La Declaración de San Marino hace un llamamiento en favor de la accesibilidad universal en el turismo


Incorporar la accesibilidad universal en todos los componentes de la cadena de valor del turismo es la principal petición que formula la Declaración de San Marino sobre Turismo Accesible, adoptada en la primera Conferencia de la OMT sobre Turismo Accesible en Europa (San Marino, 19-20 de noviembre de 2014).

La Primera Conferencia de la OMT sobre Turismo Accesible en Europa abordó cómo mejorar la calidad, la sostenibilidad y la competitividad  en el turismo accesible, centrándose en particular en el patrimonio cultural y el uso de las tecnologías «inteligentes». Aumentar la accesibilidad del turismo beneficia a las personas con discapacidad y con necesidades especiales, y a la vez abre importantes oportunidades económicas para el sector.

omt«El turismo accesible para todos ocupa uno de los primeros puestos en la lista de desafíos éticos que hemos detectado y que requieren nuestra atención permanente y nuestra guía», afirmó el Presidente del Comité Mundial de Ética del Turismo, Pascal Lamy, al inaugurar la Conferencia. «Defender y promover el acceso universal en los viajes y el turismo es una cuestión de derechos y una cuestión de ética, una cuestión de calidad y de respeto, de libertad y de no discriminación», agregó.

Haciéndose eco del derecho legítimo de las personas con discapacidad a acceder a las actividades turísticas, reconocido por las Naciones Unidas, se adoptó por unanimidad la Declaración de San Marino sobre Turismo Accesible, en la que se hace un llamamiento a todas las partes interesadas a que garanticen la accesibilidad universal en todos los componentes de la cadena de valor del turismo, entre ellos el entorno físico, el sistema de transporte y los canales de información y comunicación, así como a que impulsen o refuercen alianzas público-privadas y otras formas de cooperación entre entidades que trabajen en el ámbito de la accesibilidad universal.

El Secretario General de la OMT, Taleb Rifai, subrayó que «las personas con discapacidad y con necesidades especiales deberían poder participar activamente en el turismo, exactamente igual que cualquier otro viajero. Se han dado grandes pasos para mejorar la accesibilidad del turismo, especialmente en Europa, pero todavía hay muchas oportunidades que se pueden aprovechar. La accesibilidad para todos depende en gran medida de la voluntad de todos los actores de trabajar juntos, y nosotros, en la OMT, seguimos decididos a llevar adelante esta agenda fundamental y a aplicar los cambios necesarios junto con nuestros socios».

Refiriéndose a las características morfológicas de la empinada ciudad medieval de San Marino, el Ministro de Turismo, Teodoro Lonfernini, señaló que «San Marino está haciendo cuanto está en su mano para hacer accesible su territorio al mayor número posible de visitantes e intenta a la vez ofrecer una experiencia de viaje auténtica a las personas con necesidades especiales», a lo que agregó que «si un país como la República de San Marino puede conseguirlo, otros muchos Estados deberían poder seguir el mismo camino».

La Conferencia fue organizada conjuntamente por la OMT y el Gobierno de la República de San Marino, en colaboración con Village for All (V4A) y la Fundación ONCE (España).

Quizá también te guste...