INGLATERRA SOBRE PEDALES.

La bicicleta es una de las mejores formas de disfrutar de la Inglaterra auténtica: no hace un calor asfixiante, no hay colas ni atascos, te ahorras la gasolina, el parking… ¿Te atreves con los 250km de la de la prueba Olímpica de Ciclismo de Ruta? Si te resulta excesivo, te proponemos 10 alternativas mucho más relajadas y «deliciosas» para que te vayas entrenando.
El comité encargado de organizar los JJOO de 2012 ya ha publicado el itinerario que recorrerá los 250km de la prueba de ciclismo en ruta. El recorrido no podría ser más seductor: Palacio de Buckingham, Natural History Museum, Richmond Park, Hampton Court Palace, Surrey… Todo depende del tiempo y de las ganas que uno tenga, pero si te parece demasiado, Matt Carroll ha escogido para nosotros 10 de las 60 maravillosas rutas publicadas en su libro Escape Routes.

De Tavistock a Horndon, 22 km, Parque Nacional de Dartmoor, Suroeste de Inglaterra
Puede que pasar la noche en la taquilla de una estación de trenes no parezca el colmo del lujo, a menos que sea en la estación Old Tavistock Railway Station, donde no para ningún tren desde los ’60 y que ha sido transformada en casitas de lujo para vacaciones.

Los paseos en bicicleta por los alrededores también son de cinco estrellas. Al salir de la ciudad apenas se tarda unos minutos en llegar a The Trout and Tipple, un pub de toda la vida y ambiente rústico, en el que tomarse un tentempié para poder seguir pedaleando hasta Dartmoor.

El trayecto se compone de pequeñas calles laberínticas y arroyos susurrantes hasta llegar a Mary Tavy, donde disfrutar de un merecido descanso y un aperitivo en el Elephant’s Nest.

El camino de vuelta a casa transcurre entre verdes pastos y arbustos que parecen sacados de un poema de Thomas Hardy.

– Un alto en el camino: El mercado Tavistock Pannier Market está a cinco minutos andando de la estación y lleva abierto desde el año 1105. En él podrás comprar de todo, desde plantas a bolsos. Además, tiene una cafetería realmente buena (Dukes).
– Dónde comer: The Elephant’s Nest tiene un menú para chuparse los dedos, suelos antiguos de madera y un jardín con vistas.
– Dónde dormir: Old Tavistock Railway Station Cottages. Los edificios de la estación han sido transformados en lujosas casitas, cada cual más apetecible.
– Alquiler de bicicletas: Tavistock Cycles

De Tetbury a Sherston, 21 km, Cotswold, Suroeste de Inglaterra
Al salir de Tetbury todo son tranquilos caminos rurales. Los amantes de los pubs rústicos y buena cerveza no tienen más que pedalear hacia la iglesia y bajar la cuesta que lleva al puente Bath Bridge.

Envuelto en el aroma del verano y de la hierba fresca, se tarda unos minutos en llegar a la diminuta aldea de Shipton Moyne, por donde sólo circula algún tractor despistado. Aquí se encuentra el pub Cat and Custard Pot, que sirve la cerveza Wadworth 6X, procedente de la fábrica de cerveza de la vecina Trowbridge. En verano se puede sacar la cerveza a la calle y ver pasar a los aldeanos a caballo.

El siguiente pueblo es Easton Grey, por el que no pasa el tiempo, y la siguiente parada, Sherston, donde la posada Rattlebone Inn sirve salchichas con puré de cebollas dulces desde el siglo XVI.

Tras la comida, es hora de ir a Westonbirt Arboretum, un pueblo que en primavera se tiñe de blanco, rosa y violeta. Después continuamos rumbo al hotel Hare and Hounds, en el que preparan la mejor tarta de limón del mundo. Ánimo, que sólo te quedan 5km de vuelta a Tetbury.

