Nace la marca turistica «Bosques de brujas y bandoleros»


Pese a lo que pueda parecer, la historia del bandolerismo y la brujería comparten denominadores que justifican su tratamiento en común. En efecto, comparten espacio y tiempo: ambos viven el momento de mayor intensidad en la Catalunya interior de los siglos XVI y XVII y surgen de una época de decadencia económica.

Los pueblos que forman la nueva marca turística Bosques de Brujas y Bandoleros cuentan en su historia y paisaje con episodios clave del bandolerismo y la brujería de la Catalunya barroca. Son Arbúcies (comarca de la Selva), Sant Hilari Sacalm (la Selva), Viladrau (Osona), Olost (Osona-Lluçanès) y Sant Feliu Sasserra (el Bages-Lluçanès); todas ellas poblaciones pequeñas y muy ligadas a las zonas boscosas que las rodean.

Los cinco municipios que han llevado a cabo la creación de la nueva marca Bosques de Brujas y Bandoleros forman parte de la Catalunya interior. Están situados en un radio de unos 50 km y muy bien comunicados a través del Eix Transversal (carretera C-25), la vía rápida que vertebra Catalunya de Este a Oeste y nos acerca a Lleida y Girona. Por otro lado, se accede rápidamente también desde Barcelona a través de la carretera C-17.

Este emplazamiento es justamente uno de los grandes atractivos de la oferta Bosques de Brujas y Bandoleros, ya que se trata de zonas rurales y montañosas que en la mayoría de los casos han permanecido ajenas de los circuitos turísticos más transitados. La exuberancia de los macizos naturales del Montseny y las Guilleries, y la armonía paisajística de la comarca natural del Lluçanès hacen de esta nueva marca una oferta de gran potencial turístico.

La marca Bosques de Brujas y Bandoleros tiene por objetivo dinamizar el incipiente sector turístico de esta zona interior de Catalunya, potenciando su rico patrimonio natural e histórico a través de nuevos productos turísticos que puedan resultar atractivos a una amplia franja de públicos bajo las premisas de la sostenibilidad pero sin renunciar a la calidad.

El proyecto ha mejorado y adecuado una serie de equipamientos turísticos para atender las necesidades de información y asesoramiento turístico del visitante. Los programas museológicos están centrados, como es lógico, en explicar los fenómenos de la brujería y del bandolerismo en el contexto de una época determinada, la Catalunya del barroco, y un espacio concreto, los bosques del Montseny, las Guilleries y el Lluçanès.

A su vez, y con la voluntad de dar a conocer el territorio y sus bosques -escenario de los episodios de brujería y bandolerismo de la zona- la marca Bosques de Brujas y Bandoleros ha adecuado y señalizado una serie de itinerarios rurales para la práctica de senderismo y cicloturismo, que se convertirán en una nueva oferta de turismo activo y familiar al alcance de todos los públicos.

Por otra parte, en las cinco poblaciones se celebran eventos relacionados con las mismas temáticas: Feria de las Brujas en Sant Feliu Sasserra, Verano Bandolero y El Baile de Brujas en Viladrau, El Embrujo y ¡Vuelve Serrallonga! en Sant Hilari Sacalm, la Feria de Rocaguinarda en Olost o la Feria Tierra de Brujas y Bandoleros en Arbúcies son los principales y conforman un calendario temático de eventos que discurre a lo largo de la mayor parte de la temporada turística.

Finalmente, se ha elaborado y se está ejecutando un plan de comunicación y promoción con el apoyo de las Diputaciones de Girona y Barcelona que contribuirá a la comercialización de los productos y atractivos turísticos creados desde el territorio a través de un sitio web especialmente concebido para ello.

La iniciativa de construir la marca turística Bosques de Brujas y Bandoleros nace del mutuo acuerdo entre cinco pequeños municipios de la Catalunya interior, en las provincias de Girona y Barcelona: Arbúcies, Sant Hilari Sacalm, Viladrau, Olost y Sant Feliu Sasserra. Pese a pertenecer a provincias y comarcas diversas, el profundo convencimiento de compartir un pasado con muchos nexos y un territorio similar logró superar barreras y conseguir el apoyo institucional necesario para llevar a cabo un proyecto de notable envergadura.

Así se desarrolló el Plan de Competitividad Turística Bosques de Brujas y Bandoleros, del que forman parte los cinco municipios, además del Instituto de Turismo de España (Turespaña) y el Departament d’Empresa i Ocupació de la Generalitat de Catalunya. El objetivo último del Plan es la dinamización económico y turística de una zona de gran riqueza patrimonial a través de una propuesta de turismo sostenible y de calidad.

Quizá también te guste...