Durante estas vacaciones, se imponen el turismo rural y las escapadas cortas y económicas.

Durante este verano nuestras vacaciones serán más cortas, más cercanas y presumiblemente en un hotel rural. Ésta es la radiografía que el programa de fidelización Travel Club extrae tras analizar los datos de los socios que cada año utilizan sus puntos para viajar. Con 6 millones de hogares asociados, Travel Club, cuenta con una presencia de más del 40% de la población, lo que supone un excelente barómetro para testar las últimas tendencias en consumo y ocio entre los españoles. A este respecto, su Director General, Javier Ibarra, indica que “la incertidumbre económica está obligando a los consumidores a adaptarse a una nueva situación, donde es necesario un mayor control del presupuesto familiar. En este sentido, en Travel Club hemos detectado que nuestros socios valoran especialmente la posibilidad de canjear sus puntos por viajes para, en la medida de los posible, abaratar sus vacaciones”.

El turismo rural, la gran alternativa
Desde el año pasado, Travel Club viene notando un cambio en la tendencia de destinos vacacionales. Si hace un par de años los españoles aprovechaban el verano para ir al Caribe u otros países lejanos, la actual situación económica nos ha obligado a decantarnos por destinos nacionales con una duración menor. Y es precisamente en este sentido donde es notoria la predilección de los socios Travel Club por los hoteles rurales. Aunque en el último año esta tendencia ha ido captando adeptos poco a poco, no ha sido hasta ahora cuando se ha producido un marcado aumento del turismo rural frente al turismo tradicional. De hecho, la demanda de este tipo de hoteles está creciendo a un ritmo de más del 100%.

Parques temáticos y balnearios urbanos, el consuelo de los que se quedan
Y entre los que no tendrán la buena suerte de permitirse ir de vacaciones, desde Travel Club se detecta un incremento de hasta un 67,85% en la solicitud de entradas para acudir a parques temáticos, naturales o de ocio. Sin duda, una alternativa muy atractiva para escapar de la rutina al menos durante un día y disfrutar en familia.

También nos encontramos con un aumento del 51,56% en las visitas a balnearios para liberar el estrés cotidiano sin que los bolsillos se resientan demasiado.

En cuanto a la reserva en restaurantes, llama la atención el crecimiento de las reservas de almuerzos en Paradores, convirtiéndose en una excelente oportunidad de disfrutar de deliciosas propuestas gastronómicas en un entorno idílico. Un 76,75% de las reservas en Paradores añaden esta opción, lo que supone un incremento del 22,94% con respecto al mismo período del año pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.