Moguer: Juan Ramón Jiménez y el Descubrimiento


Moguer es una ciudad próspera con una economía basada en el cultivo de la fresa, producto que se exporta a muchos países europeos como “oro rojo”. En sus 204 Km2 de término municipal, unas 2.000 hectáreas están dedicadas al cultivo del fresón (casi el 30% del total provincial), lo que convierte a Moguer en el mayor productor de la provincia de Huelva. Además complementa su oferta agrícola con el cultivo de frutales, cítricos, frambuesa, etc. Por otro lado, el sector servicios en la localidad tiene especial significado, ya que la mitad de la población activa está empleada en este campo.

Los fresones de Moguer

Los fresones de Moguer

A la hora de visitar Moguer, son muchas y variadas las ofertas que el municipio ofrece; de esta forma, podemos estructurar la visita cultural en tres grandes apartados, atendiendo a la relación histórica que los monumentos ofrecen: Moguer colombino, Moguer literario y Moguer monumental.

Hay dos profundas raíces que se aferran a la tierra moguereña: el recuerdo de los Hermanos Niño y Juan Ramón Jiménez. Aprendamos un poco más sobre ellos. Los Hermanos Niño eran miembros de una reputada familia de marinos moguereños que participaron activamente en el Descubrimiento de América. Pedro Alonso fue piloto de la Santa María a la órdenes de Cristóbal Colón, Francisco participó como grumete en este viaje, y Juan como maestre de la carabela La Niña de la que era propietario. Pedro Alonso Niño descubrió, en un viaje posterior, la isla Margarita y la punta de Araya, en las Antillas Menores.

Placa de Moguer a los Niño

Placa de Moguer a los Niño

El 23 de diciembre de 1881 nacía en la casa número dos de la calle de la Ribera de Moguer el poeta Juan Ramón Jiménez. Los primeros años de la vida de Juan Ramón quedaron llenos del espíritu de su tierra natal, y así quedaría patente con el transcurso de los años, cuando debió partir hacia Sevilla, Madrid y América (por la guerra civil). La obra más conocida de Juan Ramón, que en 1956 obtuvo el Premio Nobel de Literatura, es Platero y yo, cuyos poemas en prosa se desarrollan en Moguer. Juan Ramón tuvo siempre presente a su ciudad natal como inspiración y referente, tal como ha quedado reflejado en su obra.

Juan Ramón Jiménez y su esposa Zenobia

Juan Ramón Jiménez y su esposa Zenobia

“Te llevaré Moguer a todos los lugares y a todos los tiempos, serás por mí, pobre pueblo mío, a despecho de los logreros, inmortal”

“Te he dicho Platero que el alma de Moguer es el vino, ¿verdad?. No; el alma de Moguer es el pan. Moguer es igual que un pan de trigo, blanco por dentro como el migajón, y dorado en torno -¡oh sol moreno!- como la blanda corteza”

Moguer colombino

Es por todos conocida la relevancia de Moguer en la Aventura Colombina, por lo que este recorrido nos acerca tanto a los pasos previos al viaje de Colón (La orden real, la construcción de la carabela Niña,…) como a su regreso de las Américas (las expediciones o misiones que de aquí partieron posteriormente, la emigración de muchos moguereños, el crecimiento económico del municipio, …), en referencia a los edificios y enclaves más emblemáticos.

La Niña

La Niña

Moguer literario

Si Moguer pasó en el siglo XV a la historia por su aportación al Descubrimiento, de nuevo en el siglo XX el municipio vuelve a ser universalmente conocido gracias a Juan Ramón Jiménez. A él debemos una de las frases más célebres que sobre Moguer se han escrito: “Moguer, la luz con el tiempo dentro”.

Moguer monumental

Comprende todos aquellos edificios de interés que no están enmarcados dentro del Moguer Colombino o del literario, aunque dignos de mención por su alto valor histórico o artístico.

A modo de resumen relataremos que el Castillo es una edificación almohade reformada y ampliada del siglo XIV cuyos orígenes se remontan a una villa romana. En su interior se conserva un interesante aljibe de dos naves. La fuente de mudéjar (siglo XIII) cuenta con templete de cuatro lados, dos de ellos abiertos, y abrevadero, situada en el antiguo Camino Real de Sevilla.

El Castillo

El Castillo

El Monasterio de Santa Clara fue fundado en 1337 por Alonso Jofre Tenorio y está catalogado como Monumento Nacional desde 1931. Es el monumento colombino más destacado de Moguer, y junto a él se sitúa el Monumento a Colón. La Capilla del Hospital del Corpus Christi fue levantado en el siglo XIV, formando parte del primer cenobio masculino que se levantó en Moguer. Es de estilo Gótico-Mudéjar.

El Monasterio de Santa Clara

El Monasterio de Santa Clara

La Iglesia de Nuestra Señora de la Granada es un templo levantado en el siglo XVIII sobre las ruinas de la antigua parroquia mudéjar del siglo XIV. El Puerto de la Ribera es el antiguo puerto moguereño que contaba con muelle de carga, varadero y astilleros. En ellos se construyó entre 1487 y 1490 la carabela La Niña.

La Casa consistorial es el edificio del concejo moguereño, siendo una edificación civil de la segunda mitad del siglo XVIII. La Casa Museo Zenobia y Juan Ramón conserva enseres, libros y objetos personales del Premio Nobel Juan Ramón Jiménez. La Casa Natal Juan Ramón Jiménez guarda el lugar de nacimiento de Juan Ramón Jiménez. Fuentepiña fue la residencia de descanso del poeta desde la que se divisa una bella panorámica de Moguer.

