Experiencias inolvidables en Ô Hotel Fonte Santa


A poco más de 3 horas de Madrid se encuentra Termas de Monfortinho, en Portugal. Un lugar idílico y lleno de encantos. Historia, bienestar, relax y turismo activo forman aquí un encaje perfecto. En plena frontera entre España y Portugal, en su vertiente cacereña, todas las actividades que se puedan imaginar se encuentran al alcance, siendo el Ô Hotel Fonte Santa, de la cadena Ô Hotels & Resorts, el punto neurálgico de una experiencia inolvidable en contacto con la naturaleza. Juan G. Martínez y Juan Martinez. Gulliveria.

El Ô Hotel Fonte Santa (Monfortinho) es el lugar ideal para descansar del ruido y bullicio de las grandes ciudades. Este remanso de paz, intimidad y descanso fue construido en la década de los 40 del siglo XX, en pleno auge del cuidado del cuerpo mediante la utilización de aguas termales. Con una dirección que se preocupa hasta del más mínimo detalle y una atención personalizada que hace de nuestra estancia un momento único, este hotel fue reinaugurado en 2005 y busca un lugar entre los corazones de los españoles. Cuesta creer que estando tan cerca de España no sea aún un lugar que cuente con todos los favores del turista español.

El hotel se ubica en un paisaje natural de gran belleza, en la «Raia Perdida», en la ladera de la sierra de Penha Garcia. Silencio, paz, descanso y relax. Son las cuatro palabras que mejor pueden definir este espectacular enclave, donde la naturaleza nos acompaña en este viaje hacia nuestra paz interior. Las piscinas, las pistas de tenis, los jardines, el bosque que rodea al hotel, todo está limpio y cuidado al detalla para deleitar a nuestros sentidos. Las tres piscinas del Ô Hotel Fonte Santa son punto y aparte y merecen una mención especial. La cascada nos permite una visión espectacular de los valles y sierras de la «Raia Perdida» mientras nos relajamos en el agua. A la sombra de una palmera el tiempo se detiene mientras reflexionamos sobre lo bello que es el mundo que nos rodea.

El restaurante panorámico tiene unas vistas espléndidas. Aquí, una charla a la luz de las velas mientas sobre el cielo miles de estrellas nos iluminan es un momento mágico. La gastronomía de la región de la Beira está presente en una cocina rica en matices y sabores.

Las habitaciones del Ô Hotel Fonte Santa son confortables y elegantes. 3 Suites, 21 Habitaciones Superiores y 18 Habitaciones Estándar nos dan distintas opciones de alojamiento. Pero todas ellas cumplen a la perfección con lo que un huésped demanda: limpieza, comodidad y paz. No se oye ni un solo ruido, por lo que el descanso está asegurado.

El hotel no solo es un lugar idílico. También tienen cabida los negocios. Es posible organizar eventos ya que el Ô Hotel Fonte Santa cuenta con una sala multiusos, con capacidad para 100 personas. Es fácil, por tanto, compatibilizar compromisos profesionales y conferencias con el spa, el senderismo o una ruta en mountain bike por los alrededores del hotel.

El Gin tonic es la gran bebida de moda. En el Hotel se puede disfrutar de una cata donde no falta detalle: copas balón, agitador, tónicas, ginebras de todo tipo, vaso medidor, frutas y especias. Un experto nos contará las cualidades de los distintos tipos de gin tonics: gin tonic de fresas, de limón, con albahaca, de cítricos, etc. Un momento muy entretenido, sin duda.

Ô Hotel Fonte Santa
Termas de Monfortinho – 6060-072 Monfortinho – Portugal
Tel.: +351 277 430 300
E-mail: hotelfontesanta@ohotelsandresorts.com

A 200 metros del Ô Hotel Fonte Santa se encuentran las Termas de Monfortinho, un lugar donde gracias a la calidad y pureza de las fuentes de Serra de Penha Garcia, los tratamientos para el bienestar y la salud cobran enorme protagonismo. Las aguas de Fonte Santa de Monfortinho son hipo mineralizadas, bicarbonatadas, sódicas, cálcicas y magnésicas, siendo las que tienen mayor proporción de sílice de entre todas las aguas termales portuguesas.

Los más viejos del lugar cuentan que las aguas de estas tierras (nacen a una temperatura de 29° C y tienen un pH de 5,45) siempre tuvieron poder curativo. Y nos les falta razón. Aquí se tratan enfermedades dermatológicas, digestivas, circulatorias, respiratorias y psicosomáticas. Las termas se han renovado recientemente, incluyendo también un gimnasio, solárium y hasta una piscina para fisioterapia.

Sin duda, un complemento perfecto para la estancia en el Ô Hotel Fonte Santa donde la regeneración corporal va acompañada de la relajación mental gracias a un entorno incomparable.

