El sur de los Países Bajos: Maastricht y mucho más

El sur de los Países Bajos está dividido en las provincias de Limburgo (y sus bellas colinas) y Brabante Septentrional (con sus verdes bosques). Aquí, hay un sinfín de iglesias, museos y todo tipo de representaciones del arte en sus más variadas formas. El sur de los Países Bajos se caracteriza por la amabilidad de sus gentes, sonrientes y siempre dispuestos a charlar con el turista para contar cientos de anécdotas e historias. Hay ciudades celebérrimas como Maastricht y Den Bosch.

El sur de los Países Bajos es peculiar en primer lugar porque a diferencia del resto del país nos encontramos con «colinas». En Limburgo se encuentra el lugar más alto de los Países Bajos, el Vaalserberg. Se trata también de un lugar geográfico importante, ya que es el punto fronterizo común de tres países: Bélgica, Alemania y los Países Bajos. El río más importante es el Mosa, que atraviesa toda la provincia de sur a norte.

El sur de los Países Bajos

El sur de los Países Bajos

El sur de los Países Bajos: Maastricht

Maastricht es la capital de Limburgo. Su nombre deriva del latín Trajectum ad Mosam o Mosae Trajectum («El que cruza el Mosa»), en referencia al puente construido allí por los romanos durante el reinado de César Augusto. Tiene una amplísima oferta turística. Es conocida, además de por el famoso tratado (en 1992 el «Tratado de Maastricht» se firmó aquí, siendo el inicio de la creación de la Unión Europea), porque aquí se encuentra el sepulcro de San Servacio, el primer obispo de los Países Bajos.

El sur de Holanda: La Basílica de San Servacio, lugar de peregrinación, en Maastricht

La Basílica de San Servacio, lugar de peregrinación, en Maastricht

Su sepulcro, ubicado en la cripta de la Basílica de San Servacio, es lugar de peregrinación. La Basílica se encuentra en la famosa plaza Vrijthof, que cuenta con otros edificios de gran belleza, como el teatro («Theater aan het Vrijthof») y la Iglesia de San Juan («Sint-Janskerk»).

El sur de Holanda: Anochece en la plaza Vrijthof, un lugar muy bonito y corazón de Maastricht

Anochece en la plaza Vrijthof, un lugar muy bonito y corazón de Maastricht

También hay numerosos cafés al aire libre, todos muy bien decorados y agradables.

El sur de Holanda: Maastricht está plagado de calles y mercados comerciales

Maastricht está plagado de calles y mercados comerciales

Maastricht es considerada la ciudad menos neerlandesa y menos nórdica de los Países Bajos, destacando además por su gran oferta gastronómica, siendo una población eminentemente cosmopolita. Cuenta con una de las ocho principales universidades de los Países Bajos, un instituto propio de bellas artes y una escuela superior de teatro. Detalles de una ciudad con gusto por cualquier manifestación cultural.

Otros lugares de obligada visita son la estatua de D’Artagnan en el Aldenhofpark, varias calles comerciales, como Stokstraatkwartier, Grote Staat, Kleine Staat y el mercado Entre Deux. Los restos de la antigua muralla, así como el «Hoge Fronten», un bastión militar de los siglos XVI a XVII. El Kazematten, una serie de túneles construidos bajo el Hoge Fronten y La Plaza de Nuestra Señora («Onze-Lieve-Vrouweplein»), con la Basílica del mismo nombre cubrirán todas nuestras expectativas.

En Maastricht tiene lugar la European Fine Art Fair (TEFAF): la Feria de Bellas Artes y antigüedades, que se celebra en marzo. Está considerada la más prestigiosa del mundo y reúne obras de los más importantes artistas, tanto de arte antiguo como moderno.

Maastricht

Maastricht

Al sur de Maastricht encontramos la colina de San Pietesberg, que tiene una antigua fortaleza, con un entramado de cuevas que se usaron como escondites durante la Segunda Guerra Mundial. Más tarde, la marga fue utilizada por la compañía cementera local. Durante el proceso de extracción del mineral, se construyó una colina artificial llamada «D’n Observant». También se descubrieron varios restos fósiles, entre ellos, uno de un Mosasauro en el año 1780. Como curiosidad, diremos que este descubrimiento se convirtió en un hallazgo famoso y tras él, se usó el nombre de la ciudad para calificar al último periodo del Cretácico, el Mastrichtiano.

El sur de los Países Bajos: Brabante Septentrional

Brabante Septentrional es un territorio casi totalmente plano. Dado que la mayoría de la población vive en las zonas urbanas, gran parte de la provincia está desierta. El paisaje es muy bonito y variado: pueden verse colinas, bosques, brezales e incluso dunas. El parque nacional de las dunas Loonse y Drunense también es conocido como el Sáhara de Brabante. Al norte, la provincia hace frontera con el río Mosa. Su delta penetra en la zona de Biesbosch, que también es un parque nacional.

Den Bosch es la capital de la provincia de Brabante Septentrional y su significado da idea de lo que aquí nos vamos a encontrar («el bosque»). La antigua ciudad de Bolduque fue fundada en 1185 por el duque Enrique I de Brabante, quien la dotó de un carácter de fortificación, no sólo para defender a sus habitantes, sino también porque Bolduque, como ciudad más al sur de Brabante, estaba situada en una posición estratégica en la lucha contra los ducados de Güeldres y Holanda.

