El aceite de oliva, atractivo turístico de Las Garrigues.

El nombre de las Garrigues va estrechamente ligado al aceite, que se obtiene de la variedad de oliva arbequina y está considerado de los mejores del mundo.

A mediados de noviembre y hasta bien entrado febrero, se ha hecho cada vez más frecuente salir a buscar por las cooperativas de los diversos pueblos de las comarcas de Lleida el aceite nuevo que se comercializa con la Denominación de Origen las Garrigues. Además, durante el otoño y el invierno se celebran diversas ferias en torno al preciado oro verde y, hasta el 8 de diciembre, la XV Muestra Gastronómica de las Garrigues.

Los visitantes que se acercan a las cooperativas no sólo vienen a comprar el aceite. Cada vez hay más personas que aprovechan el desplazamiento para hacer turismo en las Garrigues, una comarca singular, rica en patrimonio histórico y con un paisaje característico.

Así, los visitantes pueden recorrer la Ruta del Aceite para visitar alguna de las cooperativas y molinos que existen en cada pueblo de la comarca, los castillos de La Floresta y de L’Espluga Calba, la iglesia románica de Vinaixa, los pueblos con bonitas callejuelas de piedra como El Vilosell o La Pobla de Cérvoles, el Ecomuseo de La Pobla de Cérvoles, el Museo del aceite y del mundo rural de Castelldans, el Parque Temático del Aceite de Les Borges Blanques, el Museo de la Piedra de La Floresta, el poblado ibérico de los Vilars de Arbeca o las pinturas rupestres de El Cogul.

El aceite de oliva virgen extra de las Garrigues se elabora con aceitunas arbequinas y es un producto natural de propiedades culinarias, dietéticas y medicinales extraordinarias. Además, sus características hacen que sea apreciado internacionalmente, ya que su afrutado de oliva y su sabor suave lo configuran idóneo para el consumo en crudo, es decir, en ensaladas, tostadas o pan con tomate.

Recolectado y producido de manera completamente artesanal, es el aceite ideal porque previene las afecciones cardíacas, no tiene colesterol, es rico en vitaminas y facilita la digestión. Además, se obtiene naturalmente, sin ningún procedimiento químico y sin adición de colorantes o conservantes.

Ferias y muestra gastronómica
La Feria del Aceite Verde de Maials, municipio al sur de la comarca del Segrià, muy cerca de las Garrigues, simboliza el fin de semana del 14 y 15 de noviembre el inicio de la campaña de venta de aceite de las Garrigues.

Otras manifestaciones que tienen el aceite como producto estrella son la Feria de Santa Catalina y Feria de la Oliva Arbequina en Arbeca -del 20 al 22 de noviembre-, la Fiesta del Aceite Nuevo en Castelldans -6 de diciembre-, la Fiesta del Aceite de Belianes y Feria del Aceite del valle del Corb -6 de diciembre-, la Fiesta del Aceite y las Orelletes en La Pobla de Cérvoles -segunda quincena de enero-, la Feria del Aceite de L’Albi -en marzo- y la Feria del Aceite y la Piedra en Vinaixa -21 de marzo de 2010-.

Del 29 al 31 de enero de 2010 tendrá lugar la XIII Feria del Aceite de Calidad Virgen Extra y la XLVII Feria de las Garrigues en Les Borges Blanques. Esta manifestación, que congrega un centenar de expositores y unos 60.000 visitantes, se celebra desde el año 1963 y tiene sus orígenes en la festividad de San Antonio.

Además de la actividad expositora, durante el fin de semana se llevan a cabo una serie de jornadas técnicas en torno al mundo del olivar, catas de aceite, demostraciones gastronómicas, talleres, concursos de dibujo, etc.

Por otra parte, el Consejo Comarcal de las Garrigues organiza la XV Muestra Gastronómica de las Garrigues para fomentar y dar a conocer la cocina característica de la comarca y el sabor tan especial que el aceite de oliva extra virgen da a los platos. Los seis restaurantes participantes ofrecen los menús especiales de la muestra hasta el 8 de diciembre en los ágapes del mediodía y de la noche de los sábados, y los del mediodía de los domingos y los días festivos.

Los establecimientos de la muestra son Hostal Benet, Carro Blanc, Masia les Garrigues y Masia Salat, de Les Borges Blanques; Els Fogons de la Carme, de Cervià de les Garrigues, y La Garbinada, de Granyena de les Garrigues. Cabe decir que Carro Blanc y la Masia Salat cocinarán los menús diariamente.

Los precios de los menús oscilan entre los 28 y los 50 euros, según el establecimiento, y, como novedad, estarán acompañados –tanto en la elaboración de los platos como en la mesa– de algunos de los vinos de las cuatro bodegas de las Garrigues que son Els Vilars, Tomàs Cusiné, Cérvoles y Mas Blanch i Jové y que forman parte de la Ruta del Vino de la comarca.
Gulliveria.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.