La Orquesta Nacional de España ofreció anoche el primer concierto de la 28ª Edición del Festival de Música de Alicante.

Ayer arrancó la 28ª Edición de del Festival de Música de Alicante, que se celebrará en la ciudad levantina hasta el próximo 29 de septiembre. El inicio de la programación fue la primera sesión de las Jornadas sobre La promoción de la música contemporánea, que hoy sábado tendrán su segunda parte. La sala sinfónica del ADDA (Auditorio de la Diputación de Alicante) acogió el primer concierto de esta cita con la música de cámara contemporánea: la Orquesta Nacional de España, bajo la dirección de Rubén Gimeno, ofreció un efusivo concierto arropado por el calor de un público entregado.

El programa de esta primera cita estuvo compuesto por cuatro piezas interpretadas en algo más de hora y media. Arrancó con Les Offrandes oublièes, compuesta en 1931 por Olivier Messiaen, una “meditación sinfónica” en forma de tríptico y temprano testimonio de su vocación religiosa. Continuó con el estreno absoluto de Elegía concertante, encargo del festival al compositor Joseba Torre, quien afirma que “la percepción del discurso temporal, la creación de un sistema compositivo aplicado a duraciones y alturas de manera similar, o una marcada voluntad melódica microinterválica representan ideales compositivos que han acompañado mi trabajo desde los primeros momentos”.

Tras el descanso, la ONE dio vida a la partitura de De ecos y sombras, compuesta por Cristóbal Halfter en 2009; una creación que reflexiona sobre las relaciones entre los ecos y sonidos, luces y sobras. “Hace tiempo que me preocupa esta idea del eco, de la sobra, de lo que queda y también de la creación de sonoridades  y luces que produzcan energía para crear mi propio eco y mi sombra en un futuro”.

El concierto finalizó con Concert à quatre, testamento orquestal que Olivier Messiaen compuso en 1991; una de sus pocas composiciones con título abstracto dividida en cuatro partes: Entrée, Vocalise, Cadenza, Rondeau. Esta obra fue interpretada por Juan Carlos Garvayo, piano; Robert Silla, oboe; José Sotorres, flauta; y Ángel Luis Quintana, violonchelo.

El concierto fue retransmitido en directo por Radio Clásica, de RNE.

Quizá también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.