería a la moda francesa, con románticas pérgolas donde cuelgan perfumadas glicinas y rojas cantutas. Los bellos jardines poseen cientos de variedades de rosas, ornamentados con bellas esculturas y luego el Museo de Ciencias Naturales Cornelio Moyano (en el antiguo edificio estilo barco de las ex Playas Serranas) con valiosas colecciones.

Se anexan otros paseos y lugares como la Rotonda y su tradicional calesita. El miniteatro al aire libre Pulgarcito, la Escuela Hogar Eva Perón, el Estadio de Fútbol Islas Malvinas, el Parque del Aborigen: muestra de la flora autóctona del monte y variedades de cactáceas, la Ciudad Universitaria; el interactivo Parque de las Ciencias Eureka, el Observatorio, el Centro Cientifíco del Cricyt, el Autódromo y el Predio Ferial. Una variedad de clubes permiten la práctica de casi todos los deportes. Se destacan el Club Mendoza de Regatas, Club Hípico, Andino Tenis Club, Gimnasia y Esgrima, Mendoza Tenis Club e Independiente Rivadavia.

Especial mención merece el  Cerro de la Gloria  situado en las cerrilladas pedemontanas, conocido antiguamente como Cerro del Pilar. Cambió su nombre en 1914 al inaugurarse en su parte superior el famoso Monumento al Ejército de los Andes, obra del escultor uruguayo Juan Manuel Ferrari. En un marco paisajístico imponente, el cerro fue coronado con esta obra, inaugurada el 12 de febrero de ese año, en conmemoración a la Batalla de Chacabuco. Fue donado por la nación, con motivo del centenario de la Revolución de Mayo.

Se erige sobre una base de roca que semeja al relieve de la cordillera formando un conjunto escultórico en distintos planos. En su parte superior, se destaca la Libertad Alada que tiene en sus manos las cadenas rotas simbolizando nuestra Independencia, al pie un grupo de soldados en plena batalla. Hacia el frente, la estatua imponente y desafiante del Gral. San Martín a caballo, escoltada por Granaderos. Alrededor del pedestal, con figuras labradas en bronce y exquisitos detalle, tres frisos narran los distintos episodios de la gesta sanmartiniana.

Están presentes los escudos de Perú, Chile y Argentina. Se accede a través de una majestuosa escalera central. El aspecto actual se debe a la remodelación de 1941 realizada por arquitecto paisajista Daniel Ramos Correas que revalorizó la envergadura y perspectivas del monumento. Complementan el recordatorio en un área especial, un ofrendatorio con las placas conmemorativas a este gran hecho histórico, que guarda tierras de los sitios de las principales batallas. Pero el cerro alberga además, en sus laderas y a sus pies al Jardín Zoológico y al Teatro al aire libre Frank Romero Day.

Ubicada en el núcleo de la ciudad antigua, frente a la plaza Pedro del Castillo, circundada por las calles Ituzaingó, Beltran, Alberdi y Canal Cacique Guamallén, el Área fundacional se encuentra presidida por un importante Museo activo, realizado con técnicas de avanzada en materia de centros de interpretación y rescate del patrimonio histórico, inaugurado en 1993. Núcleo de la ciudad antigua colonial de Mendoza, que fuera fundada en primera instancia, 1561 y luego trasladada en 1562 a este lugar. El conjunto incluye valiosos testimonios como la  Plaza Pedro del Castillo que constituía la Plaza Mayor, el museo, el patio de 5 módulos escultóricos y la cámara subterránea.

Se integran además las Ruinas de San Francisco. Dentro del museo pueden observarse las ruinas del Cabildo (1749-1861), del antiguo matadero (1877-1927) y de la feria municipal (1940-1980). En el interior de la cámara se pueden observar las antiguas fuentes de provision de agua, los estratos de los perfiles de excavación. También conserva un tornillo huarpe y restos arqueológicos. A ella se accede por un túnel conectado con la superficie por una escalinata a cielo abierto. Tiene un régimen de visita controlada, con el objeto de preservar los restos que se conservan y mantener las condiciones ambientales en que sus objetos fueron hallados.

Frente a la plaza se levanta la matriz, al sur, y el ex templo de los Jesuitas, cuyas ruinas se conocen como ruinas de San Francisco, del siglo XVIII, únicos testimonios visibles de la colonia y del impacto del terremoto. Son testigos los restos de gruesos murallones y arcadas, típicos de las iglesias jesuíticas de Roma. Actualmente, se llevan a cabo estudios arqueológicos que están enriqueciendo este valioso acervo histórico. Accesibilidad: por calle Beltran o calle Alberdi.

El Cañón del Atuel se inicia a 37 km de San Rafael, distrito el Nihuil, en el macizo antiguo de San Rafael y la sierra pintada, al SO. A 1200 ms.n.m.recorrido por ruta prov. N_ 173. A 279 km. Al sur de Mendoza es una curiosidad geomorfológica en forma de Cañón o cajón cavado por el Río Atuel, con impresionantes paredes. Secciona al macizo de San Rafael y a la Sierra Pintada en un valle fluvial angosto y sinuoso. Su antigüedad se calcula en 60 millones de años, pudiéndose leer la historia geológica de la tierra. Se asocian distintos tipos de erosión eólica y fluvial que han modelado el paisaje con curiosas formas y distintos coloridos. Es un maravilloso caos geológico que sufrió variados procesos como el vulcanismo y la elevación de los Andes.

