Hamburgo, ciudad cosmopolita, perfecta para vivir


Hamburgo es una hermosa ciudad del norte de Alemania; dominada por el verde de sus bosques y el azul de sus lagos, es considerada una de las ciudades de Alemania más atractivas para el visitante ocasional. Es la segunda ciudad más poblada en Alemania tras Berlín y su puerto el segundo más grande de Europa, tras el de Rotterdam (Holanda). Ciudad-estado y uno de los dieciséis estados federados de Alemania, cuenta con un origen que se remonta al año 808 d.C., cuando Carlomagno ordena construir el castillo Hammaburg, desde el que se vigilaba la zona al norte del río Elba.

Hamburgo es moderna y cosmopolita, plena de contrastes. Cada rincón es diferente, pero todo se integra de una manera muy armoniosa. Amante de la naturaleza, el centro de la ciudad yace junto a un lago, el Alster. La parte más grande, que se denomina Außenalster (Alster exterior) y ocupa 160 hectáreas, es un paraíso para los practicantes de deportes acuáticos (vela sobre todo). Es sin duda, el lugar de descanso preferido por los habitantes de Hamburgo. El Binnenalster (Alster interior) es la parte del lago más pequeña, situada en el corazón de la ciudad y se encuentra rodeada de cafés, tiendas y de la exclusiva calle Jungfernstieg. Realizamos un histórico paseo para deambular por la actual calle comercial, punto de mira en el centro de la ciudad hanseática.

El origen del nombre de la calle es muy curioso. Antiguamente, las familias más adineradas se paseaban por la Jungfernstieg con sus hijas, con la esperanza de encontrar un joven «adecuado» para la señorita (jungfer). Hoy en día, sus edificios, tanto históricos como modernos, albergan los mejores hoteles de la ciudad, bancos y comercios, así como el Europa Passage, uno de los centros comerciales más elegantes de la ciudad.

Un paseo por la parte antigua de la ciudad nos lleva a un tiempo en el que los comerciantes hacían grandes fortunas con los negocios de café, té y especias. Buen ejemplo es la calle Cremon, con la famosa Casa de Chile. O la Deichstraße, una antigua calle comercial con edificios de hace tres siglos y excelentes restaurantes. Está claro que cualquier visita a Hamburgo debe incluir necesariamente una excursión por el puerto, empezando por los embarcaderos. Muy cerca se encuentra el Antiguo Túnel del Elba; un edificio en forma de cúpula que tiene cuatro grandes ascensores que, desde 1911, bajan casi 24 metros de altura para transportar a personas y vehículos al interior del túnel. Después de un pequeño paseo bajo el Elba se vuelve a salir a la luz del día en Steinwerder. No apto para claustrofóbicos.

Las panorámicas del Elba con las vistas hacia el Hafenrand, la iglesia St. Michaelis (la «Michel») y los tres históricos barcos-museo del puerto son muy bonitas. Otra visita imprescindible tiene que ser al mercado de pescado de Altona. Todos los domingos de madrugada se subasta pescado recién traído del mar; una experiencia inolvidable marcada por unos personajes muy peculiares.

Para los amantes de la música y los Beatles hay que recordar que a principios de los años 60, el grupo de Liverpool actuó varias veces en el legendario Star-Club. En el barrio de St. Pauli se levanta un monumento en honor a Lennon, Harrison, Starr y McCartney: un precioso tocadiscos gigante que ya seamos fans o no de los Beatles vamos a admirar.

La «ciudad almacén de Hamburgo», Speicherstadt, es el mayor complejo de almacenes del mundo. Impresiona solo con verlo en la distancia. Extravagantes frontones y torres, callejuelas torcidas, gruesas murallas y puertas increíblemente grandes almacenan valiosos productos como café, té, cacao, especias, tabaco, alfombras, utensilios electrónicos, etc. La ciudad almacén se levantó entre 1885 – 1927 sobre la Brookinseln, hoy entre Baumwall y Deichtorhallen.

Destacamos el almacén de alfombras de Oriente más grande del mundo. La Speicherstadt es una de las principales atracciones durante el gran recorrido turístico en barco por el puerto. Muy recomendable sobre todo al atardecer.

