Bodegas de Blas Serrano recuperará viñedo prefiloxérico.

Bodegas de Blas Serrano da un paso adelante en la búsqueda de la calidad y la singularidad de sus vinos y ha decidido continuar la recuperación del viñedo prefiloxérico que posee en Fuentelcésped, Burgos, su localidad de origen. «El clima, algo más frío y extremo que en el resto de la Ribera del Duero, los suelos calizos y cepas de más de cien años, nos permiten elaborar vinos con una personalidad y una calidad acorde a los objetivos que nos habíamos marcado», dicen Eugenio de Blas y José Manuel Serrano, dos de los tres socios de Bodegas de Blas Serrano.
El viñedo viejo y, especialmente, el prefiloxérico, plantado directamente en el suelo, en pie franco, sin el porta injerto americano, permite explorar vías de calidad en las que priman la singularidad y la cercanía al terruño. Si a lo anterior le unimos unos suelos calcáreos y un clima más frío que permite una maduración más lenta de la uva, nos encontramos con una uva Tinta del País que propicia vinos con una fruta más fina y unos delicados toques minerales. «Creemos en La Ribera, en la singularidad de nuestro Municipio, en nuestro viñedo y vamos a trabajar para ser un referente de calidad en la Ribera del Duero y en España», dice Luis Miguel de Blas.

Al potencial del terruño y el viñedo se ha unido Sophie Kuhn, enóloga por la Universidad de Borgoña. «Master en Connaissance et Gestion des Terroirs», que ha trabajado en bodegas de prestigio internacional, como Chateau Cheval Blanc, donde colaboró con Kees Van Leewen, doctor en enología y gran especialista de «terroirs» vitivinícolas. «Estamos trabajando para conseguir vinos elegantes que expresen la tierra en la que han nacido», dice Sophie Kuhn.

Añada 2007 de De Blas Serrano y de Mathis
El año 2007 fue un año especialmente complejo en la Ribera del Duero. A un invierno largo le siguió una primavera fresca y un verano “corto”. El hielo que mostró su rigor el 27 y 28 de septiembre, dificultó a la uva lograr la madurez y el equilibrio necesario que los grandes vinos requieren. “A pesar de las dificultades que el clima nos deparó, estamos satisfechos de los vinos que hemos elaborado, porque este resultado ratifica la estrategia que hemos elegido de cuidado de la viña y selección del fruto”, dice Sophie Kuhn.

Los años difíciles son los que sacan a relucir el dominio del proceso y el respeto debido a los fundamentos de esta profesión. “El vino se hace en la viña y para elaborar grandes vinos es esencial cuidarla para lograr grandes frutos”, apostilla la enóloga. Los vinos de Bodegas De Blas Serrano tienen una personalidad propia. Con mucha fruta, elegancia y complejidad, expresan lo mejor de Fuentelcésped, un municipio de la Ribera del Duero burgalesa, ubicado a 900 m de altitud sobre suelos esencialmente calizos.

DE BLAS SERRANO 2007
Es el vino más “Ribera” de la Bodega.
PROCEDENCIA: Viñedos propios en Fuentelcésped y Fuentespina (Burgos).
VARIEDAD DE LA UVA: 100% Tinta del País.
EDAD DEL VIÑEDO: más de 50 Años.
CRIANZA: más de 14 meses en barrica 90% roble francés y 10% americano. 40% roble nuevo y el resto de barricas de 1 año
Número de botellas: 10.190 botellas de 750 ml y 100 mágnum.
Precio: 17 euros la botella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.