LA PRÁCTICA DEL TURISMO DE MOUNTAIN BIKE PROVOCA UNA MEDIA DE 30 VÍCTIMAS MORTALES AL AÑO EN ESPAÑA.

Octubre es uno de los mejores meses para practicar este tipo de turismo

El índice de siniestralidad del Turismo de Mountain Bike es uno de los más altos del turismo denominado de aventura. La estimación es que cada día se produce una media de más de dos heridos y una víctima mortal cada dos semanas. La falta de preparación física, la soledad, las dificultades del terreno, adversidad del clima, falta de vigilancia, nocturnidad son algunos de los factores de riesgo más frecuentes de este tipo de turismo, según la experiencia de Europea de Seguros. La solución es aumentar la concienciación de los aficionados a este tipo de turismo que ya practican más de medio millón de españoles.

La mejor época para viajar y practicar Turismo de Mountain Bike es precisamente el otoño, además de la primavera, para evitar el calor o el frío intenso y las lluvias. Esta es la temporada en la que se registra mayor movilidad y también siniestralidad, según la experiencia de Europea de Seguros, aseguradora de Al Filo de lo Imposible de Televisión Española.

Respecto a los destinos internacionales cercanos preferidos por los aficionados españoles son Francia (donde hay rutas muy conocidas como “Castillos del Loira”, muy vigilada, con pocos obstáculos, pensada para familias y con senderos amplios y despejados), el Suroeste de Alemania -regiones de la ribera del Río Danubio-, Irlanda, Países Bajos y Marruecos.

Respecto a la larga distancia, el más interesante es Estados Unidos, donde estaba la cuna del turismo de Mountain Bike, concretamente en el Estado de Utah, con rutas emblemáticas, como la de Moab. En los últimos años, el Estado de Colorado se ha convertido en un destino más popular.

Death Road en Bolivia
Los españoles también viajan a Hispanoamérica donde hay grandes rutas como la del “Cruce de los Andes” entre Argentina y Chile o la Boliviana entre La Paz y Coroico, de 69 kilómetros, llamada por los ciclistas Death Road (Camino de la Muerte), por su alto nivel de riesgo. Al año mueren entre 200 y 300 viajeros (en todos los transportes), aunque precisamente el peligro es lo que la hace tan atractiva y ya ha sido recorrida por más de 25.000 ciclistas.

“La práctica del turismo de mountain bike es cada vez más habitual, pero los aficionados deben de ser conscientes de que entraña un alto riesgo. De hecho, el 80 por ciento de los ciclistas de montaña sufren algún tipo de lesión al año, muchas menores que son tratadas por ellos mismos. El problema llega cuando se produce un incidente importante que requiere evacuación, hospitalización e, incluso, repatriación. Esto es algo más frecuente de lo normal. Entonces la existencia de un seguro adecuado es fundamental”, explica David Hernández, Director de Europea de Seguros.

Factores de riesgo y prevención
La concienciación y prevención es, por ello, fundamental y evitaría el 90 por ciento de accidentes, según Europea de Seguros. La aseguradora ha preparado, por ello, una relación de consejos prácticos para detectar y prevenir los principales factores de riesgo:

– Contar con una buena preparación física Muchos viajeros se aventuran a practicar mountain bike y no están preparados para pedalear sobre un terreno hostil que no conocen suficientemente.
– Conocer bien el terreno y evitar aquellos excesivamente complicados. Hoyos, cascotes, pendientes, alcantarillas… pueden torcer el rumbo de las ruedas y provocar un accidente. El ciclista debe de estar muy preparado antes de adentrarse en un terreno irregular.
– Uso del casco.
– Informarse previamente sobre la climatología. Antes de emprender una ruta se debe de consultar con rigor las predicciones meteorológicas y no salir en caso de riesgo.
– Evitar la nocturnidad. Practicar el ciclismo de montaña durante la noche es especialmente peligroso, reduce casi a cero la visibilidad en las curvas y podemos, incluso, encontrarnos animales salvajes.
– Ir acompañado y elegir rutas vigiladas. En el 80 por ciento de los accidentes, la víctima viajaba en solitario lo que ha agravado la situación. Buscar compañía y llevar siempre el teléfono móvil es fundamental, así como elegir rutas con vigilancia.
– Protegerse las manos, pues las principales lesiones y fracturas tienen lugar en la parte superior del cuerpo; especialmente en manos, muñecas, dedos y codos. Es preciso tener un cierto cuidado sobre los hombros, debido a su vulnerabilidad, evitando, así, las fracturas de clavícula. También se pueden producir lesiones más serias, como fracturas de la pelvis, lesiones de vísceras, fracturas faciales y lesiones cerebrales severas, si no se usa casco.
– Es igualmente importante contar con un seguro adecuado para tener la mejor asistencia en caso de accidente.

Europea de Seguros, única compañía especializada en seguros de viaje, dispone de una póliza especial para turismo de Mountain Bike que cubre los gastos médicos, de hospitalización, quirúrgicos, así como búsqueda y salvamento por montañas y bosques en caso necesario. También incluye un servicio de asistencia telefónica las 24 horas del día. El precio es muy ajustado en función de la enorme seguridad que aporta, a partir de entre 30 y 50 euros para dos semanas de duración.

En nuestro país los lugares más habituales para practicar ciclismo de montaña son: La ruta Jacobea del Camino de Santiago, acantilados de Guetxo, Logroño, Bilbao, La Rioja…

Atención a la modalidad de “descenso”
Señalar, para acabar, que la última moda en Mountain Bike es el “descenso” que encierra un gran peligro. Se practica en caminos forestales o montañosos y consiste en subir hasta la cima para bajar a toda velocidad. El descenso en España se practica, especialmente, en los Pirineos, Guadalajara o Huesca, en rutas no controladas, lo que entraña un elevado peligro.

En muchos casos, estos ciclistas superan los 60 km/hora por sendas transitadas por otras personas, niños, otros ciclistas que suben… El peligro es tan alto que en algunas zonas se ha prohibido todo tipo de ciclismo, como en los caminos del pueblo madrileño de Cercedilla, bajando desde el Puerto de Navacerrada.

Europea de Seguros es la única compañía especializada en seguros de viaje, cuenta con una sólida estructura humana (médica y asistencial) y financiera y está integrada en Munich Re, uno de los grandes grupos reaseguradores del mundo. Europea asegura cada año a ocho millones de viajeros y es la compañía aseguradora oficial de las expediciones llevadas a cabo por Al Filo de lo Imposible de Televisión Española.
Gulliveria.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.