Sofía, capital de Bulgaria, una ciudad diferente


La capital de Bulgaria está situada a 550 metros sobre el nivel del mar y ocupa una superficie de 1.311 km. cuadrados. Se extiende sobre una llanura rodeada de montañas donde abundan fuentes termales de agua mineral. Los restos neolíticos confirman que la región de Sofía estaba poblada hace 7000 años. Fue fundada entre los siglos VIII-VII antes de Cristo. 

Los antiguos romanos la conquistaron en el año 29 d. de C y la tribu tracia llamada Serdios dio a la ciudad el primer nombre históricamente conocido, Sérdica. Ubicada en el camino a Constantinopla, la ciudad cambió varias veces de dueños. Los eslavos, en el siglo IX la nombraron Sredetz, la ciudad del centro, por su posición central en la Península Balcánica. Su nombre actual lo adquirió de la Iglesia “Santa Sofía” a finales del siglo XIV, que significa sabiduría.

Conquistada por el Imperio Otomano en el año 1382, la ciudad se desarrolló como importante centro comercial. En el año 1879, después de la guerra de liberación del Imperio Otomano en 1877-78, Sofía fue proclamada capital del Tercer Estado Búlgaro, materializando la voluntad del pueblo de recuperar su identidad nacional. En aquel tiempo Sofía contaba con unos 12.000 habitantes.

Sofía ofrece una vida social muy intensa, con gran número de bares, restaurantes, teatros, galerías de arte, centros de negocio y comercio, casinos y discotecas. Es una ciudad con encanto y fácil de visitar en transporte público: tranvías, autobuses, y también taxis. Es el destino perfecto para aquellos que, no sólo prefieren la vida de la gran ciudad, sino también para los que disfrutan de los deportes al aire libre, ya que Sofía, como muy pocas capitales en el mundo, tiene una estación de esquí en sus afueras.

En los alrededores de la ciudad se pueden visitar varios monasterios e iglesias, como la Iglesia de Boyan, y los Monasterios Dragalevski y Kremikovski. Otra de las cosas que más impresiona a los visitantes de Sofía es el entorno paisajístico, con las montañas que rodean el campo Sofiisko. Vitosha, Lyulin y Plana son lugares interesantes que merecen ser vistos.

Un paseo por Sofía

Una visita del centro de la capital revela las huellas dejadas por los tracios, los griegos, los bizantinos y los turcos – la historia está incorporada en la vida moderna de la ciudad que en pleno centro concentra los lugares de mayor interés turístico. Cabe destacar la Catedral de Alexander Nevski, La Rotonda de San Jorge, el Rectorado de la Universidad de Sofía, la Iglesia Ortodoxa Rusa San Nikolas, la mezquita Bania Bashi, el Teatro Nacional, el Palacio Nacional de la Cultura, El museo Nacional de Historia, entre otros. Más adelante los visitaremos.

LA DIVINA SABIDURÍA

La estatua fue encargada con motivo del milenio y es una obra del escultor Georgi Chapkanov.  Fue colocada en uno de los lugares más significativos de la capital durante el año 2001 y que junto al resto de edificios del centro le dan el acabado perfecto. Representa a una mujer joven con corona de muralla y brazos extendidos. En su mano derecha está sujetando una corona de laureles y en la izquierda tiene posada una lechuza – símbolo de sabiduría.

Es también percibida como el símbolo protector de la ciudad y como guardián del país, transmite grandeza, paz y belleza. A su alrededor están los accesos al metro Serdica, la iglesia de Santa Petka Samardjiiska (siglo XIV), la mezquita Bania Basi del año 1576, la sinagoga y catedral católica San Iosiv.

TEMPLO DE SANTA SOFÍA 
El templo Santa Sofía, es un edificio de color rojo oscuro con forma de basílica y planta de cruz con 3 altares. Está construida en la colina más alta de la ciudad a finales de siglo V bajo el reinado del Emperador Bizantino Justiniano. En el Siglo XIV la iglesia dio su nombre a la ciudad, que durante la dominación turca se convirtió en mezquita hasta que en el siglo XIX dos terremotos le causaron grandes destrozos y fue abandonada.