– Un alto en el camino: Los paseos por Westonbirt Arboretum, cuyos senderos serpentean y se entrecruzan en uno de los bosques con mayor diversidad de árboles del mundo.
– Dónde comer y dormir: The Priory Inn lo tiene todo: cerveza fría, deliciosas especialidades locales y habitaciones muy acogedoras.
– Alquiler de bicicletas: Go-By-Cycle

De Aldbury a Frithsden, 24 km, Noroeste de Londres
Esta ruta enamora con sus dos pubs de postal, bosques inolvidables y un camino de sirga junto al canal. Está muy cerca de Londres y tiene un poco de todo, incluso un pequeño viñedo escondido en un valle. Desde la posada The Greyhound Inn, en Aldbury, basta con escalar las calles hasta dejar atrás el pueblo. Cuesta abajo, la bicicleta prácticamente le lleva a uno a The Alford Arms. Nada como una ración de cordero asado con ajo y romero para reponer fuerzas. La ruta de después de comer atraviesa Berkhamsted y sigue por el canal, junto a coloridas embarcaciones, antes de volver a Greyhound. Para entonces, será la hora de otra deliciosa comida.

– Un alto en el camino: El monumento Bridgewater en Ashridge Estate. Hay que pedalear hasta la cima para disfrutarlo en todo su esplendor y poder sacar las mejores fotos de los Chilterns.
– Dónde comer y dormir: La encantadora posada Greyhound Inn cuenta con ocho habitaciones y un fabuloso menú, en el que destaca el risotto con menta y guisantes.
– Alquiler de bicicletas: Mountain Mania Cycles

De Old Wives Lees a Faversham, 25,5 km, Canterbury, Sureste de Inglaterra
A los cinco minutos de haber dejado atrás la exquisita cabaña Pond Cottage se llega a un bosque digno de un cuento de Lewis Carroll. El suelo es una alfombra de campanillas azules, los pájaros cantan, las ardillas corretean de árbol en árbol. Es tan bucólico que parece que la cosa no se puede poner mejor. Pues lo hace, ¡porque también hay un pub! Sirven cervezas locales difíciles de olvidar y un vino que da ganas de relamer la copa. El pub Rose & Crown está rodeado de senderos, y los dueños, Vanessa y Tim, son extremadamente amables.

De vuelta al sillín, los campos de flores amarillas de Sheldwich nos acompañan hasta llegar a Painters Forstall, un lugar en el que parar a descansar y visitar la sidrería familiar Pawley Farm.

Es hora de seguir rumbo a Faversham, el pueblo donde el buen comer se eleva a la categoría de arte. El mercado medieval huele a té, a pastas, a carne asada y otras delicias de los pubs y restaurantes cercanos. A la jornada sólo le quedan unos pocos kilómetros de vuelta a Pond Cottage ¿A alguien le apetece un baño de espuma?

– Un alto en el camino: La familia Macey lleva décadas produciendo sidra de excepcional calidad en Pawley Farm (01795 532043). También ofrecen una degustación con visita guiada y en primavera da gusto contemplar los manzanos en flor.
– Dónde comer y dormir: The Purple Peach es una colorida cafetería de Faversham en la que sirven unas meriendas estupendas, té inglés de verdad, y exquisitos bizcochos y pasteles caseros.
– Alquiler de bicicletas: Downland Cycles

Del priorato de Butley a Orford, 30 km, Suffolk, Sureste de Inglaterra
Cuando uno levanta la vista hacia las ventanas góticas del priorato de Butley, lo único que echa en falta es una Rapunzel de East Anglia con sus trenzas largas al viento. La piedra ornamentada con cotas de armas, arcos y gárgolas, es el comienzo de un fin de semana de cuento de hadas.

El viaje a Orford comienza en una carretera fácil y tranquila, rodeada de pinos. Por entre las ramas se filtran suaves rayos de sol y pronto los pinos ceden su lugar al rojo de las amapolas. Este increíble paisaje es Mill Lane.

En un abrir y cerrar de ojos se llega a Orford. Aquí se encuentran varios de mis restaurantes favoritos, como el Butley Orford Oysterage, especializado en marisco fresco procedente del estuario que está a escasos metros de la cocina.

Es el momento de atravesar los campos dorados de cereales de Iken y el vergel de Tunstall Forest. Si todo va según lo previsto, estaremos de vuelta en el priorato al atardecer. Los ingleses dicen que es una hora mágica, y aquí, hasta los más escépticos sentirán la magia.

– Un alto en el camino: Las vistas a la campiña de Suffolk desde las almenas del castillo de Orford son para llorar de emoción. Siempre queda la socorrida excusa de la brizna en el ojo…
– Dónde comer: Escondido cerca de la plaza del mercado está el Crown and Castle. Sirven la mejor langosta y el mejor marisco de Orford.
– Dónde dormir: Sin duda, en el priorato de Butley. Cuando se abren las enormes puertas francesas que llevan al jardín, el aire se impregna de aroma a lavanda y flores silvestres. Es el mejor momento para sentarse a disfrutar una taza de té.
– Alquiler de bicicletas: Friends Garage (+44 (0) 1394 450239).

