EL HOTEL OPERA DE MADRID PRESENTA SUS HABITACIONES DE TERRAZA CON JACUZZI CON VISTAS AL PALACIO REAL

El Hotel Ópera celebra su 45 Aniversario con una renovación global en la que destacan las terrazas privadas de sus habitaciones de la planta octava que cuentan con jacuzzi y unas espectaculares vistas al Palacio Real. Dichas terrazas amuebladas y los jacuzzis pueden utilizarse tanto en verano como en invierno, gracias a las cristaleras que recubren el espacio. El Ópera se encuentra frente al Palacio Real, con entrada por la Cuesta de Santo Domingo 2 y esquina a Arrieta 6 y es igualmente reconocido por su restaurante El Café de la Ópera.

El Hotel Ópera es uno de los más clásicos de Madrid celebra su 45 Aniversario con la finalización de una enorme reforma que le sitúa a la vanguardia del siglo XXI. La gran sorpresa del Hotel Ópera son las nuevas habitaciones de la planta octava que cuentan con unas estupendas terrazas amuebladas y jacuzzis, con unas vistas espectaculares al Palacio Real y todo el Madrid de los Austrias.

Otra gran ventaja de estas habitaciones es que en la misma planta también se ha construido un gimnasio equipado con los aparatos profesionales de entrenamiento más avanzados y una sauna, ambos acristalados, por lo que también disfrutan de unas vistas inigualables. Todo listo para ponerse en forma y relajarse disfrutando de la bellaza del Madrid de los Austrias. El uso del gimnasio y la sauna es gratuito para los clientes del hotel. En la misma planta, además, se ha creado una pequeña biblioteca, cuyos libros pueden tomarse prestados por los clientes.

Las habitaciones de la octava planta, así como las del resto del hotel, se han dotado de camas muy amplías, mobiliario de líneas muy sencillas y modernas en madera de nogal, adornos que siguen el estilo de la decoración global, además de todos los servicios. En los baños también se ha utilizado un mobiliario muy moderno distribuido estratégicamente para crear un espacio confortable.

La Ó de la inspiración
El nuevo diseño del Ópera ha corrido a cargo de la especialista Leticia Martínez, que ha jugado con los contrastes entre las formas, los volúmenes, así como los dibujos y estampados de los papeles de las paredes. Las tonalidades utilizadas abarcan toda la gama de marrones y cremas, desde los más claros que ofrecen una sensación de amplitud y tranquilidad, hasta los chocolates más actuales utilizados en el mundo de la moda.

El Hotel Ópera es una sucesión de detalles que en su conjunto crean una atmósfera de bienestar. Un guiño de complicidad con los visitantes es el nuevo símbolo del hotel: una rotunda y estilizada Ó acentuada que corresponde a su primera letra. Todo un emblema, pues la palabra ópera en castellano es en el único idioma del mundo que se acentúa.

La Ó se reproduce con elegancia y sutilidad en diferentes elementos del hotel, desde el frontal de la recepción, a los productos de baño y tocador.

El toque artístico de El Café de la Ópera
El restaurante El Café de la Ópera también se ha mejorado, potenciando la belleza del impresionante mosaico del Madrid antiguo que le caracteriza, obra que el artista Santiago Padrós, ya fallecido, realizó en 1963.

Los retoques realizados en El Café de la Ópera permiten a sus clientes deleitarse aún más con el espectáculo lírico y la suculenta cena que se ofrece cada noche en vivo. El restaurante del Hotel Ópera es, de hecho, internacionalmente conocido y apreciado por la calidad y emotividad de su espectáculo lírico, así como por sus excelentes propuestas culinarias. Cada noche los comensales disfrutan de Una Cena Cantada®, en la que se ofrecen piezas de la mejor ópera, zarzuela, musicales o boleros. Toda una experiencia musical y gastronómica.

La reforma del Ópera también ha contribuido a reforzar el valor de su singular ubicación. En el centro histórico de Madrid, en el Barrio de los Austrias, frente al Teatro Real de la Ópera, a pocos pasos de la Plaza de Oriente, el Palacio Real, los Conventos de las Descalzas Reales y de la Encarnación, la Plaza Mayor, la Gran Vía, la Puerta del Sol y los principales centros comerciales. Está igualmente cercano a los museos que forman el famoso Triángulo de las Artes: El Prado, Thyssen Bornemisza y Reina Sofía. Una zona estupenda para callejear, admirar los edificios, plazas, pequeños rincones y jardines de la ciudad llena de vida.

Así es el Hotel Ópera después de la enorme reforma, un espacio personal de intimidad y amabilidad, un hotel independiente. Una casa en Madrid para cientos de clientes de todo el mundo donde siempre se sentirán a gusto y les mimarán.
Gulliveria.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.