Casa Terete se adelanta al futuro.

El restaurante Casa Terete, en la calle Lucrecia Arana 17 de Haro, permanece fiel a la tradición y al recuerdo de su fundador, Alberto Andrés Alonso, y además quiere adelantarse al futuro con la inauguración de su nuevo comedor y la renovación total de su cocina.
A partir de ahora, la tradición -un restaurante de finales del siglo XIX- y la modernidad -con el nuevo comedor y su remozada cocina- se fusionan para ofrecer a sus clientes de toda la vida, y de futuro, los mejores platos que ofrece la cocina riojana. Y todo ello regado, bien con el vino de la casa de elaboración propia que lleva las marcas Viña Cristina y Terete, bien con cualquiera de los vinos de su amplia carta que recoge más de 130 referencia de caldos de la zona.

Nuevos espacios para un restaurante de siempre donde el gusto por la buena gastronomía se hace realidad en un ‘menú tipo’ para degustar y recordar. El primer plato, una exquisita menestra de verduras rebozadas al natural. De segundo, el cordero asado al horno de leña -típica marca de la casa que define el carácter gastronómico de este lugar- y para cerrar el menú, variados postres caseros de los que podemos destacar el melocotón entero y las tartas caseras. Todo ello fruto de la tradición que tuvo a Alberto Andrés Alonso, conocido popularmente como ‘Terete’, como primer eslabón cuando hace 134 años fundó lo que con el tiempo se ha convertido en una institución gastronómica nacional.

BODEGAS ALBERTO GUTIÉRREZ ANDRÉS
Capítulo aparte merece el vino elaborado en las Bodegas Alberto Gutiérrez Andrés que se define con esta rotunda frase: «Una buena añada, una buena uva, un buen roble y paciencia», cuatro elementos que se conjugan para elaborar Villa Cristina -tradicional vino de Rioja con un mínimo de 4 años de barrica y 2 en botella- y el Terete – un Reserva con 3 años en barrica y 1 en botella.
Vinos que se cuidan desde la selección de la uva y que tras los procesos de fermentación en los depósitos, dormita en la panza de barricas que ensamblan sus gustos y aromas. El último proceso se da en el botellero, donde esperan, para respirar, las botellas que armonizan y suavizan su contenido.

Casa Terete abre sus puertas a los clientes todos los días de 13,15 a 16,00 y de 20,30 a 23,00 horas salvo los domingos noche y toda la jornada del lunes, excepto festivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.