Para los amantes de la historia y la naturaleza, a 15 minutos del hotel Ô Hotel Fonte Santa (14 Km.) se puede visitar un lugar único. Penha Garcia se sitúa en una ladera de la sierra del mismo nombre en la pedanía de Idanha-a-Nova. Tiene un gran interés geológico por la cantidad de fósiles encontrados así como por las rocas de cuarcita sobre las que el pueblo se asienta.

Este pintoresco pueblo de callejuelas estrechas y empinadas es un museo al aire libre. En lo alto, el Castillo se erige como protector y permite la contemplación de un paisaje espectacularmente bello. Penha García no es solo la típica aldea portuguesa sino que ofrece otros complementos muy interesantes, como la escalada, los deportes náuticos y la geología. Pasear por sus calles, en un entorno de gran encanto, es muy placentero. El horno comunitario, la oficina de turismo, la casa de un antiguo curandero, la Capilla del Espíritu Santo, la picota y hasta un bar que en otros tiempos fue fragua y que cuenta con un detalle templario que invitamos a encontrar son los lugares de obligada visita.

Pero, en realidad, el paseo por Penha García ya es bonito por sí mismo. Las casas construidas en la piedra, muchas rehabilitadas por los emigrantes que han vuelto, tienen detalles muy elaborados en algunos balcones, puertas y ventanas.

Los restos del Castillo Templario, de gran importancia en épocas pasadas, nos esperan en la cima de la sierra de Penha Garcia, estribación de la sierra de Malcata. Desde él, se tiene una vista impresionante del valle del río Pónsul y de todo un conjunto de molinos perfectamente integrados en el paisaje (aún en funcionamiento). Junto al Castillo, destaca la belleza serena de la Iglesia Mayor, de mediados del siglo XX. Este templo conserva algunos elementos de la construcción anterior, destacando la pila bautismal. En la entrada del pueblo hay un coqueto parque infantil, con un viejo tanque participante en la Revolución de los Claveles.

Especialmente interesante es realizar «La Ruta de los Fósiles» de una hora de duración, aproximadamente. Partiendo de la Iglesia Mayor, subimos hasta el Castillo para descender por un camino empedrado, rodeado de fósiles, vegetación y pájaros hasta el desfiladero del Pónsul. Aquí nos encontramos un lugar idílico. La presa del embalse y el grupo de molinos con fósiles que son vestigios de la vida aquí se desarrolló hace más de 600 millones de años. En el embalse podemos practicar deportes náuticos en un marco bellísimo. En la piscina natural podemos darnos un chapuzón rodeados de las laderas de piedra que nos protegen del calor ante la atenta vigilia del Castillo.

Para terminar, recomendamos el Núcleo del Paleozoico, situado en el centro de la aldea, sobre las instalaciones de antiguas viviendas tradicionales donde podemos visitar diversas exposiciones, como «el mundo de los trilobites», que cuenta las características y curiosidades de este grupo de artrópodos que vivieron durante el Paleozoico, cuando esta zona estaba cubierta por las aguas del mar.

Apenas a 25 minutos del Ô Hotel Fonte Santa se ubica «Aromas do Valado», el paraíso de las plantas aromáticas y medicinales. Productos tradicionales hechos a mano por una familia que adora y cuida a partes iguales la fabricación de aceites esenciales procedentes de plantas aromáticas autóctonas. Dichos aceites han sido obtenidos por destilación por arrastre de vapor. Las plantas se encuentran apenas a 100 metros de la instalación donde se destilan. Todo es puro y artesanal al 100%, sin aditivo o complemento alguno. Tenemos a nuestro alcance plantas de todo tipo, formas y utilidad (lavanda, tomillo, orégano, etc.) Y podemos verlas crecer desde que no son más que una semillita en nuestras manos.

Los aceites esenciales son un líquido concentrado que contiene compuestos aromáticos derivados de las plantas. Pueden ser usados para fines medicinales, cosméticos, farmacéuticos o culinarios. Los aceites esenciales se obtienen por destilación de arrastre de vapor y son la parte principal de un producto cosmético, perfume, medicina, receta de cocina o producto de limpieza. En la finca “Aromas do Valado” vamos a conocer todo el proceso así como tomar conciencia del papel que la agricultura biológica de alta calidad tiene en la salud y el bienestar de los humanos. Todos los productos de “Aromas do Valado” están controlados y auditados por un equipo técnico que vela por el cumplimiento de las normativas vigentes, garantizando su calidad.

Un aspecto muy interesante es la «Academia Aromas do Valado» que cumple la fantástica misión de formar y cualificar en los procesos de fabricación tradicionales. Cualquier persona puede formar parte de estos cursos, de unas cuatro horas de duración, para aprender todo acerca de las plantas aromáticas y medicinales.

Aromas do Valado
Quinta do Valado, 6060-521 Segura
Idanha-a-Nova, Portugal
Tel.: +351 277 466 023
E-mail: geral@aromasdovalado.com