Celebrar el año nuevo en el Royal Livingstone Hotel en las cataratas Victoria (Zambia).

Comenzar el año nuevo de una forma relajada: adentrarse en la naturaleza, en el silencio y en los sonidos africanos y descubrir la verdadera Zambia en el tren a vapor Royal Livingstone Express. Se trata de la idea de Sun International, que propone una estancia en el Royal Livingstone Hotel (5*), junto a las cataratas Victoria (Zambia).
El Royal Livingstone Hotel es el destino ideal para aquellos que desean conocer otra África, fascinante y auténtica como Zambia, que combina aventura y relax con servicios de alto nivel. De hecho, el hotel se encuentra dentro del parque nacional Mosi-Oa-Tunya, parque natural de las cataratas. En el jardín del hotel, ubicado sobre el río Zambeze, se pueden producir “encuentros cercanos” con cebras, monitos y jirafas. A nivel internacional, el hotel goza de una gran reputación debido a su encanto exclusivo y, recientemente, ha acogido al as del tenis español Rafael Nadal.

En los meses de diciembre y enero la cantidad de agua de las cataratas disminuye. Se trata del momento óptimo para llegar a las cataratas a pie desde el hotel y escoger entre las distintas actividades disponibles en este momento del año. También es posible llegar a pie a la pequeña Livingstone Island, localizada en la parte central del río Zambeze, a un paso del salto de las cataratas. Este lugar fue descubierto por el Dr. David Livingstone el 16 de noviembre de 1855, cuando navegaba en pequeñas canoas y le guiaba una tribu local. Desde aquí avistó las cataratas por primera vez y las definió como “un espectáculo observado por los ángeles durante su vuelo”.

En el hotel, gracias a la atención de un mayordomo privado, un servicio exclusivo del hotel para todos sus invitados, puede relajarse en la piscina y luego darse un masaje en el Royal Spa, un lugar único que permite recibir masajes en un quiosco que se asoma sobre el río, donde se siente la brisa y el sonido de las cataratas en la lejanía. Se trata de un verdadero “tratamiento holístico” que conjuga el bienestar del cuerpo con el del alma. Entre los tratamientos ofrecidos, se encuentra el tratamiento ceremonial lwindi, que aúna distintos ritos locales y permite vivir una verdadera experiencia al estilo zambiano. Se cubre el cuerpo con un velo de agua termal y se continúa con un masaje facial y un peeling corporal con apósitos de leche. Para terminar, se utilizan piedras calientes para eliminar las tensiones corporales.

La tarde comienza con un aperitivo en el deck que se encuentra sobre el río, un lugar de observación privilegiado para admirar las puestas de sol que «incendian» el otro lado del río, las orillas de Zimbabwe, y que sirven como marco para un momento muy romántico.

Para comenzar el año nuevo de la mejor manera posible, el Royal Livingstone Hotel también propone una cena en el Royal Livingstone Express, un tren a vapor de comienzos del siglo XX que se ha rehabilitado para que los invitados de Sun International vivan un momento mágico. El Royal Livingstone Express conecta Livingstone y Simonga, uno de los pueblos más característicos de la zona, y permite que los visitantes disfruten de una experiencia maravillosa durante el descubrimiento del valle del río Zambeze en la puesta de sol, cuando la luz del crepúsculo hace que esta tierra sea aún más mágica. En el tren, el personal de Sun International agasaja a sus invitados con un aperitivo, seguido de una cena de cinco platos entre los que se encuentran delicias de la cocina internacional preparadas al gusto local. La cena del 1 de enero asciende a 125 euros por persona, bebidas incluidas.

Web Oficial: www.suninternational.com (en español)
Sun International es uno de las principales grupos hoteleros en Sudáfrica, con 3 hoteles de lujo: The Table Bay en Ciudad del Cabo; The Palace, en el resort Sun City y The Royal Livingstone, en Zambia, emplazado a unos minutos de las Cataratas Victoria. Cómo llegar: Desde Madrid, IBERIA ofrece 5 vuelos semanales a Johannesburgo con una duración aproximada de 10 horas. Sudáfrica disfruta del mismo uso horario con respecto a España de marzo a octubre y sólo tiene una hora más de diferencia de octubre a marzo por lo que es un destino sin jet-lag. No se exige ningún certificado de vacunación ni visado para la entrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.