Benavente, un extenso patrimonio en Zamora


Desde su fundación Benavente ha conservado un extenso patrimonio artístico aportado por las diferentes culturas que en la ciudad zamorana se han asentado con el paso del tiempo. Siendo su envidiable situación en el noroeste de la península un tesoro de gran valor, la historia siempre ha hecho de Benavente un importante cruce de caminos. La ciudad de Benavente se encuentra situada al norte de la provincia de Zamora, asentada en su mayor parte sobre una colina desde la que domina una extensa vega que forman los ríos Esla y Órbigo.

La Vía de la Plata, el Camino de Oriente: Alicante y Madrid, el Camino de Valladolid, la ruta por el Valle del Tera y el Camino de Asturias… todos estos caminos jacobeos pasan por Benavente, uno de los nudos de comunicación más importantes de España. Ciudad dinámica y acogedora, nos invita a recorrer sus calles descubriendo la belleza de un lugar lleno de historia. Con una completa agenda cultural y de ocio y con lugareños amables y simpáticos, ir a Benavente implica dejarse llevar y disfrutar de una feliz estancia.

En el siglo XII la villa cobra protagonismo en el proceso de repoblación de los monarcas leoneses (por entonces era conocida como Malgrat). Durante el reinado de Fernando II, en 1167 se cambiaría su nombre por el de Benavente. Aquí, en 1230,  tuvo lugar el Convenio de Benavente, mediante el que se unieron definitivamente las coronas del reino leonés y el de Castilla en la persona de Fernando III. Este hecho, junto con el de 1202, cuando, durante el reinado de Alfonso IX se reunieron las Cortes, son recordados hoy en día en Benavente. A principios del siglo XIX, Benavente se ve inmersa en las escaramuzas de la Guerra de la Independencia; así, en 1808 tuvo lugar en sus inmediaciones una importante batalla entre franceses e ingleses, cayendo prisionero el mismo general Lefevre.

Hoy, podemos visitar un considerable abanico de arquitectura civil y religiosa. Como por ejemplo, la Iglesia de Santa María de Azogue, de finales del siglo XII, con sus hermosos cinco ábsides y las dos magníficas portadas románicas; es de destacar la grandeza arquitectónica del interior. Es, sin duda, el principal monumento artístico de Benavente. Es contemporánea de la Iglesia de San Juan del Mercado, destaca por una portada en la que en su tímpano contemplamos un precioso tema relacionado de la Epifanía.

Iglesia de San Juan del Mercado en Benavente

Iglesia de San Juan del Mercado en Benavente

La Iglesia de Santa María de Azogue (Benavente)

La Iglesia de Santa María de Azogue (Benavente)

El Hospital de peregrinos de La Piedad fue fundado por el quinto Conde de Benavente, Don Alonso Pimentel como hospital de peregrinos. La fachada del primer renacimiento y su patio de arquerías y columnas son espectaculares. La Torre del Caracol o Castillo de la Mota de Benavente (actual Parador Nacional) data del siglo XVI y mezcla estilos gótico y renacentista. El conjunto se encuentra cubierto por un magnífico artesonado morisco. En la actualidad es Parador Nacional de Turismo.

La Torre del Caracol (actual Parador) es uno de los emblemas de Benavente

La Torre del Caracol (actual Parador) es uno de los emblemas de Benavente

La Casa Consistorial de estilo neoclásico, el Palacio del Conde de Patilla, la Casa de Soledad González (Centro Cultural), la Casa del Cervato (actual ayuntamiento), la Casa Donci (o de los Ramos), la Casa de la Encomienda, la Casa Barrios, la Casa de Manuel Grande o el Gran Teatro Reina Sofía son ejemplos de la cantidad de obras civiles que adornan nuestro recorrido. El Parque de la Mota es el pulmón de Benavente, comprende diferentes espacios ajardinados que reciben los nombres de Mota Vieja (Paseos de Soledad González), Mota Alta, Jardines de la Rosaleda, etc.

La Casa Consistorial de Benavente

La Casa Consistorial de Benavente

Junto al canal de las Molineras o de Sorribas se encuentra el Parque de la Pradera, amplio paraje recorrido por canales y salpicado de estanques. Es un lugar de sosiego y recreo en el que el paseante puede descansar en plena naturaleza.

El producto típico de la huerta benaventana es el pimiento. Hay que destacar también los embutidos, quesos, la miel y los licores. Platos típicos son las truchas del tera, el lechazo y en general los asados en horno de leña, el bacalao, los cangrejos y las ancas de rana. En repostería son muy, muy recomendables los feos, las bombas, las rosquillas de trancalapuerta, los bollos de coscarón, las rosquillas de ramo y de ángel, la tarta del Císter y, por supuesto, la tarta de la Veguilla.

Las Fiestas de la Veguilla son Fiestas de Interés Turístico Regional. Se celebran honor de la Virgen de la Vega en torno al llamado Lunes de Pascuilla, ocho días después del Domingo de Resurrección. Benavente y su comarca, no solo por su situación sino por su dinamismo apunta como uno de los centros motores del desarrollo provincial y regional.

Cómo llegar

Mapa de situación

Entre las vías que convergen en Benavente o en sus proximidades se encuentran:
La A-6 Autovía Madrid – Coruña
La A-66 Benavente – León y que facilita la comunicación con Asturias.
La A-52 Benavente – Vigo o Autovía Rías Bajas.
La N-630 Ruta de la Plata.

Dónde alojarse
Parador de Turismo Rey Fernando II de León
Paseos de la Mota, s/n
Telefono: 980 63 03 00

Parador de Turismo Rey Fernando II de León

E-mail: benavente@parador.es
Web: www.parador.es

Más información
Oficina Municipal de Turismo
Plaza Mayor, 1 bajo
49600 – Benavente (Zamora)
Teléfono: 980 63 42 11
e-mail: turismo@benavente.es
Web: www.turismobenavente.es

Nuestro agradecimiento al Excmo. Ayuntamiento de Benavente

Quizá también te guste...