Otro lugar de interés es el edificio Dockland, de seis plantas de longitud, a orillas del Elba. Destaca entre los edificios más extraordinarios de Hamburgo por ser una construcción inclinada de este a oeste, adoptando la forma de un paralelogramo. Sobresale como la proa de un barco 40 m hacia el interior del Elba. Por medio de una escalera suspendida en el aire se accede a la plataforma panorámica abierta al público en la sexta planta, desde donde se obtiene una vista impresionante sobre el Elba y Hamburgo. Otra particularidad son los dos ascensores transparentes inclinados que conducen a cada una de las plantas.

El emblema de Hamburgo es la Iglesia de San Miguel, el “Michel”. Es la iglesia barroca más importante del norte de Alemania y uno de los mayores faros del mundo. Nos cuentan que durante muchos años el “Michel” sirvió de orientación a los barcos que llegaban por el Elba. La torre de la iglesia tiene 132 metros de altura y casi 450 peldaños. Desde la plataforma panorámica se pueden disfrutar de espléndidas vistas, especialmente de noche. Digna de admiración es la nave de 52 metros de longitud con su inmenso altar de 20 metros de altura y el reloj de torre más grande de Alemania, cuyas agujas pesan 130 kilos.

El Ayuntamiento de Hamburgo, construido entre 1886 y 1897 en estilo neo-renacentista es uno de los edificios del Parlamento y del Gobierno más impresionantes de Alemania; es el principal orgullo de la ciudad. Situado en una zona céntrica, entre los ríos Alster y Elba, es, con cerca de 650 habitaciones, más grande que el Palacio de Buckingham. Este edificio de granito y arenisca de tres alas, tiene una fachada de 112 metros de ancho lujosamente decorada, una majestuosa torre que se alza hasta una altura de 112 metros, y un precioso tejado recubierto de cobre. En la fachada que da a la Plaza del Ayuntamiento, descansan en los hornacinas entre las ventanas las esculturas en bronce de 20 reyes y emperadores del antiguo Imperio alemán, desde Carlomagno hasta Francisco II.

Por la noche tenemos que visitar el barrio de St. Pauli. A lo largo de la calle donde antiguamente se confeccionaban los cabos de los barcos (Reepe), se han establecido numerosas tascas, pubs, bares, discotecas, cafeterías y clubes para todos los gustos. Un buen lugar para terminar nuestra visita a esta encantadora ciudad del norte de Alemania.

Cómo llegar

El Aeropuerto de Hamburgo se encuentra a tan sólo 9 km. al norte de la ciudad. El trayecto desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad es de aproximadamente 25 minutos. HVV es el organismo responsable del sistema de ferries, autobuses, trenes regionales y urbanos de la ciudad. Los medios más utilizados de la ciudad son las redes de S-Bahn, trenes de superficie, y los U-Bahn, metros.

Dónde alojarse
NH Hamburg City
El NH Hamburg City tiene una ubicación ideal para personas en viaje de placer o de negocios. El Centro de congresos y exposiciones está a tan sólo 300 metros del hotel y numerosas empresas tienen su sede en los alrededores. Además, numerosas atracciones culturales, como los teatros de musicales, el puerto y la Reeperbahn, están a poca distancia. El hotel también está cerca de la estación del metro y a sólo unas paradas de la principal estación de tren.

119 espaciosas suites con mobiliario moderno y una atmósfera muy acogedora nos esperan. Buen desayuno buffet cada mañana en la acogedora atmósfera del restaurante. Hay sauna, baño de vapor, dos ergobicicletas y un solárium con vistas a los tejados de Hamburgo.

Web: https://www.nh-hoteles.es/hotel/nh-collection-wien-zentrum

Dónde comer
Brook
Bei den Mühren 91 D – 20457 Hamburg
Tel. (040) 37503128
E-mail: lschablinski@web.de
Sito web: http://www.restaurant-brook.de

Casse-Croûte
Büschstr. 2 D – 20354 Hamburg
Tel. (040) 343373
E-mail: info@casse-croute.de
Sito web: http://www.cassecroute.de

Nuestro agradecimiento a la Oficina Nacional Alemana de Turismo

Quizá también te guste...