Mención especial merecen los  espejos de agua del Nihuil y Valle Grande. El primero, característico por las dimensiones de su espejo artificial y Dique de hormigón en arco. Forma parte del complejo hidroeléctrico del Atuel, con 9600 ha. Sobre la margen derecha se eleva la Villa turística del Nihuil y, en la margen izquierda, el Club de Pescadores de San Rafael. Se caracteriza por sus actividades acuáticas. Posee miradores, lugares de pesca y balnearios, áreas forestadas y caminos pintorescos. Presenta los saltos del rio atuel, donde el cauce se angosta a 40 m. de alto y 7 m de ancho , dando comienzo al Cañón del Atuel. Desde el lago se encauzan las aguas por un túnel debajo de rocas y llega a la central Nihuil, que genera 74.000 kw/h.

El Dique Los Reyunos es un  paraje de singular belleza por su lago artificial entorno a la Sierra Pintada en el lecho del Cañón del Río Diamante; espectacular por su geomorfología. El espejo de 734 has, presenta costas irregulares y acantilados. Forma parte del complejo hidroeléctrico del río homónimo junto con las presas el Tigre y Agua del Toro. Es utilizado para energía, generando 224.000 kw/h y para riego. Su paredón es de materiales pétreos, compactos con arcilla, con una altura de 134 m , coronado por un mirador y camino de acceso a la central de 10 pisos , tres de los cuales se ubican bajo el nivel inferior del lago.

Los Castillos de Pincheira se trata de una formación tallada por la acción de los agentes erosivos eólicos o hídricos que la asemejan a castillos. Debe su nombre al caudillo y bandido, José Antonio Pincheira que utilizó este lugar como refugio. Se convitió en el caudillo de los indígenas. El lugar encierra cerámicas, puntas de flecha y restos de los indígenas que desarrollaron su cultura en la región.  El Museo vitivinícola Francisco Rutini es uno de los museos vitivinícolas más completo de Sudamérica, ubicado en el interior de la bodega La Rural, coleccionados por don Francisco Rutini, testigos de la historia de la vitivinicultura mendocina y de la vida diaria de los pobladores de este terruño. Atesora alrededor de 4.500 piezas, pero continúa permanentemente enriqueciendo sus colecciones.

Está compuesto por un cuerpo central, que exhibe valiosos elementos de distintas épocas y etapas desde la época colonial hasta el siglo XIX, poniendo de manifiesto las técnicas utilizadas para el proceso del vino y una sala especialmente dedicada a la antigua imaginería religiosa.

El Museo histórico Las Bóvedas declarado lugar histórico nacional, es réplica de la casa que mandara a construir el General San Martín, para terminar sus dias en el humilde oficio de chacarero. Posee dos blancas y amplias bóvedas que asemejan cascos de una quilla de barco invertida, construídas de madera, barro y cañas, unidas con tientos de cuero de vaca. Construida en 1905, es de estructura simetrica, rodeada de cuatro amplias galerias donde se exhiben objetos y máquinas agrícolas del siglo pasado y principios del siglo XX. A este museo, que cuenta con trece salas de exposición, se le ha dado un sentido didáctico y se forma con donaciones y trueques de las personas o entidades.

La casa original del General San Martín estuvo al este de la ciudad cabecera, a pocos metros de la actual réplica. Se supone que el terremoto de 1861 y el discurrir inexorable del tiempo concluyeron por destruirla. Posteriormente, uno de los tenedores de la finca, don Ricardo Palencia, hizo construir a unos trescientos metros hacia el oeste de la primitiva ubicación, la actual replica, cuyos techos abovedados le dan el nombre.

Cómo llegar   
En coche
Son varias las alternativas para llegar a la Ciudad de Mendoza. Las principales vías de acceso son las rutas nacionales 7 y 40. Desde la Ciudad de Buenos Aires, la salida es Acceso Oeste desde la Av. General Paz, en dirección a la Ciudad de Luján. Si se continúa por dicha ruta, ésta se transforma en la Ruta Nacional Nº 7, y tras 1050 kilómetros llegamos a Mendoza.

En Avión
Vuelos internacionales al Aeropuerto Internacional El Plumerillo desde y hacia varias ciudades del mundo.

Dónde alojarse
Park Hyatt Mendoza
Chile 1124

Sheraton Mendoza
Primitivo de la Reta 989

Altezza Apart & Suites
España 1581

Dónde comer
Los Girasoles
Espejo 455

Pueblo del Río – Rest. de Montaña
Ruta Int. Nº 7 Km. 1108 – Potrerillos

Pukarainca – Rest. de Montaña
Ruta Nacional 149 km 14 – San Alberto – Uspallata

Más información
Secretaría de Turismo de la Nación,
Centros de Información Turística: Av. Santa Fe 883, (C1059ABC) Buenos Aires, Tel. 4312-2232 ó 0800-555-0016;
Aeropuerto Internacional de Ezeiza y Aeroparque Jorge Newbery; e-mail: info@turismo.gov.ar.
Centros de Información Turística de la Ciudad de Buenos Aires: Av. Pte. Quintana 596 (Recoleta), Terminal de Ómnibus de Retiro (Local 83), Florida 100, Av. Alicia Moreau de Justo 200 (Dique 4, Puerto Madero), Defensa 1250 (San Telmo); e-mail: infobue@buenosaires.gov.ar.

Nuestro agradecimiento a la Oficina de Turismo de la Provincia de Mendoza