Descubre la Grecia desconocida.

Éste año, Grecia nos sorprende con destinos hasta ahora desconocidos por la mayoría de los viajeros. Aprovechando la ocasión, en FITUR 2010, Grecia nos presenta La Grecia desconocida.

La Grecia desconocida – Descubre el Mar Jónico

En el exuberante paisaje domina el verde, las aguas son de color azul profundo, la cocina local, deliciosa. Los habitantes de estas islas convierten sus palabras en canciones y todos sus movimientos, en danza. El esplendor natural del Mar Jónico parece insensible al paso del tiempo.

La “reina del Mar Jónico”, Corfú, con una evidente influencia veneciana, cuenta con una vegetación montañosa sublime, en asombrosa contradicción con sus deslumbrantes mares. Tras disfrutar de la famosa pastitsada, plato tradicional, y de unos sorbos del famoso licor Koum Kouat, los visitantes pasean por los kantunia o callejuelas, que conducen a fortalezas y mansiones, lugares donde se han tomado decisiones históricas.

Dirigiéndonos hacia el sur, Paxi y Antipaxi, verdaderos oasis verdes en el inmenso azul del Mar Jónico, hechizan al visitante con su variada morfología. Tranquilos puertos y embarcaderos, cuevas y caminos forman el paisaje del lugar donde, según la mitología antigua, se enamoraron Zeus y Anfítrite.

El viaje continúa hacia Lefkada, la “isla continental”, de fácil acceso por carretera. Los bloques de pinos y los olivares, desde donde surgen cataratas y fuentes, son una tentación para el excursionista. El viaje puede darse por terminado sólo si se prueban los deliciosos bourdeto (sopa de pescado) y maridópita (empanada de boquerones).

Más allá, hacia el sur, llegamos al lugar de nacimiento de Ulises, Ítaca. En la cima del monte Aetós (Águila) el visitante tiene la oportunidad de visitar la antigua ciudadela conocida como “El Palacio de Ulises”, mientras que los pueblos de los alrededores llenan la zona de aromas y colores.

Muy cerca se encuentra nuestra próxima parada, Kefaloniá. Pueblos pintorescos, tierras fértiles, rocas escarpadas y una costa mágica forman el paisaje de la isla, mientras que el parque nacional Aenos, con especies de abeto negro únicas en Europa, fascina a todo el que llega hasta aquí.

De las aguas cristalinas del sur del Mar Jónico surge Zákinthos, la isla de la serenata y la opereta, donde las emociones se visten con notas musicales. La “Flor de Levante” cuenta con zonas montañosas que se extienden hasta la orilla del mar. El visitante se siente cautivado por el parque marino de la playa de Laganas, donde vive una especie de tortuga marina (caretta caretta), uno de los animales más escasos del Mediterráneo.

El viajero que visite el Mar Jónico, no debe perderse:
• El dulce típico mandolato
• La visita al lago Melissani de Kefaloniá
• Hacer paragliding en las colinas de Lefkada
• Las serenatas que hablan de amor, pasión, naturaleza y de la vida cotidiana
• El excepcional Museo de Billetes Bancarios de Corfú
• Los deportes acuáticos en las playas de las islas del Mar Jónico
• Un baño en las aguas cristalinas de Erikoussa
• Las rocas gigantescas en el mar en Mathraki
• La tzitzibira (refresco de jengibre) de Corfú
• Los balnearios de Paxi, conocidos desde la antigüedad
• Kounópetra, el enorme e impresionante peñón en Cefalonia
• El pintoresco islote Kastos
• Las cuevas de las ninfas y Loizos en Ítaca
• El windsurf en la playa de Vasilikí en Lefkada

Más información: www.gnto.gr
Pabellón 6
Estand de Grecia 6B04
Gulliveria.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.