EL CONSEJO REGULADOR DE LA DO RÍAS BAIXAS CALIFICA DE «MUY BUENA» A LA AÑADA 2009.

Madrid acogió el pasado 30 de junio uno de los hitos fundamentales para la Denominación de Origen Rías Baixas en el año: la calificación de la Añada. El presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas, José Ramón Meiriño, fue el encargado de desvelar que el Pleno del Consejo Regulador ha decidido otorgar la calificación de «muy buena» a la Añada 2009, un anuncio que realizó durante la celebración de un almuerzo de trabajo con la prensa madrileña en el Hotel Villa Real.
La presentación en Madrid de la Denominación de Origen Rías Baixas concluyó con la celebración de un túnel del vino en el Hotel Urban en el que participaron 58 bodegas y 85 marcas adscritas a esta Denominación de Origen y en el que se dieron cita más de 1.000 profesionales del sector madrileño.

La calificación de la cosecha, que incluye el conjunto de los vinos elaborados en la Denominación de Origen Rías Baixas, es fruto de un riguroso proceso de valoración mediante análisis sensoriales y fisicoquímicos de muestras representativas de los 6.610.795 litros calificados hasta el 30 de abril, lo que representa más del 45% del total de la presente añada. La decisión del Pleno del Consejo Regulador es fruto de una política muy rigurosa de calidad, basada en un alto nivel de exigencia para la que se ha tenido en cuenta tanto las valoraciones del Panel de Catadores del Consejo Regulador, como los análisis físicoquímicos de cada una de las muestras que se comercializan, además del criterio del Órgano de Control y Certificación de la Denominación de Origen. El resultado es la consideración de que nos encontramos frente a unos estupendos vinos, con una boca muy bien estructurada en los que sus cualidades aromáticas están perfectamente definidas.

Según explicó el secretario general del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas, Ramón Huidobro, «los Rías Baixas Albariños de la Añada 2009 son unos vinos muy frutales, aromáticos y adecuadamente estructurados, unas características debidas a la variedad de uva albariña predominante en su elaboración y al adecuado momento en que se realizó la vendimia».

Vendimia y valoración
El plazo durante el cual transcurrió la referida de vendimia, entre el 4 de septiembre y el 13 de octubre, fue determinante en los resultados de la Añada. La cosecha finalizaba, después de 39 días, con un volumen total de 23.624.086 kilos de uva recogida, un 18,7% más que la campaña anterior. Según el Órgano de Control del Consejo Regulador, la cosecha fue muy satisfactoria, teniendo en cuenta que el 2009 fue muy complejo climatológicamente hablando, ya que se registraron elevadas precipitaciones primaverales con temperaturas medias más bajas de lo habitual.

Sin embargo, esta situación no impidió que brotase un alto número de yemas de poda y se produjese un importante porcentaje de uva cuajada. La buena climatología reinante durante el mes de septiembre propició una excelente evolución en la maduración alcohólica de la uva y en el equilibrio de la acidez. Según explicó Ramón Huidobro, «las altas temperaturas del mes de septiembre permitieron una vendimia ordenada, pausada y profesional, ya que se pudo esperar lo suficiente hasta alcanzar graduaciones y niveles de acidez adecuados, tanto en acidez total como en málico, lo que nos hizo albergar muy buenas impresiones de cara al nuevo vino».

Política de calidad
La rigurosidad del Órgano de Control de la Denominación de Origen Rías Baixas permite conocer las características de cada uno de los vinos elaborados en cada cosecha, todo ello gracias a la calificación de muestras, depósito a depósito. Cada una de ellas debe pasar por unos estrictos análisis organolépticos y fisicoquímicos. Con posterioridad, el global de estos datos es incorporado a los informes redactados por el departamento técnico de este Consejo Regulador que sirven de base para la toma de decisiones por parte de los Órganos de Gestión.

El panel de cata de este Consejo Regulador, por su parte, está integrado por 44 expertos, de los cuales son necesarios un mínimo de 5 catadores para realizar los análisis organolépticos, consistentes en catas ciegas que garantizan la confidencialidad y anonimato de las muestras.

Reconocimientos
Precisamente, el alto nivel de exigencia demostrado por las bodegas que integran la Denominación de Origen, las ha hecho acreedoras de numerosas distinciones en los más prestigiosos certámenes nacionales e internacionales. Así, los vinos Rías Baixas han recibido más de un centenar de galardones en concursos como el IX Concurso Internacional de Vinos Bacchus 2010, en el que se consiguieron 19 galardones; otros nueve premios en el Challenge Internacional du Vin; siete en el Concurso Mundial de Bruselas; tres medallas de plata en el Vinealis Internacioles 2010 celebrada en París, o 28 medallas de oro en los Decanter World Wine Awards.

A estos reconocimientos hay que sumarles los más recientes de Wine&Spirit, Vinimag, Premios elmundovino.com o la distinción como Mejor Zona Protagonista de la revista Vivir El Vino. Además, las bodegas adscritas a esta denominación han obtenido más de 300 recomendaciones en las guías más prestigiosas del país: Guía Repsol de los Mejores Vinos de España, Guía Peñín, Anuario de «El País», Guía de Oro de los Vinos de España, Guía Proensa o Vino+Gastronomía.

«Noches con Nombre Propio»
La presentación de la calificación de la Añada 2009 en Madrid es una consecuencia más del interés y relevancia que esta Denominación de Origen confiere al mercado madrileño. «Madrid es para nosotros un mercado estratégico puesto que la capital de España, con una población de más de seis millones de habitantes, marca tendencias y cuenta con una serie de condicionantes favorables para posicionarse como un mercado prioritario por su proyección nacional e internacional», explicó el presidente del Consejo Regulador, José Ramón Meiriño. Por esta razón, esta Denominación de Origen ha impulsado fuertemente su presencia en este mercado en los últimos años, bien sea a través de ferias y eventos puntuales, como mediante campañas o acciones promocionales. Una de ellas está actualmente en marcha. Hasta el próximo 22 de julio «Noches con Nombre Propio» acercará al consumidor final el placer de degustar nuestros vinos Rías Baixas Albariño en copa a través de una campaña que llega a su segunda edición.

La campaña para la promoción de Rías Baixas Albariño consistirá, al igual que el pasado año, en obsequiar con una botella de este vino a todos aquellos clientes cuyo nombre coincida con el adoptado por el local esa noche. Además, los establecimientos contarán en esa jornada con catas profesionales de Rías Baixas Albariño y otras acciones especiales que organizará el Consejo Regulador y en las que podrán participar todos los clientes de los bares.

Durante la anterior edición, «Noches con Nombre Propio» acercó los vinos Rías Baixas Albariño a más de 10.000 consumidores, que en su mayoría obtuvieron la información visitando el microsite www.nochesconnombrepropio.com, a través del cual los usuarios podían conocer qué nombres eran los afortunados, así como la ubicación de los locales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.