Campaña de Información y Promoción de la Carne de Ovino y Vacuno con Indicación Geográfica Protegida.

Por primera vez en España, las carnes frescas de vacuno y ovino con sello IGP se aúnan para informar conjuntamente al consumidor acerca del significado del sello europeo de Indicación Geográfica Protegida y explicar las características diferenciadoras que reúnen estas carnes con respecto otras que no cuentan con el etiquetado de IGP.

El Instituto Innovacarne puso en marcha, en noviembre de 2007, esta campaña de promoción y comunicación cofinanciada por la Unión Europea y el Gobierno de España, a través del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, por un periodo de ejecución de tres años, entre 2007 -a partir de la celebración del acto de presentación- y 2010, y un presupuesto de cuatro millones ochocientos mil euros.

A través de numerosas acciones en medios de comunicación, edición de folletos y publicaciones, actividades divulgativas entre el sector y consumidores en general, actos dirigidos a profesionales de la gastronomía, elaboración de materiales gráficos informativos, etc., el Instituto Innovacarne acercará las carnes nacionales con sello IGP a los consumidores, constituyendo la comunicación sobre tres pilares argumentales fundamentales: Carnes con calidad, Carnes diferenciadas y Carnes vinculadas con el territorio.

El sello de Indicación Geográfica Protegida es Único. La Indicación Geográfica Protegida es una figura creada por la Unión Europea para comunicar al consumidor que el producto que adquiere tiene características de calidad diferenciada.

En España, las carnes frescas de calidad diferenciada están amparadas bajo el sello IGP. Este reconocimiento europeo de calidad es un elemento esencial para el consumidor.

El sello de la Indicación Geográfica Protegida aporta un importante valor añadido y constituye una herramienta fundamental en la diferenciación del producto, aportando al consumidor elementos que facilitan su decisión de compra. Es garantía del origen de la carne, certifica unas cualidades organolépticas determinadas y asegura unos valores nutricionales, que hacen de estas carnes un alimento destacado.

Es importante resaltar el papel que este tipo de producciones juegan en el mantenimiento del medio rural, utilizando sistemas ancestrales de producción mantenidos con el buen saber hacer de nuestros ganaderos a lo largo del tiempo, pero que han sabido evolucionar, siempre conscientes y cercanos a las necesidades del consumidor. Estos sellos de calidad, basados en razas autóctonas y sistemas de cría en régimen extensivo, permiten el aprovechamiento de los recursos naturales en el medio donde se desenvuelven y juegan un papel vital en el desarrollo sostenible del medio rural.
Gulliveria.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.