De Shottle a Carsington Water, 33 km, centro de Inglaterra
De camino a Dannah Farm nos acompañarán los campos escalonados del valle de Ecclesbourne. Es tentador sacar la cámara de fotos, pero compensa aguantar un poco más, es mejor esperar hasta llegar a Alport Height, a unos dos kilómetros. En un día de cielos despejados, se puede ver a casi a 100 kilómetros a la redonda. Las vistas mejoran cada segundo en el descenso y en breve aparece el carril bici que conduce a Brassington. A estas horas suele haber ya hambre, y nada para saciarla como una generosa ración de fidget pie – una suculenta combinación de jamón, queso y patata- en la posada Ye Olde Gate Inn.

Conviene descansar un poco antes de volver a montarse en la bici. La ruta continúa por Carsington Water, por donde se ven ovejas que pastan tranquilamente en las colinas. Luego comienza el ascenso al lado opuesto del valle. Pero antes hay que darse la vuelta y despedirse del paisaje.

Por aquí pasa tan poca gente que a la vuelta es fácil ver las huellas que han dejado las ruedas de la bicicleta.

Pedalear cuesta arriba de vuelta a Dannah no es para ciclistas novatos pero la recompensa es una tarde en el spa sin hacer nada.

– Un alto en el camino: En Carsington Water se puede navegar, remar en kayak, hacer windsurf, practicar la escalada… O simplemente tomar una taza de café mirando los Picos. No hacer nada es un lujo que no saboreamos muy a menudo…
– Dónde comer y dormir: En Dannah Farm, Joan, la dueña, ofrece té y tarta a sus huéspedes tan pronto llegan a recepción ¿Verdad que da gusto que lo reciban a uno así? Hay diez habitaciones distintas para elegir, y algunas tienen bañera con hidromasaje.
– Alquiler de bicicletas: Carsington Sports & Leisure Cycle Hire.

De Arnside a Leighton Hall, 18 km, Lancashire, Noroeste
Para disfrutar de las vistas no es necesario salir del B&B. Sentado en el vestíbulo de Number 43, en Arnside, vaso de vino en mano, uno tiene a sus pies la bahía de Morecambe. Incluso se puede ver el Old Man of Coniston (el punto más alto de Coniston Fells), que está a más de 64 km.

Arnside fue hecho para recorrerlo en bicicleta: de repente estamos junto a un lago, de repente estamos en un sendero desierto. A pocos kilómetros del B&B está la posada New Inn, en Yealand Conyers, irse de allí sin probar los langostinos fritos con ensalada de cítricos es perderse una de las maravillas gastronómicas de la región.

A medio camino hay un claro en un bosque de robles centenarios. Desde allí se ve el fondo del valle, revestido de distintos tonos de verde y a lo lejos, las puertas de Leighton Hall. Un descanso, una taza de té y de vuelta a Arnside. Con un poco de suerte, llegaremos a tiempo de ver la puesta de sol desde la bahía.

– Un alto en el camino: Nada de viejos caserones en los que no se puede ni respirar por miedo a romper algo. En Leighton Hall los huéspedes pueden jugar en el césped y tocar al piano. Sirven un té fantástico.
– Dónde comer: Nada como una comida casera para sentirse como nuevo y si encima hay una chimenea cerca en la que acurrucarse tras el festín, mejor que mejor. Ye Olde Fighting Cocks.
– Dónde dormir: Number 43 es un B&B muy chic, tanto, que da la impresión de ser un hotel de cinco estrellas. El dueño, Lesley, ofrece a sus huéspedes quesos y fiambres a su llegada, junto con una copa de vino orgánico (¡que no da jaqueca!).
– Alquiler de bicicletas: Leisure Lakes Bikes.

De East Witton a Jervaulx Abbey, 18 km, Yorkshire Dales, Norte de Inglaterra
Una visita a East Witton es como viajar al pasado sin máquina del tiempo. Basta con cruzar el umbral del Blue Lion para regresar a la Inglaterra de hace 200 años. Vamos, que no le sorprendería a nadie ver entrar a un cochero que se ha perdido entre 1789 y el 2011. Los paisajes de East Witton tampoco han cambiado desde entonces. Hay un puente de piedra tan estrecho que apenas cabe un coche y campos y más campos que huelen a tierra recién labrada, de un color tan intenso que recuerdan a un helado de chocolate. En High Jervaulx Farm, que está a unos pocos minutos, tienen 35 sabores de helado distintos y todos están elaborados con la nata de la leche de las vacas que pastan alegremente alrededor de la granja.

