Rieti, belleza en el corazón de Italia


Capital de la provincia denominada Sabina porque abarca casi por completo el territorio habitado antiguamente por los sabinos, Rieti está situada en el centro geográfico de Italia (Umbilicus Italiae). Fue ya recinto fortificado, oppidum, de los sabinos, más tarde municipio romano, y además es la ciudad de origen de Marco Terenzio Varrone, el célebre escritor definido por sus coetáneos como «padre de la erudición romana». Laura Sánchez. Gulliveria.

La ciudad sufrió invasiones bárbaras, cayó en decadencia en la época de las invasiones sarracenas y normandas y tuvo su resurgir en el siglo XII, convirtiéndose en municipio libre, para, más tarde, aceptar la soberanía de los papas y serles fiel hasta la unificación de Italia, época en que participó activamente en los acontecimientos del «Risorgimento».

La vía Roma, antiguamente vía di Ponte, es la arteria principal de la ciudad, que divide los barrios medievales de Santa Lucia, de la Verdura, de San Francesco y de San Ruffo. En ella están la iglesia románica de San Pedro Apóstol, del siglo XIII, y el Palacio Vecchiarelli, construido por Carlo Maderno en el siglo XVII.

En la cercana plaza de Cesare Battisti, están el edificio la Prefectura, llamado antes Vicentini, con un pórtico de Vignola, del siglo XVI, y la catedral, iniciada en 1109 y consagrada en 1225 por el papa Honorio III. En la entrada de la iglesia hay un pórtico con una bóveda de aljibe (1458). A la izquierda encontramos el baptisterio, donde está emplazado el Museo Diocesano.

Delante de la catedral, podemos ver la notable torre del campanario (1252). Su portal principal, románico, está decorado con motivos vegetales y animales. En su interior podemos admirar, entre otros, la estatua de santa Barbara, obra de Giovannantonio Mari, diseñada por Bernini. La cripta, consagrada en 1557, es muy interesante.

En la contigua plaza Mariano Vittori y a lo largo de la vía Cintia, podemos ver el Palacio Episcopal (1283-1288) detrás de cuyo pórtico admiramos las espectaculares bóvedas góticas, con sus dos naves, que conducen al atrevidísimo arco de la época del papa Bonifacio Vlll Caetani. El baptisterio de la catedral es la sede del Museo del Tesoro de la Catedral, con bellos frescos medievales, magníficas orfebrerías sagradas que datan de los siglos XIII al XIX y suntuosos paramentos sagrados con bordados de los siglos XV al XIX.

Además del coNjunto monumental de la catedral – episcopado, merece una visita el Museo Civico, reorganizado en 1960. Alberga esculturas e inscripciones romanas, y asimismo pinturas y esculturas de los siglos XIV, XV, XVI, XVIII y XIX. Merecen ser destacadas las pinturas de Luca di Tome, Liberato di Benedetto da Rieti, Zannino di Pietro, Antoniazzo y Marcantonio Romani, Antonio Gherardi, Rosa da Tivoli y Antonio Amorosi, las esculturas de maestros de la región de Abruzo, del siglo XV, de Cesare Tuppi, Antonio Canova y Giuseppe Fabris, así como las obras del pintor reatino contemporáneo Antonino Calcagnodoro. Las murallas medievales con sus torres y almenas, del siglo XIII, merecen también nuestra atención.

En la Provincia de Rieti podemos encontrar bellezas naturales en el curso alto del río Velino o en el parque nacional del Gran Sasso e dei Monti della Laga. Este paraje es la fusión perfecta de aspectos de la naturaleza con las antiguas tradiciones culinarias mundialmente conocidas y apreciadas: los famosos espaguetis all’amatriciana. Ésta es una excursión ideal para turistas amantes de la naturaleza, de la fotografía y de la cocina regional.

Lindando con la región de Umbría, podemos visitar Labro para visitar el palacio Nobili Vitelleschi, construido sobre los restos de las murallas de una antigua fortaleza del siglo X. El lugar tiene su importancia estratégica porque permitía controlar las vías de comunicación del valle subyacente.

Entre mediados del siglo XV e inicios del XVI el castillo fue reconstruido y ampliado, englobando así zonas de viviendas, torres y murallas de la antigua fortaleza. Actualmente en el recorrido del perímetro defensivo hay antiguas calles con origen en la parte de Tre Porte, en el centro de la población. El castillo está habitado por la noble familia Vitelleschi. El archivo histórico, en el interior del castillo, conserva más de 300 códices basados en importantes episodios históricos.

Bordeando los montes Reatinos llegamos a Leonessa. Antiguo burgo fortificado en tiempos de Carlos I Anjou, hacia 1278, dominado todavía hoy por la antigua Torre Angioina de planta octogonal. El trazado urbano está intacto, con sus calles anchas y rectilíneas, y sus antiguas puertas. Leonessa es famosa por su producción de farro y por la trufa negra, los dos ingredientes básicos del plato típico de la ciudad.

Proseguimos hacia el norte hasta llegar a Amatrice. Edificada sobre el contrafuerte rocoso que domina la confluencia entre los ríos Tronto y Castellano, inmersa en un ángulo verde de los montes Apeninos, se encuentra a las puertas del Parque Nacional del Gran Sasso y los Montes della Laga. És una ciudad importante por su historia y su arte, y muy conocida por sus famosos espaguetis all’amatriciana. Amatrice celebra una feria el primer domingo después de Ferragosto (15 de agosto) cuyo principal protagonista es el primer plato de una gustosa y variada cocina, dada a conocer en el mundo entero por numeros cocineros originarios de Amatrice.

Esta delicia culinaria de Amatrice, antiguamente comida de pastores, es hoy día valorada a nivel internacional. Es posible realizar una breve parada cerca de Amatrice, a orillas del lago de Scandarello. Hacia el mediodía seguimos nuestra ruta por la vía Salaria hasta llegar a Posta , origen de las famosas Gole (gargantas) del Velino, en el río del mismo nombre, entre el monte Terminillo y los montes Cerreto y Giano. Recorridos unos 14 Km. llegamos a Antrodoco, ciudad de origen romano cuyo nombre originario fue Interocrium, que significa «entre los montes». Una breve parada nos permite admirar el portal románico del Duomo y el baptisterio decorado con frescos de los siglos XV y XVI con escenas de la vida de San Juan Bautista. Sólo a 12 Km. en dirección a Rieti visitamos las Termas de Cotilia, dotadas de un especial encanto, entre la historia y la leyenda. De estas termas surge un manantial de agua muy abundante, conocido desde antiguo por sus propiedades sagradas. En la zona que circunda el complejo termal de Cotilia abundan las aguas termales que surgen de las dos fuentes de Vecchi e Nuovi Bagni (Viejos y Nuevos Baños). Ya en época pre-romana las termas eran lugar de peregrinación de fieles que se dirigían hasta allí para consultar el Horáculo del gran Santuario de Cotilia. Con el paso del tiempo Cotilia fue perdiendo su carácter de centro religioso pasando a ser conocido como uno de los centros termales preferidos por la nobleza romana, y, todavía en la actualidad, el moderno centro termal ofrece tratamientos y curas de todo tipo.

Rieti

Rieti

Rieti

Dónde alojarse
Hotel Miramonti
Piazza Oberdan 5

Hotel Quinto Assio
Viale Delle Scienze 16/A

Más información
Oficina de Información Turística de la Provincia de Rieti
Via Cintia, 87
E-mail: aptrieti@apt.rieti.it
Internet www.apt.rieti.it

Nuestro agradecimiento a la Oficina de Turismo de la Provincia de Rieti