Ante la iglesia, durante el siglo XVI, fue quemado el joyero Georgi (proclamado santo, San Georgi Nuevo) y no muy lejos en el año 1873 fue ahorcado el Apóstol de la libertad al que más tarde se le levantaría un monumento.

Los trabajos de restauración empezaron después de 1900. En su interior podemos encontrar antiguos frescos con motivos naturales como flores, arboles y pájaros. Al lado del muro de la iglesia se encuentra el monumento del soldado desconocido y cerca está la tumba del Poeta Nacionalista y escritor Ivan Vazov.  La Iglesia Santa Sofía, es una de las obras de valía más relucientes de la arquitectura del Cristianismo Temprano en La Península Balcánica.

LA ROTONDA DE SAN JORGE
La rotonda está bajo la protección de la UNESCO. Data del s. IV, siendo el edificio más viejo conservado de toda Sofía. Está situada detrás del Edificio Presidencial. Fue construida cuando Sofía llevaba el nombre de Serdica. Después fue destruida por los hunos, reconstruida y convertida en mezquita por los otomanos.

Durante su restauración fueron descubiertos tres estratos de murales medievales. Según los historiadores y los arqueólogos los murales datan de la mitad del s. X. Al este de la rotonda se encuentran restos de lo que fue la ciudad romana Serdica. Hoy la iglesia es un museo.

FUENTES MINERALES
Las fuentes minerales de Sofía han sido centro alrededor del que fue surgiendo el pueblo tracio de Serdica. Los tracios crearon santuarios (templos de ninfas) y los romanos construyeron baños termales (baños romanos). Rinden honores a los templos de Asclepi – dios de la medicina, Apolón – dios de la cura, Jigia – diosa de la salud e hija de Asclepi. En el territorio de la piscina mineral de Sofía hoy manan más de 40 manantiales con variados componentes y propiedades curativas. Son uno de los símbolos de la capital y están incluidos en su escudo. Una de sus famosas fuentes minerales se encuentra en el mismo corazón de la ciudad, junto al edificio de los ex-Baños públicos y el centro comercial Jali.

Otras fuentes son Gorna Baña, al sur, Pancharevo, al este, y Bankia, al oeste de Sofía, famosos por su buena calidad potable y propiedades curativas.

LA CATEDRAL MONUMENTO: IGLESIA “SAN ALEXANDAR NEVSKI”
La catedral San Alexandar Nevski es uno de los monumentos de la cultura más significantes en Sofía. Fue construida como símbolo de reconocimiento hacia la nación rusa por la liberación de Bulgaria del imperio otomano. Lleva el nombre del honorable jefe militar, Tsar Alexandar Nevski, (o Alexandar II llamado Rey Liberador) que cubierto de gloria por sus batallas, se convirtió en símbolo del poder militar ruso.

La iniciativa de construir la catedral fue en 1879, aunque hasta 1898 no fue aprobado el proyecto del arquitecto ruso Pomerantsev. Su construcción comienza a finales de 1904 y duró 30 años. Tiene un fantástico domo dorado y está considerada como uno de los mejores edificios en los Balcanes. El interior está decorado con mármol italiano, alabastro egipcio y ónice brasileño y también se pueden admirar mosaicos de oro en la más pura tradición ortodoxa del este.

En la cripta de La Catedral a la izquierda de la entrada principal, está situado El Museo de Iconos. Es el museo más significativo de arte medieval y renacentista del país. Aquí hay más de 300 obras que marcan el desarrollo de la pintura de iconos en Bulgaria desde el lejano siglo IX hasta el fin del s. XIX. Están representadas todas las épocas de la pintura de iconos en Bulgaria.

ARENA DE SERDICA
Uno de los lugares de mayor interés cultural de la moderna Sofía son las ruinas del antiguo anfiteatro, anterior al s. III. Durante 2004, cuando se comenzaba con las obras de un nuevo hotel en el centro de Sofía fueron halladas sus ruinas cuyas instalaciones eran usadas para la lucha de gladiadores. Esto hace cambiar el proyecto para que pueda ser expuesto uno de los más valiosos yacimientos arqueológicos de Bulgaria.

