Vente x 20 - Comunidad de Madrid
Santiago Cuesta 5 noviembre 2017

A corta distancia de Cáceres (tan sólo tres kilómetros) y custodiado por cigüeñas, las aves que son el símbolo de la comunidad de Extremadura, nos da la bienvenida al Hotel Fontecruz Cáceres, un antiguo cortijo del siglo XVII transformado en hotel y spa inaugurado en el año 2007 que cuenta con 46 habitaciones & suites, incluyendo 4 suites dúplex y un completo Club SPA con carta de tratamientos.

Desde la primavera varias parejas de cigüeñas anidan en la finca, junto al edificio principal, y su crotorar hace que nuestro vínculo con la naturaleza, olvidado para muchos de los visitantes que vienen de grandes ciudades, se renueve, preparando el espíritu para disfrutar de la tranquilidad que aquí habita.

Para los urbanitas que quieren huir de su ritmo sin compás cotidiano sin por ello olvidarse de la comodidad a la que ya están acostumbrados, este hotel es perfecto. La vista del visitante acostumbrada a mirar sólo en distancias cortas se ensancha y se pierde en el amplio horizonte, la respiración se hace más profunda y una sensación de reencuentro con la tierra se hace constante cuando paseamos por la finca. Las cigüeñas nos acompañan en el camino, la ligereza del vuelo nos invitan a hacer lo mismo: relajarse y dejarse llevar para aprovechar al máximo la estancia.

No cuesta imaginar épocas pasadas la finca, llena de vida, un constante ir y venir, con sus tiempos de trabajo, descanso, celebraciones y recogimiento. El edificio principal, totalmente renovado, aún conserva vestigios épocas pasadas.

Junto a la puerta aún se conservan las arandelas donde se dejaba atados los caballos. El dintel de la puerta principal y el escudo nos dan muestra del estatus de sus antiguos moradores. Hoy las fachadas impolutas, blancas y frescas en verano, aún dejan ver los vanos de piedra de las ventanas que se han conservado.

Nada más acceder, frente a la recepción, la capilla en la que aún permanecen un fresco y pequeñas muestras de mobiliario antiguo. A esta capilla también se accedía desde el exterior: ”Esta es la casa de Dios”, dice una inscripción grabada en el dintel de la puerta.

Muros rotundos que acogen corredores, salones y habitaciones, algunas de estas en un corredor jalonado por arcos que se cuelan en las habitaciones integrándose en ellas.

El estilo es sobrio, equilibrado, acorde con una decoración de vanguardia con algún toque del pasado. En el Hotel Fontecruz Cáceres el entorno natural del exterior se combina con el confort y estilo moderno del interior en todos sus salones y estancias. Esta es la mezcla que los que aquí se alojan buscan: disfrutar de la comodidad y el lujo recreados en medio de la naturaleza.

El paso por el SPA es la guinda si deseamos coronar con éxito completo nuestra escapada de desconexión con la rutina y estrés. El agua y la fuerza con la que mana a lo largo del circuito termal renueva el cuerpo dejando nuestro ánimo flotando en una plácida sensación de laxitud.

Desde una hamaca de la piscina el viajero de la ciudad piensa en la belleza del campo, en la vuelta a lo natural y en el valor del tiempo que parece olvidarse cuando la centrifugadora de la rutina diaria nos envuelve y narcotiza, y puede que se haga la promesa de no perder la paz que este lugar ha salido a la luz.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Más información:
Fontecruz Cáceres – Fontecruz Hoteles
Palacio de Arenales
N 521, km 52,100
10005 Cáceres
Tel: 927 62 04 90
Web: www.fontecruzhoteles.com/hotel-fontecruz-caceres
E-mail: recepcion@fontecruzcaceres.com