Isla de Pascua, un botón el gran pacífico


La Isla de Pascua es un destino que parece habitar en nuestro subconsciente. La imagen de los grandes moai de espaldas al vasto Pacífico nos llega hasta el alma y evoca un instinto creativo muy antiguo. Esta es la porción de tierra más aislada del mundo, un botón en medio del gran Pacífico, un montículo de lava y cenizas consolidadas de tres volcanes submarinos. Los nativos la llaman Rapa Nui o Te Pito Te Henua, es decir, «el ombligo del mundo». Roberto Moreno y Luis Guerra. Gulliveria

Los moais son los más visibles y característicos de los innumerables objetos arqueológicos que existen en Isla de Pascua. Estas inmensas esculturas de basalto fueron derribadas desde sus plataformas ahu en luchas encarnizadas entre los isleños durante el ‘período decadente’ de la cultura Rapa Nui, que comenzó en el siglo XVII. Durante años los investigadores han tratado de averiguar la forma en que los isleños lograron transportar estas esculturas desde su cantera hasta sus lugares definitivos en la costa; un moai no terminado mide más de 22 metros y pesa entre 250 y 300 toneladas.

Lingüística y culturalmente se piensa que los primeros seres humanos que pisaron la Isla de Pascua llegaron desde el oeste, probablemente desde las islas Marquesas o Mangareva, como parte de un proceso migratorio más amplio que diseminó la cultura polinésica a través del Pacífico Sur. Sin embargo, los doce siglos transcurridos entre la llegada de los primeros intrépidos «colonos» -cerca del año 500 d.C.- y el «descubrimiento» de la isla por el almirante holandés Jacob Roggeveen, en 1722, permanecen como uno de los períodos más oscuros de la era moderna.

Al llegar los marinos europeos a la isla, los indígenas no pudieron explicar cómo habían sido construidos y transportados los megalitos moai, el más grande de los cuales excede 18 metros de alto. Tampoco pudieron descifrar las tablas rongo rongo, cuyos jeroglifos pueden ser una forma de lenguaje ya olvidada. Este antiguo arte se perdió en un pasado que conoció la alabanza de los ancestros, la construcción de monumentos, el crecimiento de la población, la deforestación, la escasez de alimentos, el feudalismo e, incluso, en ocasiones, el canibalismo.

El misterio de estos artesanos desaparecidos y la presencia aterradora de su obra continúa atrayendo a científicos y estudiosos de todo el globo. En la actualidad, el Parque Nacional Rapa Nui protege la mayoría de los sitios arqueológicos de la isla. A la vez, bosques de toromiro que en el pasado dieron sombra a la isla están en proceso de reforestación. Posibilidades para realizar caminatas, cabalgatas, viajes en bicicleta y ascensiones a la montaña abundan.

Un rico ecosistema marino compuesto de coloridos corales y peces tropicales, atrae a buzos de todo el mundo. La Isla de Pascua fue declarada monumento histórico según decreto supremo Nº 4536 del 23/07/1935, debido a su gran particularidad y relevancia arqueológica y etnográfica. En diciembre de 1995 en la reunión de Berlín, la UNESCO declaró al Parque Nacional Rapa Nui (que ocupa un 40% de la isla) Sitio de Patrimonio Mundial, de acuerdo a la Convención del Patrimonio Mundial Cultural y Natural del año 1972.

Si alguien definiera la lista de los 10 sitios más espectaculares para bucear en este planeta, la Isla de Pascua debería ser uno de ellos, especialmente por su impresionante Motu Kao Kao. Lugar ideal, sin duda ninguna como destino para una expedición de buceo, caza submarina y turismo terrestre … inolvidable. Os lo recomendamos.

Cómo llegar
En avión
Oficinas Lan Chile (vuelos directo a Isla de Pascua)
www.lanchile.cl
Isla de Pascua (IPC)
Tel: (32) 100 279

Dónde alojarse
Hotel Topa Ra’a
Avenida Hetereki s/n, Hanga Roa (18 habitaciones)
E-Mail: toparaa@aclaris.cl

Dónde comer
RESTAURANTE KONA KOA
Dirección : Calle Oho Vehi s/n

Más información
OFICINA DE TURISMO DE CHILE
Tel: 900 10 20 60
Dirección Postal: Calle Lagasca 88, 6ª, 28001, Madrid – España
Web: http://chile.travel

Nuestro agradecimiento a la Oficina de Turismo de Chile