Tabarca, la única isla habitada de la Comunidad Valenciana

La visita a la Isla de Tabarca es una excursión casi obligatoria para todas las personas que visitan la Costa Blanca. Es la única isla habitada de la Comunidad Valenciana y se encuentra frente a la ciudad de Alicante, a once millas náuticas y cerca del cabo de Santa Pola. Marcos López Santana. Gulliveria

Sus costas albergaron en el pasado un refugio de piratas berberiscos. En el siglo XVIII, Carlos III ordenó fortificarla y levantar en ella un pueblo en el que alojar a varias familias de pescadores de Génova que estaban cautivos en la ciudad tunecina de Tabarka. Las murallas que rodean su núcleo urbano han sido declaradas Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural.

Sus aguas han sido declaradas Reserva Marina del Mediterráneo por su excelente calidad y por la biodiversidad de su flora y fauna. Varias poblaciones han habitado en la isla o han estado en contacto con ella. Los griegos la denominaron «Planesia» y los romanos «Planaria».

Iglesia de San Pedro y San Pablo, en Tabarca

Iglesia de San Pedro y San Pablo, en Tabarca

Durante los ataques a la costa alicantina de los corsarios berberiscos venidos de Argel, fue ocupada en multitud de ocasiones para organizar razzias desde Campello hasta Guardamar del Segura. Antes de 1700 era conocida como Illa de Sant Pau (Isla de San Pablo) o Illa Plana (Isla Plana), pese a que los cronistas insisten a considerarla Alones Insula e, incluso, islote de Santa Pola.

Su denominación actual es consecuencia del asentamiento de sesenta y nueve familias de origen lìgure, durante el reinado de Carlos III, procedentes de la pequeña isla africana de Tabarka, la cual dista unos trescientos metros de las costas norteafricanas. Dependiente de la República de Génova, la Tabarka africana fue sometida en 1741 por el Bey de Túnez y en 1756 pasó a depender de los argelinos.

El monarca español los redimió 1768, trasladándolos a la ciudad de Alicante donde, provisionalmente, quedaron instalados en el Colegio de la Compañía de Jesús, vacío después de la expulsión de los jesuitas (1767). Se los instaló definitivamente a la isla de Sant Pau, donde de acuerdo con un plan urbanístico del ingeniero militar Ferran Méndez se construyeron murallas, baterías, baluartes, almacenes y casas, que constituyen una interesante y singular muestra de la actividad colonizadora de Carlos III. A partir de 1770 la isla pasó a denominarse Nueva Tabarca. El origen genovés de sus habitantes actuales es fácil de comprobarse con los apellidos más comunes, algunos fonéticamente hispanizados: Chacopino (Jacopino), Luchoro (Luccioro), Manzanaro (Mazzanaro), Salieto (Saglietto), Parodi, Pianello, Russo, y algunos otros.

Hay una serie de islotes y escollos, que rodean Tabarca y que se llaman: La Nau, L´Escull Roig, Cap del Moro, La Galera, La Sabata y L´Escull Negre.

Tabarca, la única isla habitada de la Comunidad Valenciana

Tabarca, la única isla habitada de la Comunidad Valenciana

Situada en la isla de Tabarca, la Playa de Tabarca es una pequeña playa que cuenta con aguas transparentes de excelente calidad con una gran variedad de flora y fauna.  Alrededor de la playa existen numerosos restaurantes. Además de la playa, el visitante puede disfrutar de una estancia relajada en un pintoresco pueblo de pescadores y degustar su típica gastronomía.

La visita típica suele ser de un día. Existen múltiples salidas, con mayor o menor regularidad en función de la temporada, desde el puerto de Alicante en un cómodo paseo marítimo de aproximadamente una hora de duración. También se puede acceder desde Santa Pola, Guardamar, Torrevieja o Benidorm.  Una vez en la isla, los visitantes podrán disfrutar de calas y playas de aguas transparentes y de un pintoresco puerto marinero, con una excelente oferta de restauración, con la posibilidad de degustar el tradicional caldero, el plato típico de la isla.

Se recomienda pasear por el núcleo urbano y visitar el museo de la isla. El visitante puede alojarse en la propia isla debido a la apertura de establecimientos de alojamiento en los últimos años. El trayecto en barco a la isla de Tabarca se puede realizar cómodamente desde Alicante, Santa Pola, Guardamar y Benidorm.

Nuestro agradecimiento al Patronato Municipal de Turismo de Alicante

Quizá también te guste...