Den Bosch, capital de la provincia de Brabante Septentrional

Den Bosch, capital de la provincia de Brabante Septentrional

Den Bosch, llamada también ‘s-Hertogenbosch, es todavía hoy, una ciudad amurallada que ha conservado parte de su carácter medieval. Muchos lugares son todavía hoy en día vestigios vivos de su glorioso pasado. Como las murallas y los bastiones de la fortaleza ‘s-Hertogenbosch que datan de los siglos XVI y XVII (prácticamente intactos). Dos ríos atraviesan la ciudad, el Dommel y el Binnendieze.

A modo de anécdota contaremos que la palabra española «balduque» proviene de esta ciudad. La misma hace referencia a la cinta roja con la que se envuelven los expedientes administrativos. Era aquí, en Bolduque, donde se fabricaba dicha cinta roja.

Den Bosch es un verdadero laberinto de callejuelas medievales. Explorarla a pie o realizar una excursión por los canales para contemplar los bonitos puentes y los edificios históricos perfectamente conservados es una preciosa experiencia. Iconos de la ciudad son la Catedral de San Juan, de estilo gótico tardío, el Ayuntamiento y el Centro de Arte de Jerónimo Bosch dedicado a El Bosco (espectacular). Y es que la ciudad cuenta con numerosos museos además del mencionado anteriormente como, el Museo Municipal («Stedelijk Museum»), cuyo objetivo es fomentar el conocimiento en el arte y diseño contemporáneos y el Museo del Carnaval.

No debemos dejar de visitar el Centro de Arte de Jerónimo Bosch dedicado a El Bosco

No debemos dejar de visitar el Centro de Arte de Jerónimo Bosch dedicado a El Bosco

Den Bosch es una ciudad ideal para ir de compras. Hay gran cantidad de bares, cafés y restaurantes. Aquí recomendamos una de las especialidades gastronómicas de la ciudad: el bossche bol, delicioso pastelito que rememorará en nosotros durante mucho tiempo el recuerdo de un viaje único.

La Catedral de San Juan, una maravilla en Den Bosch

La Catedral de San Juan, una maravilla en Den Bosch

El sur de los Países Bajos: Breda, Valkenburg y Thorn

A 50 km. de Maastricht encontramos una ciudad de recuerdo inmemorial: Breda. Con una amplia oferta de cultura, vida nocturna y otras actividades de ocio, es una localidad muy versátil. Merece la pena visitar la catedral gótica Grote Kerk o la Iglesia de Nuestra Señora (Onze Lieve Vrouwe Kerk), también el castillo, el Jardín William Merkx, el Museo del Diseño Gráfico y el parque Valkenberg. Breda es sinónimo de naturaleza. Destacamos la reserva natural de Mastbos, con numerosos lagos, brezales y muchas, muchas aves.

Breda ofrece una amplia oferta de cultura y actividades de ocio

Breda ofrece una amplia oferta de cultura y actividades de ocio

Más cerca de Maastricht, a 15 km. más concretamente, tenemos la oportunidad de conocer un precioso pueblo, Valkenburg, cuyo castillo es una gran atracción turística. Pero Valkenburg ofrece otros muchos lugares interesantes para ver así como un gran abanico de actividades. Hay dos parques temáticos —el Familypark Valkenier y el Sprookjesbos («bosque encantado») —, un teleférico y un tobogán por el que se puede bajar en una especie de trineo, cuevas de marga subterráneas y museos. Su estación de tren es una de las más antiguas de los Países Bajos.

Valkenburg, un típico pueblo del sur de los Países Bajos

Valkenburg, un típico pueblo del sur de los Países Bajos

A 30 minutos hacia el norte de Maastricht concluimos nuestro viaje de la mejor manera posible. Visitamos el pueblo blanco de Thorn, que llegó a ser un minúsculo principado gobernado por una abadesa y un convento de veinte damas de la nobleza. Es un lugar histórico que atrae a muchos turistas deseosos de ver con sus propios ojos sus calles adoquinadas, la bonita iglesia de la abadía y las típicas casas blancas. Cuenta la historia que con la invasión de las tropas franceses allá por 1794, éstas exigieron un impuesto en función del tamaño de las preciosas ventanas que adornaban las casas del pueblo. Los habitantes decidieron tapiar muchas de ellas para disimular así las fachadas de las casas… una bonita historia.

Thorn y su casas blancas, un lugar precioso

Thorn y su casas blancas, un lugar precioso

Recomendamos la visita a su museo municipal, llamado «La tierra de Thorn», donde podremos contemplar el Panorama Thorn, una pintura tridimensional que representa la historia del pueblo. Es interesante también la visita a la Capilla bajo los Tilos («kapel onder de linden»). Se encuentra a tan solo 2 kilómetros del casco histórico y solo por el paseo merece la pena. Thorn es un precioso lugar que pone colofón a nuestro recorrido por el sur de los Países Bajos.

Dónde alojarse en Maastricht
NH Maastricht – Forum, 110. 6229GV Maastricht
E-mail: nhmaastricht@nh-hotels.com

El hotel NH Maastricht se encuentra muy cerca del Maastricht Exhibition and Congress Center (MECC), el hospital azM y la estación de tren Randwyck. Está a tan sólo 15 minutos andando del centro histórico de la ciudad. Cuenta con 275 cómodas habitaciones, 11 espacios multifuncionales para reuniones y un magnífico club de bienestar con extensivo equipo de fitness, sauna y jacuzzi.

Dónde alojarse en Den Bosch
Hotel Best Western Eurohotel
Kerkstraat 56, Den Bosch NL-5211MG
Web: www.eurohotel-denbosch.nl

El Best Western Eurohotel se encuentra en el centro de Den Bosch, junto a la catedral medieval de San Juan y a sólo 1 km de la estación de trenes.

Nuestro agradecimiento a la Oficina de Turismo y Congresos de los Países Bajos

Quizá también te guste...