ASICI y Paradores de Turismo acuerdan trabajar juntos en la defensa del Jamón Ibérico.

La presidenta de Paradores de Turismo, Ángeles Alarcó y el presidente de la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI), José María Molina, firmaron el pasado 21 de junio de 2012 en el Parador de Alcalá de Henares un convenio de colaboración con el objetivo de poner en valor y potenciar la cultura del ibérico en nuestro país. El acuerdo permitirá unir esfuerzos y combinar los mejores atractivos de ambas empresas gracias a una iniciativa que dará a conocer entre los clientes de la cadena hotelera las propiedades, historia y variedades del Jamón Ibérico español. Así, Paradores y ASICI ofrecerán tapas gratuitas de este producto en un total de 47 Paradores de Turismo distribuidos en doce comunidades autónomas.

El objetivo es acercar al público la gastronomía de primer nivel y los productos autóctonos de calidad al tiempo que se identifican como pilares fundamentales de ambas empresas. Además de hacer posible que todos los clientes del área de restauración de la firma hotelera sean invitados a una tapa de Jamón Ibérico, la labor conjunta va a permitir que los establecimientos cuenten con un punto de información cuyo objetivo es el de contribuir y consolidar entre los consumidores la cultura del Jamón Ibérico.

De Bellota y de Cebo
Los jamones ibéricos que podrán degustarse durante el tiempo que dure la iniciativa son los siguientes:

  • Jamón Ibérico Puro de Bellota o Ibérico de Bellota. Procedentes de cerdos Ibéricos Puros e Ibéricos alimentados exclusivamente con bellotas, hierba y los demás recursos vegetales propios de La Dehesa, sin que se contemple la posibilidad de ningún otro alimento.
  • Jamón Ibérico Puro De Cebo o Ibérico De Cebo. Para esta categoría se utilizan cerdos que han sido alimentados, hasta el momento del sacrificio, a base de piensos, compuestos principalmente por cereales y leguminosas. Estos cerdos deben reunir unas características definidas para poder ser considerados De Cebo, como son la edad mínima de 10 meses y un peso mínimo, en el momento del sacrificio, de 108 kilos.
Un poco de historia
España es el único lugar del mundo en el que se elaboran Jamones Ibéricos de Bellota. Sin embargo, los Jamones Ibéricos de Cebo se pueden producir en cualquier lugar.

La Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI) y la Administración General del Estado han colaborado en la promulgación de una normativa de calidad que establece qué es necesario para que un cerdo sea considerado Ibérico o Ibérico Puro. También establecen los requisitos en la cría y la alimentación imprescindibles para que sus derivados lleguen al público con la categoría de Cebo, Cebo de Campo, Recebo y Bellota.

Más información en www.iberico.com y www.paradores.es

Quizá también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.