La Casa Consistorial

La Casa Consistorial

Rutas rurales por Moguer

Moguer cuenta con varias rutas rurales, entre las que destacamos las siguientes:

  • Ruta de los monumentos rurales: transcurre entre la Fuente Pinete, Ermita de Montemayor y Fuentepiña. Dificultad media-baja, ideal para recorrer a pie o en bicicleta. Longitud: 12 km.
  • Ruta rural Colombina: por el paraje de la Rivera moguereña. Es un paseo por la Historia del municipio y su importante vinculación al mar. Rememora así mismo, la época en que los astilleros moguereños vieron nacer la Carabela Niña, que pilotaría Colón en su viaje de vuelta del Descubrimiento de América. Dificultad baja. Longitud: 5.7 km.
  • Ruta Parque Natural de Doñana: pensada para los amantes de la bicicleta, recorreremos 72 km. (entre ida y vuelta) de Naturaleza: Dehesa del Estero Domingo Rubio, Pinos Galé, Parque Natural de Doñana, Laguna de las Madres,…, además de hacer una incursión en los campos de cultivo del municipio: las Malvinas, con enormes extensiones de fresas.

El tren turístico y la Romería de Moguer

Moguer cuenta con un tren turístico que realiza una ruta por los lugares más significativos del municipio, desde sus ancestros romanos hasta la ruta colombina o de Juan Ramón Jiménez. En una hora de recorrido podemos conocer la Historia y Monumentos de Moguer en esta visita guiada. Otra ruta que realiza “Viztor Turística”, es a la Ermita de la Virgen de Montemayor, patrona de los moguereños, que se encuentra en un paraje de singular belleza, rodeada de pinares y de espléndidas vistas panorámicas.

La Ermita de Montemayor

La Ermita de Montemayor

Moguer cuenta en su término municipal con dos carriles-bici de gran longitud y reciente creación.  El primero, recorre parte del Parque Natural de Doñana, enlazando el Paraje de Montemayor con Mazagón, a la altura de Torre del Loro (final del Término Municipal de Moguer). El segundo carril – bici, recorre una distancia de unos 30 Kms. que unen Mazagón y Matalascañas. El tramo que recorre Mazagón se encuentra asfaltado, mientras que a partir de Torre del Loro es de albero, pero en perfecto estado.

La Romería de Ntra. Sra. de Montemayor, que se celebra el segundo fin de semana de mayo es la más multitudinaria y pintoresca de todas las fiestas moguereñas. Se celebra en honor a la Patrona de Moguer, alrededor de su Ermita en el paraje que lleva su nombre. Durante tres intensos días los asistentes combinan la devoción con la fiesta, viviendo en chozos de eucalipto construidos por ellos mismos durante varias jornadas. La hospitalidad del lugareño en su fiesta grande, es la característica más destacable.

Cerca de Moguer encontramos Mazagón, rodeado de numerosos espacios protegidos: el Parque Nacional y Natural de Doñana, el Paraje Natural de Marismas del Odiel, La Laguna de las Madres, el Estero Domingo Rubio,… paraísos naturales al alcance de todos. Si a ello añadimos la calidez de su fina arena (al bajar la marea quedan centenares de metros al descubierto), y la singularidad de pequeñas corrientes de agua dulce que abren surcos al mar, podemos decir que la Playa del Parador (que sistemáticamente recibe bandera azul) no es sólo un enclave turístico veraniego, sino un Paraje Natural de extraordinaria belleza y una de las playas más extensas y vírgenes de Europa, constituyendo una auténtica invitación a los deportes náuticos (Mazagón posee un Puerto Deportivo) y al coleccionismo de conchas y caracolas con abundancia de especímenes de particular belleza como las tellinas, los colmillos, espírulas, caracolillos, múrices, veneras, etc.

Las playas de Mazagón son un verdadero descubrimiento

Las playas de Mazagón son un verdadero descubrimiento

El casco urbano de Mazagón, con un plan urbano en equilibrio con el entorno natural, invita tanto al paseo en bicicleta (numerosos carriles bici recorren Mazagón) como a la degustación de la gastronomía costera en sus numerosos establecimientos, así como a la práctica de deportes náuticos gracias a su Puerto Deportivo.

Tanto Moguer como Mazagón gozan de exquisitos platos marineros, como son las habas con chocos, el bacalao con tomate, las huevas, potaje de bacalao…, amén del delicioso pescado y marisco fresco que en esta tierra podemos degustar: gambas de la costa, lenguados, coquinas,…etc.

 

Cómo llegar

Moguer se levanta sobre una colina en la margen izquierda del río Tinto, a sólo 19 Km. de Huelva, capital de la provincia a 80 Km. de Sevilla, a 19 Km. de las playas de Mazagón y muy próximo a las demás playas de la costa onubense. El acceso por carretera desde Sevilla, se realiza directamente por la autopista A-49.

Mapa de situación de Moguer

Mapa de situación de Moguer

Dónde alojarse

Hotel Plaza Escribano

Hotel Plaza Escribano

El Hotel Plaza Escribano dispone de 20 confortables habitaciones: 9 dobles, 10 individuales y una Junior Suite; todas ellas exteriores con vistas a los patios y con baño completo. En el hotel encontraremos todas las facilidades pera hacer más cómoda la estancia en el bello pueblo blanco de Moguer. Además contamos con acogedores salón y biblioteca con chimenea así como varios patios.

Hotel Plaza Escribano
C/ Lora Tamayo, nº 5 – 21800, Moguer, (Huelva) – Tlf: 959 373 063
Mail: reservas@hotelplazaescribano.com

 

Quizá también te guste...