Un restaurante en Matapozuelos, turismo en Casabermeja y el mejor rioja en Bodegas Faustino

Restaurante "La Botica", en Matapozuelos (Valladolid)

27-10-2020. Bodegas Faustino, el rioja más vendido del mundo, en Álava

Bodegas Faustino, situada en Oyón, Rioja Alavesa, goza de un prestigio internacional logrado a lo largo de más de 150 años de experiencia en la elaboración y crianza de vinos de alta gama. Atravesar las puertas de Bodegas Faustino es adentrarse en la historia del vino.

Es vivir una experiencia en una de las bodegas más reconocidas a nivel mundial. Es perderse en el inmenso parque de barricas o en su espectacular botellero. Es conocer una gran bodega en la que reposan más de nueve millones de botellas. Es compartir la pasión de una familia por la tierra y el respeto por una tradición centenaria en la creación de vinos. Es descubrir la esencia de la bodega líder en exportación de Grandes Reservas de Rioja.

Entrevistamos a Elena Larrea, Directora de Marketing y Comunicación de Bodegas Faustino

28-10-2020. «Málaga Adentro», la fusión perfecta entre gastronomía y turismo activo en Casabermeja (Málaga)

«Málaga Adentro» propone ideas únicas e inolvidables de turismo activo junto con experiencias gastronómicas. La primera actividad en ponerse en marcha es «La Noche de Laureña» que tiene lugar en Casabermeja, situado en las montañas al norte de Málaga.

«La Noche de Laureña» recrea cómo se celebraba la noche de Halloween hace años en Casabermeja, cuando los monaguillos llamaban a las puerta de las casas en la noche del 31 de octubre para pedir comida. Los vecinos les ayudaban a cambio de que estos tocaran las campanas toda la noche en recuerdo de sus familiares fallecidos.

Entrevistamos a Luis Lozano, técnico de turismo del Ayuntamiento de Casabermeja

29-10-2020. Restaurante «La Botica», en Matapozuelos (Valladolid)

«La Botica» abre sus puertas en Mayo de 2002 y cuenta con dos generaciones de cocineros, padre e hijo y, en consecuencia, dos estilos bien definidos de cocina que conviven en armonía en un mismo espacio, ejecutando una cocina de marcado carácter local, aprovechando los vínculos que les unen al entorno y a la característica forma de vida de un municipio como Matapozuelos.

Tras una respetuosa transformación de los espacios, manteniendo la identidad de este tipo de construcciones, el restaurante se divide en dos estancias; un pequeño comedor de carácter privado, donde se mantiene el original mueble de la botica que da nombre al establecimiento y otro de mayor tamaño que evidencia los materiales de la construcción original, adobe y madera de pino.

Entrevistamos a Miguel De la Cruz, chef y propietario del restaurante «La Botica»