Calviá, un paraíso para el buceo también en otoño.

Con más de 250 hectáreas de gran riqueza biológica y recursos vivos, la reserva marina de las Illes Malgrats y la Illa del Toro, en Calvià, son dos de los espacios más interesantes para los submarinistas en el archipiélago de las Islas Baleares, en el mediterráneo español.

Precisamente el otoño, cuando desciende la ocupación en las Islas, es una de las mejores épocas para visitar estas reservas naturales protegidas desde 2004 por su valor ecológico y pesquero y la diversidad de hábitats que albergan.

Las aguas de las Malgrats, con una extensión de 100 hectáreas, y l’Illa del Toro, de 150 hectáreas, son explotadas de forma tradicional y sostenible por las embarcaciones profesionales de artes menores y por embarcaciones recreativas de puertos de poniente con las correspondientes limitaciones de la Dirección General de Pesca.

Para los amantes del buceo, las Malgrats constituyen un auténtico paraíso por los recursos marinos vivos y porque en ellas está permitido las inmersiones en apnea libre así como el buceo con escafandra autónoma, siempre y cuando se cuente con un permisos correspondientes.

La naturaleza es el principal patrimonio del municipio de Calvià. No sólo por los recursos marinos. Además del mar, el viajero puede descubrir en tierra otros de los proyectos recuperados por su Ayuntamiento recientemente, como la finca Galatzó.

De hecho, el Ayuntamiento de Calviá ha creado recientemente un equipo de trabajo con el objetivo de desarrollar el Plan de recuperación del Patrimonio Histórico y Natural para dotar al municipio de una mayor oferta patrimonial, y combatir y la estacionalización.
Gulliveria.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.