Palacio de las Salinas, arte y relajación en Medina del Campo


A 4 kilómetros de la cuidad castellana de Medina del Campo y en un entorno que invita a la relajación se encuentra el Palacio de las Salinas, señorial edificio muy similar al palacio de la Magdalena (ambos edificios fueron proyectados por los mismos arquitectos).

El hotel se yergue en el páramo que le da nombre donde a finales del s. XIX se descubrieron las propiedades medicinales de las aguas de sus manantiales. Es por esto que se construyó un balneario y posteriormente el hotel, actual edificio del Palacio de las Salinas. Durante el siglo XX, y tras perder su condición de hotel y balneario, tuvo diferentes y curiosos usos como el de ser uno de los centros del servicio social femenino, mismo uso que se dio al cercano palacio de la de Mota. Durante ese periodo sus moradores no supieron disfrutar de las virtudes de las aguas y fue hace pocos años cuando se modernizaron totalmente las instalaciones y se puso en funcionamiento este moderno hotel con las comodidades actuales, pero sin olvidar en su decoración sus orígenes. De hecho a lo largo de la galería principal de la planta baja encontramos una gran colección de objetos antiguos: relojes, máquinas de cortar el pelo, cajitas, ungüentos, etc.

El hotel alberga cómodas habitaciones, diferentes estancias para el ocio del visitante y una amplia zona de balneario. La luz inunda todas las estancias a través de grandes ventanales, y a pesar de la afluencia de público se respira tranquilidad.

El balneario, al que se accede traspasando el rótulo de Casa de Baños, denominación que nuestros abuelos daban a esta zona. El termalismo de principios del s. XX, concebido como terapia para diversas afecciones, ha dado paso a un concepto más amplio y más allá de tratar el cuerpo, se busca la calma mental. Para ambos fines el balneario del Palacio de las Salinas acoge una gran piscina en la que disfrutar del circuito termal sin temor a ser molestados y poder disfrutar de esta experiencia plenamente. En pequeños grupos realizamos un circuito que además incluye jacuzzi, pediluvios, sauna y baño turco. Además nos ofrecen una variada oferta de tratamientos terapéuticos y estéticos bien por separado o en un pack que incluye diversas actividades dependiendo de nuestras preferencias.

El restaurante ofrece variedad de cuidados platos de la cocina mediterránea y un servicio diligente que hace nuestra estancia agradable, además podemos disfrutar de la cafetería en un amplio horario y es aquí donde disponemos de conexión wifi. Junto a esta, la sala de lectura donde encontraremos la prensa del día y otras publicaciones.

Todas las habitaciones tienen unas magníficas vistas del amplio páramo de las Salinas, siempre en calma. El jardín aparece sembrado de coloridas esculturas, lo que hace único y peculiar a este hotel, que fue visitado en 2010 por los príncipes de Asturias.

La oferta de actividades al aire libre es variada. Desde el hotel podemos emprender rutas a pie por la vía que llega hasta Medina del Campo, y suele ser muy frecuentada por los vecinos de la ciudad. No muy lejos encontramos un picadero para disfrutar de paseos a caballo. Y en verano podemos disfrutar de la piscina del hotel. Un hotel para, en definitiva, reponer fuerzas, descansar y disfrutar de un entorno privilegiado.

Cómo llegar 

Por carretera
La autovía A-6, comunica Medina del Campo con Madrid (a 156 Km) al Sur y con Galicia al Noroeste. Medina del Campo se encuentra en una situación privilegiada desde el punto de vista logístico y de comunicación, ya que seis capitales de provincia castellanoleonesas se encuentran a menos de 100 kilómetros de la villa. Llegar al hotel es sencillo, partiendo del Medina, para coger la carretera de las Salinas, en línea recta a 4 km. encontramos el hotel.

Más información
Palacio de las Salinas
Carretera de las Salinas, Km, 4 – 47400 Medina del Campo. Teléfono: 983 804 450
Web: www.balneariogranhotellassalinas.com

Quizá también te guste...