La serenidad colonial de San Luis, en Argentina


Hoy, la ciudad de San Luis mantiene, junto a edificios modernísimos ubicados en la zona comercial, la esencia de las señoriales ciudades decimonónicas con sus casonas de estilo colonial y sus arboledas infinitas. Además, en los alrededores de la ciudad hay lugares maravillosos donde realizar turismo de aventura, deportes náuticos, safaris fotográficos, pesca deportiva o simplemente deleitarse con la belleza del paisaje. De esta forma, junto con su interesante oferta hotelera, su estupenda gastronomía, y su atrayente vida nocturna, San Luis cubre todas las necesidades de los que la visitan.

La ciudad fue fundada por Luis Jofré de Loaysa y Meneses, teniente corregidor de Cuyo, el 25 de agosto de 1594 y reconstruida en 1632. Cuando los españoles llegaron se encontraron con grandes grupos aborígenes, como los Huarpes, Calchaquíes Comechingones, Olongastas, Michilingües, y Ranqueles, que fueron sometidos y utilizados como mano de obra en la explotación del fértil terreno. Los lugares históricos de más interés si visitan la ciudad son: la Catedral, el Convento de Santo Domingo y el antiguo Cabildo de San Luis.

La catedral, fue declarada Lugar Histórico Nacional en 1975 y la cripta del Coronel Pringles, Sepulcro Histórico Nacional. Se erigió sobre la casa de Tomás Osorio donde vivió el Gobernador D.Vicente Dupuy, entre los años 1814 y 1820, y se alojó en varias ocasiones el Gral. San Martín.

En 1816 fue testigo de la Jura de la Independencia. Su edificación empezó años más tarde, en 1883, acabándose en 1909. Cuenta con una fachada neoclásica, con frontis triangular con escenas en bajo relieve de la vida de San Luis Rey, sostenido por columnas corintias.

Presenta una nave principal con capillas laterales, una cúpula semiesférica y dos torres gemelas. Acoge también las tumbas de los Obispos Dionisio Tibiletti, Carlos M. Caferatta y del coronel Juan Pascual Pringles.

El convento de Santo Domingo, de principios del XVIII, es el edificio más antiguo de la ciudad. Se desacralizó y hoy es un centro cultural, donde se celebran conciertos y exposiciones. También es sede del Mercado Artesanal y la Fábrica de Alfombras. Al desacralizar la iglesia, en su lugar se levantó en 1938 la nueva iglesia «Nuestra Señora del Rosario del Trono», de estilo morisco.

Aparte de esto, todo paseo que se precie debe incluir una visita a la Plaza Independencia, y a la Plaza Pringles, con románticas arboledas. Otros lugares de interés son: El Museo Dora Ochoa de Masramón que alberga Secciones de Historia y Arqueología, Ciencias Naturales, Artes Plásticas y Paleontología, en esta última se exhibe el arácnido fósil más grande del mundo: una araña petrificada de 35 cm. de longitud y que debió medir, incluyendo sus patas, 1 m. de diámetro.

La aguada de Pueyrredón, se encuentra empotrado en las faldas de las sierras de San Luis. Allí se sitúa la que fuera estancia del Coronel Juan Martín de Pueyrredón, como nota curiosa, todavía se mantienen en pie tres ombúes plantados por el prócer que él mismo trajo de Buenos Aires. Se declaró Lugar Histórico Nacional en 1941.

El campamento de las Chacras es otro lugar interesante, se inauguró el 17 de agosto de 1991, en las antiguas Chacras de Osorio, monumento que homenajea al sitio donde entrenaron el escuadrón, de 800 voluntarios puntanos que integraron el Regimiento de Granaderos a Caballo, que intervino a las órdenes de San Martín en la campaña de Perú.

También es muy agradable la zona del Chorrillo, al este de la ciudad, una zona residencial, tranquila, donde se puede visitar el dique y un balneario. Ya en los alrededores de San Luis, resaltamos los siguientes parajes:

El espectacular lago de Potrero de los Funes, se encuentra a 1000 metros sobre el nivel del mar, rodeado de sierras de 2000 metros. Es un lugar clásico de veraneo en la zona, allí pueden practicar deportes náuticos, trekking, senderismo, dispone además de una variada oferta hotelera.

El Volcán, que es una Villa veraniega creada en los primeros días de la conquista española. Se llama así por el caudaloso río que la atraviesa dejando a su paso impresionantes saltos y cascadas, como Salto Colorado y La Hoya; dispone de hoteles, camping, casas de alquiler, y una deliciosa oferta gastronómica.

El Trapiche, una villa verdísima y tranquila que debe su nombre a la construcción de un “trapiche” en 1792 para pulverizar el oro que se extraía en La Carolina. Allí pueden alquilar bicis, pasear a caballo, o relajarse en el balneario Siete Cajones con piscinas naturales.

El oasis de Nogolí, de explosiva vegetación, es ideal para la práctica de deportes acuáticos, se encuentra en la falda occidental de las sierras, y su nombre significa “aguas buenas” en lengua indígena. Es famoso por su bello dique y dispone de balneario municipal. La planicie de Salina del Bebedero, es otro paraje precioso, es una laguna de aguas salubres que invierno se convierte en un mágico desierto blanco.

Balde, es ideal para el termalismo por sus excelentes aguas termales beneficiosas para el tratamiento del reuma y enfermedades de la nutrición. El embalse de La Florida con su espejo de agua de casi 652Has, es el lugar favorito de los amantes de la náutica, el buceo y la pesca de pejerrey, trucha arco iris y carpas. Dispone de campings, bungalows, clubes y servicios para acomodar con satisfacción a todo tipo de visitantes. Cuenta con la Reserva Florofaunística que permite el contacto directo con animales autóctonos y exóticos.

Finalmente, reseñamos el Parque Nacional Sierra de las Quijadas donde pueden visitarse formaciones geológicas asombrosas y restos fósiles de dinosaurios.

Dónde alojarse
Vista Suites & Spa
Av. Pte. Illia 526
Tel: 42-5794 / 44-6122

Sierras Hotel Las Chacras – Juana Koslay
Ruta 20 Km 13
Tel: 49-0058

Dónde comer
Complejo del Lago
Ruta 18 – Km. 18.2 – Circuito del Lago
Tel: 49-5254

Donato Colón y Bolívar
Tel: 42-7960

El Quincho
Ruta 7 – Km. 783 – Bella Vista
Tel: 44-0500

Quizá también te guste...