Mérida quiere ser una ciudad de Congresos


Tiene el primer Auditorio y Palacio de Congresos de la Comunidad. La capital de Extremadura pertenece ya al Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España.
Uno de los modernos monumentos con que cuenta Mérida es el Auditorio y Palacio de Congresos, situado junto al puente Lusitania, construido por Santiago Calatrava, y frente al puente Romano, cuya construcción fue el motivo fundacional de la ciudad.
La capital extremeña quiere potenciar otros segmentos del sector turístico, como puede ser el de congresos y convenciones, y está decidida a ella ahora que el Palacio de Congresos se encuentra a pleno rendimiento.
Obra de los ingenieros Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano fue concebido como una pieza muy singular, un gran volumen vaciado en su interior para conformar un nuevo especio público: una gran terraza sobreelevada que se asoma hacia la ciudad y a su río.
Es el primero de la Comunidad Autónoma y viene a unirse a otros edificios singulares que realizaron arquitectos de reconocido prestigio en los últimos años, en una ciudad en donde con más intensidad la arquitectura se hace protagonista ante el viajero.
La senda la abrió el Museo Nacional de Arte Romano, de Rafael Moneo, que recoge la esencia de la técnica constructiva romana y que fue una de las cumbres de la arquitectura española del siglo XX. Juan Navarro Baldeweg construyó poco después el edificio de las Consejerías de la Junta, que vino a ser la continuación a la Alcazaba árabe, entre los puentes Romano y Lusitania y frente a la Biblioteca Pública del Estado, de Luis Arranz o la Escuela de Administración Pública, una de las últimas obras del arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oíza.
El teatro, el circo, el anfiteatro, los museos, las termas, los acueductos, los puentes y calzadas romanas ya justifican de sobra la visita a la ciudad, pero el turismo cultural pide algo más, una ciudad amable para visitar y que incluya en su oferta una alta gama de restaurantes y hoteles. En esto la capital de Extremadura ofrece un amplio abanico, el mejor de la Comunidad, con el mayor número de plazas hoteleras de cuatro estrellas y el único hotel de cinco estrellas de la Cadena Sol Meliá. La Mérida actual se ha convertido en una ciudad moderna, que conjuga perfectamente las necesidades y prioridades de una ciudad de servicios con la monumentalidad de su pasado y sus tradiciones.
Mérida es Ciudad Patrimonio de la Humanidad desde 1993, y en junio de 2005 fue aceptada en el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, del que ha pasado a formar parte junto a Tarragona y a las diez ciudades que lo integraban con anterioridad.
El material turístico que presentará la capital de Extremadura en la Feria Internacional de Turismo incluye una Guía monumental a todo color; un Manuel de Congresos, con datos de los espacios que hay en Mérida para celebrar congresos, reuniones y jornadas; nuevos planos y guías turísticas, como la guía Évora-Mérida en castellano y portugués, una guía de rutas gastronómicas por la ciudad; un nuevo material promocional de la Semana Santa, declarada Fiesta de Interés Turístico Regional, y un documental en DVD y en cinco idiomas sobre la ciudad.
En el stand estarán representados los artesanos de la ciudad, especialistas en mosaico, orfebrería o cerámica; y habrá espectáculos de animación similares a otras ediciones.

1 Response

  1. 1 mayo 2018

    […] a.C., Toledo, el Toletum romano, era parada obligada para los viajeros de la ruta entre Zaragoza y Mérida. Vestigios de la época romana son los acueductos y termas que, hoy en día, aún se conservan. El […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.