Ruta por los pueblos del Señorío de Molina, en Guadalajara

Muchos son los alicientes que en el aspecto festivo y costumbrista ofrece la provincia de Guadalajara. Esta provincia ha sido a lo largo de la historia cruce de caminos de las más diversas culturas y tradiciones, habiendo sabido asimilar y dar sentido propio a cuantas manifestaciones festivas y culturales llegaron. Buena prueba de ello es el atractivo y variopinto folclore que dispone en la actualidad Guadalajara. En este reportaje recorremos los pueblos de la ruta del Señorío de Molina.

Esta ruta nos lleva por el nordeste de la provincia, territorio limítrofe con Aragón, de intensa y movida historia fronteriza y bellos paisajes naturales. Lo podríamos considerar como un territorio independiente dentro de la provincia, teniendo sus límites muy definidos ya desde el s. XV. Es una homogénea paramera que alcanza sus máximas cotas en los montes Aragoncillo y la Sierra de Caldereros. Descubriremos algunas muestras del románico rural y ascenderemos a sus castillos roqueros.

Comenzamos esta ruta en la importante ciudad de Molina de Aragón, situada en el nordeste de Guadalajara, cabecera de una comarca forestal y pastoril y capital del Señorío de Molina. Seguimos nuestro viaje por Campillo de Dueñas, en cuyo término, tras discurrir por un carril de tierra unos cinco kilómetros encontramos el castillo de Zafra. Desde Campillo de Dueñas nos dirigimos a Embid, villa situada en un pequeño cerro.

Nos dirigimos al cruce de Cillas y tras recorrer unos 20 kms. llegamos a la villa de Milmarcos, uno de los conjuntos más interesantes de arquitectura molinesa y ahora tomamos la CM-2107 hacia el cruce de Labros. Nos disponemos a recorrer el Valle del Mesa, interesantísimo rincón de la provincia de Guadalajara, un espacio natural de gran interés para los amantes de las actividades relacionadas con la naturaleza. En Mochales tomaremos contacto con el río y con la hoz que continuará hacia Villel de Mesa.

Estamos en el extremo más septentrional de la provincia cuando llegamos a Villel de Mesa, cuyo mayor atractivo es su castillo roquero del s. XIV, con torres en los extremos. Nos encaminamos hacia la N-211 para visitar Selas que tiene unas bien cuidadas calles, con amplia plaza en la parte baja, y otra más reducida frente a la iglesia. Seguimos dirección a Molina, para detenernos ahora en Rillo de Gallo. Cerca del pueblo, aguas arriba del arroyo Viejo, se encuentran los restos, ya mínimos, de un castro celtíbero en el que aparecieron cerámicas y objetos metálicos que probaban su habitación y uso.

Un kilómetro después de Rillo de Gallo nos desviamos a la derecha para conocer Corduente y Ventosa, en la vega del río Gallo, cuyo curso de agua penetra en las profundidades de la Hoz y donde podemos contemplar el hermoso Santuario de Nuestra Señora la Virgen de la Hoz, enclavado en un espectacular barranco labrado a lo largo de los tiempos por el río. El lugar constituye el referente espiritual de toda la comarca y es uno de los parajes más atractivos de toda la Provincia.

Ruta por los pueblos del Señorío de Molina

Comenzamos la Ruta por los pueblos del Señorío de Molina por Molina de Aragón. A esta localidad se accede desde Madrid tomando desde la A-2 en el kilómetro 133, casi al límite provincial, en Alcolea, la N-211, que nos conduce directos a Molina. Desde Molina tomamos la GU-481 para dirigirnos a Campìllo de Dueñas y enlazamos con la CM213, tras una corta intrusión en la provincia de Zaragoza para llegar a Embid.

Seguimos esta vía hasta el cruce de Cillas, donde tomamos la CM-210 para acudir a Milmarcos. Enlazamos ahora con la CM-2107 para visitar Labros, Mochales y Villel de Mesa en un desvío por la GU-272. Volvemos a la comarcal para desembocar de nuevo en la N-211, dirección Molina, haciendo parada en Selas y Rillo de Gallo, donde tomamos la CM-2015 para llegar hasta Corduente. De aquí tomamos una carretera local para alcanzar Ventosa y el barranco de la Hoz.

Monumentos de interés en la Ruta por los pueblos del Señorío de Molina

  • Molina de Aragón: Castillo, Puente románico, Iglesia de S. Pedro, Iglesia de Sta. María del Conde
  • Campillo de Dueñas: Iglesia parroquial, Castillo de Zafra
  • Embid: Castillo, Iglesia parroquial de Santa Catalina, Ermita de Santo Domingo
  • Milmarcos: Iglesia de San Juan Bautista, Ermita de Jesús Nazareno, Casonas Molinesas
  • Labros: Restos Iglesia Románica
  • Mochales: Plaza Mayor
  • Villel de Mesa: Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, Palacio de los marqueses de Villel, Castillo
  • Establés: Castillo, Iglesia parroquial siglo XVI, Plaza Mayor
  • Selas: Casonas Molinesas, Iglesia parroquial
  • Rillo de Gallo: Castro Celtíbero
  • Corduente: Castillo
  • Ventosa: Santuario de la Virgen de la Hoz

Fiestas

En Molina de Aragón se celebra la Virgen del Carmen 16 de julio, con desfiles de la Cofradía Orden Militar del Carmen o Compañía de Caballeros de Doña Blanca, cuyos orígenes se remontan al siglo XII. Procesión conocida popularmente como la de los “cangrejos” por el color rojo de las vestimentas medievales. Dura 2 ó 3 días, y está declarada de interés turístico regional. La Cofradía Militar de Ntra. Sra. Del Carmen tiene su origen en el siglo XIII. Sus caballeros eran la élite de doña Blanca. Tomaron parte en la Guerra de la Independencia.

En Milmarcos, en Semana Santa, l Jueves y el Viernes Santo se celebra la tradicional Procesión de Los Coraceros. En Ventosa se celebra el domingo de Pentecostés una fiesta declarada de interés turístico, la Loa (o Loa del Gallego), representación de un auto sacramental en el que intervienen varios personajes representando el Bien y el Mal. Después ocho danzantes interpretan danzas de palos y espadas así como la “danza de la cadena” para terminar construyendo una torre humana en la que el ángel allí encaramando gritará vivas a la Virgen.

Más información:
DIPUTACIÓN DE GUADALAJARA
www.dguadalajara.es | Información: 949 88 75 00

Nuestro agradecimiento a la Diputación de Guadalajara