Garnacha y Tempranillo, el límite de la autenticidad

Las nuevas añadas de Alba de Bretón 2003 y Pagos del Camino 2004

Bodegas Bretón presenta las nuevas añadas de dos de sus vinos estrella, Alba de Bretón y Pagos del Camino, concebidos para mostrar la máxima expresión y autenticidad de cada una de sus variedades: 100 % garnacha en el caso de Pagos del Camino y 100% tempranillo en Alba de Bretón.

Alba de Bretón 2003, 100% tempranillo, proviene de viñedos de más de 80 años de antigüedad. Su color es cereza oscuro con borde azafranado. Su paso por nariz presenta aromas a roble tostado y cremoso, así como un fondo a confitura y especias dulces, un leve matiz mineral. En boca es potente, concentrado y con matices de regaliz y terruño.

Pagos del Camino 2004 representa la esencia de la variedad garnacha, única variedad protagonista de este gran vino. Proveniente de viñas ubicadas a 500 metros sobre el nivel del mar en Cárdenas, La Rioja, Pagos del Camino 2004 tiene un color cereza oscuro con un borde rojizo vivo. Su aroma es potente, rico en matices tostados del roble (torrefacto, chocolate). Su paso por boca es potente y concentrado. Posee una excelente estructura y potencial. De él también se desprenden matices de regaliz y terruño.

Bodegas Bretón se mantiene fiel a su compromiso con la calidad gracias a un cuidadoso trabajo en la viña y en la bodega. Los continuos reconocimientos tanto a nivel nacional como en el panorama internacional son un claro reflejo de esta filosofía que la bodega riojana imprime en todos sus proyectos.

PVP: Alba de Bretón 2003, 36 euros. Pagos del Camino 2004, 24 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.