De vuelta a East Witton, es imperativo tomarse cinco minutos para respirar la solemnidad de las ruinas de la abadía de Jervaulx. Data del año 1156, y a su lado, el Blue Lion parece un edificio moderno.

– Un alto en el camino: La granja High Jervaulx Farm es el paraíso de los amantes del helado y además, sirven una tarta de queso y frambuesa que no tiene comparación.
– Dónde comer y dormir: El Blue Lion ofrece 12 habitaciones con estilo propio, comida de calidad y un ambiente inigualable ¿Se puede pedir más?
– Alquiler de bicicletas: Dales Mountain Biking.

De Lakeside a Near Sawrey, 24 km, Distrito de los Lagos, Noroeste de Inglaterra
Nos despedimos de The Knoll, un pequeño B&B con todo el lujo de un hotel pero a precios de pensión. La bicicleta sigue la orilla del lago Windermere y en unos minutos pasaremos junto a Stott Park, una antigua fábrica de bobinas que mantuvo en funcionamiento la industria textil de Lancashire durante la era dorada de la revolución industrial. Sus chimeneas sobresalen por entre las copas de los árboles, un extraño monumento a la producción en masa. Algo en lo que pensar mientras seguimos pedaleando hacia un sendero escondido junto al lago. Es apenas una estrecha franja de asfalto rodeada de verde, que conduce al caserío de Far Sawrey. Existen dos opciones: a) un momento de gratificación inmediata en el hotel Sawrey; o, b) girar a la izquierda y seguir cuesta abajo hasta Tower Bank Arms, en Near Sawrey. Yo suelo optar por la opción b) porque preparan una paletilla de cordero que se derrite en la boca.

– Un alto en el camino: Hill Top es la granja que Beatrix Potter adquirió con la venta de sus primeros libros. Da la impresión de que la señorita Potter acaba de salir a dar una vuelta y se ha dejado los bocetos de sus encantadores personajes esparcidos por la habitación.
– Dónde comer y dormir: The Knoll ofrece habitaciones elegantes, fantásticos sofás y un menú de ensueño. La velada empieza con un gin tonic y la guinda al pastel la pone la sopa de manzana y rábano a las mil especias.
– Alquiler de bicicletas: Country Lanes.

De Craster a Alnmouth, 26 km, Northumberland, Noreste de Inglaterra
Se suele tardar bastante en recorrer el camino de la costa que va de Craster a Alnmouth. No porque sea especialmente difícil, sino porque es inevitable parar cada cinco minutos a hacer una foto. Es así de bonito.

Esta ruta comienza en la aldea pesquera de Craster, donde el aire huele a pescado ahumado y el muelle está salpicado de trampas para langostas. Tras subir la colina y cruzar la muralla, hay que girar a la izquierda e incorporarse a la carretera de la costa que lleva a Alnmouth.

Es un trayecto rápido, al menos hasta que se llega a la cima del acantilado. Da la impresión de que todo el mar del Norte está allí para el disfrute de nuestros ojos. Las blancas crestas de las olas sonríen con picardía y la cámara suplica que la saquemos del bolsillo. Es imposible resistirse a hacer unas cuantas fotos.

Cuesta abajo, nos deslizamos hasta Alnmouth. La buena noticia es que uno se puede pasar toda la tarde en la playa.

– Un alto en el camino: La playa de Alnmouth Beach tiene tres zonas de arena dorada. Mi favorita es la que comienza en el extremo sur del río. Es amplia y muy tranquila.
– Dónde comer: The Sun Inn sirve el excepcional salmón ahumado de Craster acompañado de una deliciosa salsa de vino blanco. También tiene cuatro encantadoras habitaciones para pasar la noche, porque a veces no apetece pedalear con el estómago lleno.
– Dónde dormir: La cabaña Sea Breeze Cottage, en Craster, ofrece a sus huéspedes tres habitaciones con vistas de 180º del tramo que va desde la costa hasta el castillo de Dunstanburgh. Mi reino por una de esas puestas de sol.
– Alquiler de bicicletas: Pedal Power.

Para más información www.visitbritain.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.