TEATRO NACIONAL IVAN VAZOV
Fue construido en 1906 en proyecto de los arquitectos franceses Felner y Helmer de estilo neoclásico. Es el teatro más grande de Bulgaria y uno de los símbolos arquitectónicos de Sofía. Este teatro está situado en el parque de la ciudad y es un claro ejemplo de la arquitectura barroca. De este majestuoso edificio destacaríamos su fachada de 6 columnas con capiteles que soportan un pedimento triangular decorado con relieves mitológicos.

Entre las estatuas encontramos a la diosa Niké, era la diosa de la Victoria. El teatro lleva el nombre del poeta clásico y escritor Ivan Vazov.

IGLESIA RUSA DE SAN NICOLÁS
Esta Iglesia rusa fue construida en el año 1914 por trabajadores rusos. Su estilo y murales corresponden a los que se pueden ver en las iglesias en Moscú del siglo XVII. El techo de la iglesia está cubierto de tejas verdes lo que armoniza perfectamente con las cúpulas doradas. La decoración exterior de la iglesia es una exquisita combinación entre la construcción y los colores.

Los frescos del interior fueron pintados al estilo de la escuela de Iconos de Novgorod. Esta Iglesia, está situada en la esquina del Bulevar. Zar Osvoboditel y la calle Rakovski. La cúpula mayor está rodeada de cuatro cúpulas más pequeñas.

IGLESIA DE SANTA NEDELIA
Templo cristiano, de estilo neobizantino. Construido entre 1856 y 1863 sobre restos de la torre romana de Serdica. El edificio actual fue reconstruido después de 1925 cuando quedo muy afectada y casi completamente destruida por una bomba que explotó sobre ella. Está situada en una Isleta que divide 2 de los Bulevares más concurridos, el Bulevar Vitosha y el Bulevar María Luisa (en frente del Hotel Sheraton ). En la nave central hay un constante ir y venir de gentes de todas las edades.

En su interior hay arañas doradas en el techo y magníficos frescos de santos que cubren por completo las paredes de la basílica.

MUSEO DE HISTORIA NACIONAL DE SOFÍA
El Museo de Historia Nacional desde el 2003 se encuentra en las faldas de Vitosha en la ex-residencia del último jefe comunista del barrio de Boyana. Es uno de los museos más ricos e interesantes de los Balcanes y el más importante de Sofía. Se creó en el año 1.981 coincidiendo con la celebración de los 1.300 años del Estado Búlgaro. En él se encuentran cientos de obras heredados de la historia cultural búlgara desde la prehistoria hasta hoy. Su posesión más importante, los Tesoros de Oro tracios, están expuestos con mucha amplitud, lo que permite la perfecta visualización de todos los detalles. Objetos como bajorrelieves, cerámicas y artesanías de plata nos muestran las costumbres y decoraciones de las capitales medievales búlgaras y también encontramos una gran colección de piezas del periodo del Resurgimiento Nacional Búlgaro que incluye su folklore, costumbres, alfombras y herramientas domésticas.

IGLESIA BOYANA
La iglesia Boyana está entre los monumentos más valiosos de la herencia cultural de Bulgaria. Se encuentra en el barrio Boyana a los pies del Monte Vitosha. Fue construida en tres etapas: a finales del siglo X y a principios de XI, a mediados del siglo XIII, y a mediados del siglo XIX. Es el monumento más remarcable de las obras de arte búlgaras de La Edad Media y al mismo tiempo es uno de los monumentos arquitectónicos mejor conservados e interesantes de la época del feudalismo.

Sus frescos están considerados como el ejemplo más antiguo e interesantes del arte medieval de la Europa del Este. Al igual que el monasterio de Rila ha estado declarado por la UNESCO como parte de la Herencia Cultural Mundial.

Nuestro agradecimiento a la Oficina de Turismo de Bulgaria