Pousadas de Portugal, con el prestigio de Grupo Pestana

Alojarse en una de las Pousadas de Portugal es sumergirse como invitado de lujo en el espíritu luso y admirar episodios de su historia más brillante. Esta cadena, avalada por el prestigio del grupo Pestana con 40 años de tradición hotelera, pone a disposición de los visitantes una exquisita oferta de castillos, conventos, palacios y casonas centenarias adaptadas a la comodidad del siglo XXI, sin perder la tradición y sabor auténtico.

Situadas a lo largo de Portugal, su amplia selección es perfecta para todas las preferencias: entornos naturales intactos, arte e historia, religiosidad, o simplemente descanso a las orillas del Atlántico.

La cuidada selección de alojamientos, su remodelación para adaptar estos espacios al gusto actual y la atención al viajero al que proporcionan una variada oferta de ocio es el leif motiv de estos espacios a precios asequibles.

Vivir la experiencia de las Pousadas nos da la oportunidad de conocer rutas sorprendentes y degustar la gastronomía de cada zona Distribuidas por zonas o por preferencias del visitante, el grupo Pestana nos ofrece:

Pousadas del Norte como El Palácio do Freixo, en Oporto es un alojamiento erigido en el siglo XVIII y pensando para ofrecer una estancia de lujo al visitante.

La Pousada de Barao de Forrester, en Alijó, es el lugar perfecto para degustar los vinos de la región.
O La Pousada de Santa Maria do Bouro, un monasterio cisterciense del siglo XII restaurado por un premio Pritzker.

En el centro, una de las siete maravillas de Portugal: La Pousada de Óbidos, una joya de la arquitectura lusa del siglo XII. En  Ourém, el valle de la Ribeira do Seiça es el escenario donde se encuentra la Pousada del Conde de Ourém.

En la zona de Lisboa, nos asomamos al Atlántico desde una de las villas más señoriales de Portugal, Cascais, o paseamos por el claustro de un antiguo convento en la Pousada Castelo de Palmela

En el Alentejo, podemos pasar la noche en un convento del siglo XV, la Pousada Castelo de Alvito, cenar contemplando la espectacular vista de las murallas del castillo de Alfonso II en Alcocer do Sal, o pasear por los jardines del Castillo de Estremoz

En el Algarbe, para los que buscan descanso, la Pousada de Tavira, que aún conserva restos de su antiguo pasado islámico, se puede disfrutar de una de las playas más bellas de la región.

Fuera de la península Ibérica, en Azores, también podemos disfrutar de las Pousadas de Sao Sebastião o la de Forte de Santa Cruz, ambas del siglo XVI.

El grupo Pestana ofrece en sus espacios gastronómicos una cocina tradicional en marcos de excepción como el Castillo de San Jorge, en Lisboa, la Taberna da Praça, en Cascais, o la Cozinha Velha, en Queluz. Todos ellos serán el escenario perfecto para cualquier celebración digna de ser recordada.

Más información: www.pousadas.pt

Quizá también te guste...