Shutter Island, un thriller claustrofóbico.

Estrenada en el pasado Festival Internacional de Cine de Berlín, «SHUTTER ISLAND» de Martin Scorsese es un thriller por momentos brillante, protagonizado por Leonardo DiCaprio.
La película transcurre entre ensoñaciones, ambientes claustrofóbicos, remordimientos y un hilo de intranquilidad casi permanente. Estamos en 1954, dos agentes son destinados al hospital psiquiátrico Ashecliffe, en una isla de la bahía de Boston para investigar la desaparición de una «paciente». El hospital es en realidad un centro penitenciario donde el doctor Cawley (Ben Kingsley) tiene unos métodos nada convencionales. La presencia de los agentes no es casual y todo parece predestinado, imaginado, guionado.

Poco a poco, la deriva emocional del agente Teddy Daniels (DiCaprio) va llenando la pantalla y su degradación psicológica envuelve a la película en un halo desasosegante. El final es digno de las mejores películas de Scorsese.

Basada en la excelente novela de Dennis Lehane, cuenta con un magnífico guión de Laeta Kalogridis. Con un metraje quizá excesivo, «Shutter Island» arrasó en su estreno norteamericano con 40,2 millones de dólares, la mejor cifra obtenida jamás por Scorsese. Scorsese y el actor se reencuentran aquí después de «The Departed», «The Aviator» (2004) y «Gangs of New York» (2002), en un proyecto en el que también participan Ben Kingsley, Mark Ruffalo y Michelle Williams. Nos encontramos ante una buena película que confirma una vez más la simbiosis entre Director y Actor (con mayúsculas): Scorsese y DiCaprio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.