Las minas de Riotinto, en Huelva

La comarca de Riotinto está ligada desde siempre a la minería. El torturado paisaje es fruto del esfuerzo del hombre que, desde hace miles de años ha ido pasándose de mano en mano y de generación en generación, la azada, el pico, la locomotora o la moderna retroexcavadora para modelar de forma impertérrita, un paisaje que bien pudiera situarse en otro planeta.

Minas de Riotinto, S. A. (MRT) es la heredera de las minas que explotadas por los Tartessos (5000 A.c.), Fenicios, Romanos y Árabes fueron adquiridas en 1873 por un consorcio inglés al Estado Español fundando la Riotinto Company. Los ingleses adquirieron no sólo la explotación de las minas, sino también la propiedad del suelo y del subsuelo perteneciente a ellas, continuando dicha propiedad hoy en MRT. Esta empresa Riotinto Company, permanece en las minas hasta 1991.

El Parque Minero de Riotinto es el primero de sus características en España y uno de los principales Parques turísticos-Culturales a nivel nacional. En él se encuentran ubicadas las minas más antiguas de todo el mundo que aún continúan. Son las explotaciones mineras a cielo abierto más grandes de Europa.

El Parque Minero de Riotinto es el primero de sus características en España
El Parque Minero de Riotinto es el primero de sus características en España

Desde 1991 hasta hoy MRT ha sufrido diversos periodos de operación / explotación y paradas marcados por el agotamiento de los más ricos yacimientos y las oscilaciones de los precios de los metales. En Septiembre de 2001 se pone fin a un complicado periodo de 6 años en que la empresa constituida en Sociedad Anónima Laboral no fue capaz de afrontar los retos de este mundo global de la minería desde la perspectiva de una gestión excesivamente movida por las ideologías y los intereses sociales, llevando a la sociedad a una situación muy difícil.

Como explotación minera las instalaciones de MRT fueron capaces de tratar anualmente 10 millones de toneladas de mineral de cobre y 7 millones de toneladas de oro y plata pudiendo producir al año, unas 50.000 toneladas de cobre metal y hasta 8 toneladas de oro equivalente.

Actualmente podemos realizar una visita monográfica a las Minas de Riotinto y es que estas explotaciones mineras llevan presentes en la zona casi desde que el hombre es hombre y es una extraña mezcla entre la naturaleza y la mano humana la que ha conformado tan peculiar escenario. Desde entonces se ha venido transformando el medio hasta lograr un paisaje en el que la ya por sí extraña naturaleza, ayudada por al mano del hombre, ha dado lugar a gigantescas formas policromadas que son recuerdo de nuestros antepasados.

El negro, el rojo, el blanco, los ocres, el azul brillante del cielo, el verde intenso de pequeñas repoblaciones de pinos halepenses, las formas redondeadas, los bancales, las cortas que son cómo cráteres artificiales… son elementos de un paisaje que muchos han llegado a denominar como ‘marciano’.

Estas peculariedades paisajísticas e históricas de la zona, suponen un atractivo para el mundo del cine. La película El corazón del Tierra ambientada en la revuelta minera de 1888 conocida como el año de los tiros ha dado pie incluso a la creación de una ruta turística. El río de las aguas rojas es único tanto por su belleza cromática como por sus excepcionales condiciones ambientales.

Tan peculiar e interesante resulta que la agencia especial americana NASA y el Centro Español de Astrología se ha fijado en el Río Tinto para estudiar la posible similitud entre sus condiciones ambientales y las que se podrían darse en el planeta Marte.

Museo Minero.
El edificio del hospital construido e 1927, reúne hoy un legado de la tradición minera de hace 5000 años, en su interior podemos hacer un recorrido por el modo en el que los diversos pobladores de la comarca se la ingeniaron para arañar a esta sufrida tierra, sus mas preciados tesoros. Incluyen una reproducción minera romana e incontables piezas de la minería y metalurgia de todos los tiempos.

Existen recorridos interesantes por las Minas de Riotinto, en los que podemos ver lugares como el Cerro Colorado, que es la mayor explotación minera a cielo abierto de todo el mundo, La Corta Atalaya, con una profundidad de 335 metros. El “Vagón del Maharajá” construido expresamente para la Reina Victoria. El Barrio “Inglés” de Bella Vista, con una arquitectura típica victoriana inglesa y todas las características de un barrio británico. El Hogar del Pensionista y la Casa de Dirección, hoy Ayuntamiento, también son de estilo victoriano. El Campo de golf rústico de Bella Vista. Parroquia de Santa Bárbara, con un Crucificado de León Ortega y una Inmaculada y un Corazón de Jesús de Castillo Lastrucci.