Hotel Fontecruz Cáceres, paz entre cigüeñas.


A corta distancia de Cáceres (tan sólo tres kilómetros) y custodiado por cigüeñas, las aves que son el símbolo de la comunidad de Extremadura, nos da la bienvenida al Hotel Fontecruz Cáceres, un antiguo cortijo del siglo XVII transformado en hotel y spa inaugurado en el año 2007 que cuenta con 46 habitaciones & suites, incluyendo 4 suites dúplex y un completo Club SPA con carta de tratamientos.

Desde la primavera varias parejas de cigüeñas anidan en la finca, junto al edificio principal, y su crotorar hace que nuestro vínculo con la naturaleza, olvidado para muchos de los visitantes que vienen de grandes ciudades, se renueve, preparando el espíritu para disfrutar de la tranquilidad que aquí habita.

Para los urbanitas que quieren huir de su ritmo sin compás cotidiano sin por ello olvidarse de la comodidad a la que ya están acostumbrados, este hotel es perfecto. La vista del visitante acostumbrada a mirar sólo en distancias cortas se ensancha y se pierde en el amplio horizonte, la respiración se hace más profunda y una sensación de reencuentro con la tierra se hace constante cuando paseamos por la finca. Las cigüeñas nos acompañan en el camino, la ligereza del vuelo nos invitan a hacer lo mismo: relajarse y dejarse llevar para aprovechar al máximo la estancia.

¿Quieres leer el reportaje completo? Visita www.gulliveria.com

Quizá también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.